Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 21 de Abril 2021
UnidadInvestigación
| | |

Regreso a las aulas: aún existe mucho qué perder

Aún no hay condiciones para un regreso a clases seguro. FOTO: Grupo Región

Aún no hay condiciones para un regreso a clases seguro. FOTO: Grupo Región

09 de Marzo 2021

 

Pese a disminución de contagios y decesos por Covid, aunado a la vacuna, especialistas recomiendan esperar un poco más para volver a las clases presenciales.

 

 

 

REDACCIÓN

 

Regreso a clases sin recreo, uso continuo de cubrebocas, cuatro metros cuadrados por alumnos, acudir 10 días sí y 10 días no, esperar a que el semáforo de contagios esté en verde, confiar en la inmunidad de rebaño; aguardar a ser vacunados, analizar escuela por escuela, hacer talleres de remediación para garantizar el aprendizaje, aumento de colegiaturas, cuotas escolares, rescatar a los desertores de las clases virtuales. Son algunas de las asignaturas pendientes para un eventual regreso a clases en donde advierten los especialistas, aunque hay lecciones aprendidas aún hay mucho que perder.

 

 

Ya pasó un año

 

 

Tan solo en la región sureste, ya hay 18 colegios abiertos desde septiembre del año pasado y en ninguno, afirma el doctor Ricardo Berlanga de la Asociación de Colegios Particulares, se han registrado contagios.

 

“No hemos tenido ningún contagio, hemos funcionado con tranquilidad en base a seis protocolos básicos, uso de cubrebocas, tapetes sanitizantes, toma de temperatura, lavado de manos y cuatro metros cuadrados por niño en un salón de clases”.

 

Con este sistema, afirma, casi todos los colegios funcionan con clases presenciales todos los días, tal es el caso del Colegio Inglés en Saltillo y el Panamericano de Ramos Arizpe; y tenemos muchos papás que quieren que sus hijos ya regresen por lo que estamos viendo no saturar grupos para que vayan toda la semana”.

 

Y aunque el costo de la educación privada, afirma, podría elevarse un 3 o 4 por ciento tan solo por el aumento de los implementos para mantener sanitizadas las aulas, dependerá de cada colegio aplicar una estrategia.

 

“Hubo quienes bajaron sueldos de maestros, otros cerraron, no era factible para sus márgenes, y hubo colegios con nómina completa en donde implementamos equipos, materiales, químicos y no incrementamos colegiaturas. No se les pidió ningún extra y de nuestro presupuesto reorganizamos moviendo fondos de mantenimiento a compra de equipo, pero lo último que queremos es que el papá deje el colegio por los costos”.

 

“Cuando inició en marzo, el desconocimiento e impacto del virus llevó al gobierno a la decisión de cerrar escuelas entre otros rubros, y fue una medida buena, lógica, razonable y necesaria, pero ya pasó un año ya no podemos seguir en el dilema de: “si salgo me muero”, siendo muy radicales, se convirtió en un falso dilema”.

 

 

El miedo dijo, se combate con la información.

 

“Nosotros informamos de cualquier medida para disminuir el miedo y cada vez hay más solicitudes de querer llevar a sus hijos presencial. Ya después de un año hay muchísima información y ya tenemos que actuar de manera diferente”.

 

 

Sin recreo

 

“Los recreos sí están muy controlados, de hecho no los hay, los niños descansan dentro de los salones, a veces salen a los patios, en distancias marcadas, comen y a la vuelta de 10 minutos regresan a trabajar, es una cultura que hemos logrado marcar desde preescolar hasta secundaria”.

 

 

DESERCIÓN, BAJO APROVECHAMIENTO Y ESTRÉS

 

Para María Guadalupe Caro Angulo, de la Asociación de Padres de Familia de la Laguna aunque el regreso a clases es urgente, no hay garantías, al menos en todas las escuelas, de poder hacerlo, ante todo por el abandono de la infraestructura y la falta de comunicación entre la comunidad escolar: “las autoridades no nos han dicho el cómo, solo que tal vez se regrese a clases pero no nos han dicho el cómo”.

