Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 17 de Agosto 2022
UnidadInvestigación
| | |

Todos contra el abuso infantil

FOTO: Especial

FOTO: Especial

05 de Julio 2022

Si un niño se atreve a decir todo lo que pasó, de ser víctima, entonces como adultos hay que creerles a los niños, refiere Ramos

 

Claudia Olinda Morán

Mas allá de las cifras sobre el abuso sexual infantil, es la educación, la denuncia y el cuidado lo que puede evitar ser víctima de la agresión sexual, en su caso denunciar y por último sanar las heridad de la infancia.

En entrevista para Sexto Día, Gabriela Ramos Castañeda, Subprocuradora de la Pronnif y Cristian Reyven Encina Camacho, realizador de un video contra el abuso sexual infantil hablan de cómo desde nombrar a las partes del cuerpo por su nombre, hablar del tema en canciones, y siempre creer en lo que dicen los niños y adolescentes, es el mejor cerco contra los depredadores sexuales.

Para la subprocuradora Gabriela Ramos, una mujer que empezó como policía su carrera en la protección de los derechos de la infancia, que no se hable del tema del abuso sexual infantil no quiere decir que no exista.

“Es un tema tabú y simplemente ha cambiado la forma de enfrentarlo, precisamente porque es necesario, es necesario hablar y es necesario hablar desde muy temprana edad para que ellos aprendan a identificar y nosotros como papás ayudemos a prevenir este tipo de situaciones” dijo.

Gabriela Ramos, Subprocuradora de la Pronnif. FOTO: Grupo Región

 

Cristian Reyven Encina, un joven realizador saltillense, se involucró con la producción de la canción “Corre”, del cantante de música cristiana Sabino EmeX, que abordaba desde hace cuatro años el tema de los abusos sexuales contra menores, utilizando a los personajes de cuentos y situaciones de superhéroes, colocó en su letra y música urbana una temática ruda, con un estribillo desolador: “corre, grita, sálvate pequeñita, si alguien quiere tocarte, cuéntaselo a mamita”.

“A veces hablar de esto es un tabú o son temas muy incómodos en cualquier conversación con cualquier persona. Pero pienso que como dice la procuradora sobre el tema, que es algo que pasa y seguirá pasando todos estos días, tenemos que ayudar a prevenir, al menos si le ayudamos a alguna persona en especial, alguna familia, a dos o tres niños que hablen lo que está pasando detrás de las puertas de su casa”, manifestó.

“Detrás de cada niño hay hermanos, hay sobrinos, tíos, personas también afectadas por ese problema y entonces hay una cadena de violencia también”, agregó.

Y es que en efecto, sostiene la subprocuradora, no es que haya más casos, sino que aumentan las denuncias de delitos no develados.

“La mayoría de los delitos sexuales en perjuicio de niños o adolescentes ocurren en casa. Entonces el que ocurra en casa, o sea que tu agresor esté en casa y que tu víctima esté en casa, hace que no lo digas. No lo denuncies. Cállalo. Entonces el romper con ese paradigma y el fomentar la cultura de la denuncia obviamente tiene repercusiones”, mencionó.

Los agresores sexuales de niñas o niños por lo general son hombres cercanos a su entorno, padrastros, amigos de la familia, abuelos, tíos, padres, figuras de poder cercanos como maestros, entrenadores, etc.

“El agresor tiene la idea de que no va a ser descubierto, tiene la capacidad de manipular a su víctima, de tener la seguridad de que no va a hablar porque hay un vínculo afectivo amoroso. Si es papá, si es abuelo. Generalmente manipulan al niño o niña, y también hay amenazas de por medio: Si tú dices me van a llevar a la cárcel, me van a matar”, puntualizó.

“Entonces el niño está en esa disyuntiva de bueno, yo no sé si lo que me está haciendo es bueno o malo, pero yo sé que si lo digo le va a pasar algo a mi papá”, lamentó.

Ante ello, refiere la subprocuradora Gabriela Ramos, lo que se requiere es dar información de acuerdo a la edad del niño, además de observar su comportamiento: “si es extremo, estar atentos al llanto, a estar irritable, a estar triste, a los cambios de comportamiento repentinos”.

“Si el niño tiene dificultad para caminar, para sentarse o tiene información sobre actividades sexuales o sobre sexualidad que no es acorde a su edad, algo está sucediendo, o está viendo o está siendo víctima, pues obviamente no tendría ese tipo de información”, dijo.

Y luego viene otra parte vital: creer. “Si un niño se atreve a decir y después de todo lo que pasó, de ser víctima y luego a comentarle a alguien y que esa persona no le crea, pues imagínate el trauma aún aunado al trauma que tuvo de ser víctima. Entonces como adultos hay que creerles a los niños”.

Para Cristian Encino, la música ayuda a debilitar esa pared que impide conversar estos temas.
“Detrás de la cruda verdad uno a veces no queremos ver todo lo crudo de la vida, pero en realidad ahí está, nada más es cuestión de ver la realidad de todo lo que pasa. Eso es solo verdad. No es mentira lo que se vive en varios hogares. ¿Se está viviendo ahora mismo? No lo sabemos, pero tenemos que ser más directos con las personas que no quieren escuchar esto”.

“Tienen que saber lo que no solamente es, pasó esto con este niño, sino el proceso que hay detrás de, para salvar a un niño, para que crezca bien, para que se integre nuevamente a la sociedad”, finalizó.

Cristian Encina, realizador de un video contra el abuso sexual infantil. FOTO: Especial