 

 

“Vemos que hay un abandono de muchos alumnos en las escuelas virtuales, ya sea porque no cuentan con internet, o no tienen un dispositivo electrónico o porque tuvieron empezar a ayudar a sus padres en las labores de trabajo. Al principio de la pandemia había una deserción escolar del 8 por ciento en Coahuila, y actualmente aumentó a un 12 por ciento porque los papás ya no pueden pagarles el internet porque tienen que ayudar a los padres de familia en el sustento porque muchos papás ya regresaron a trabajar a las oficinas, a las fábricas y ya no hay quien vea a los niños en la casa  y que siga realmente las clases en línea o en la televisión y no sabemos qué es lo que va a pasar con estos niños.

 

 

“El segundo punto que hemos visto como foco rojo, es que tampoco sabemos cómo vamos a regresar. Para los niños el primer contacto emocional son las aulas y ahora solo lo hacen en una pantalla; es nuevo para todos y no tenemos parámetros para decir qué es lo que va a pasar  estamos viviendo el día a día en la cuestión emocional, hay muchos niños que ya están manifestando angustia , depresión y no sabemos cómo va a estar- En España hay muchos niños con depresión y tienen problemas de contacto con los demás, en su regreso a clases temporal, ya ese contacto estuvo muy deteriorado”.

 

 

“El regreso a clases con las condiciones óptimas para asegurar higiene y salud para los niños y maestros, porque aunque se dice que los niños no se contagian hay un porcentaje mínimo que se han contagiado, pero maestros, directivos , personal de aseo de las escuelas, son los que también peligran. Lo que estamos pidiendo es que sea a través de los consejos escolares de cada escuela, que se haga una reunión y que se llegue a un acuerdo escuela por escuela porque es muy diferente la situación de una escuela a otra.  Esa sería nuestra petición, asegurar el principal valor, que es la salud.

 

 

“Hay escuelas que no tienen ni agua potable, simplemente cómo vamos a garantizar la higiene en esa escuela, darles gel antibacterial, cubrebocas si apenas tienen para traslados; hay escuelas que sí pueden pero otras que no, y queremos asegurar primero la salud de padres de familia, niños, maestros y directivos, esa sería la petición: asegurar el principal valor que es la salud”.

 

 

MEJOR PRECAUCIÓN QUE APRESURARSE

 

Para el doctor Jesús Ángel Padilla, director de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Coahuila, hay dos vertientes en un eventual regreso a clases. La propia facultad estudia ya el cómo se remediará el rezago educativo en la formación de médicos, ante la falta de clases presenciales. Sin embargo, desde el punto de vista epidemiológico advierte: “es muy fácil caer en la tentación de querer mayor número de actividad, pero si hay algo de éxito ha sido por las medidas que se han adoptado y lo que tenemos que hacer es seguir con las medidas y no relajar lo que hasta ahora ha dado resultado”.

 

 

Así, con todo y que la tasa de hospitalización y el número de pacientes fallecidos disminuye, la llamada inmunidad de rebaño y la creciente vacunación, aún recomienda esperar. En materia de inmunización, el resultado de la aplicación de vacunas, afirma, se verá en meses.

 

 

“Tenemos como factores a favor del regreso a clases, el rezago educativo, el que han disminuido el número de hospitalizados, hay más vacunas, y la inmunidad de rebaño que hay más gente padeciendo la enfermedad y que la padecería con menos intensidad; pero nosotros preferimos en materia de salud, y más en medicina  preventiva, pecar de exagerados y nunca descuidados”.

 

 

Y particularmente con los niños, afirma, se debe ser doblemente cautos.

 

“A más jóvenes menos datos clínicos, lo que ha ocurrido tradicionalmente en las guarderías es que es un zoológico de virus bacterias y parásitos, el punto no es que ellos padezcan levemente la enfermedad sino que son portadores que la transmiten a quienes pueden afectar gravemente”.

 

Y las medidas sanitarias, son doblemente difíciles de aplicar entre los menores. Aún y cuando, estas medidas han logrado disminuir otras enfermedades respiratorias agudas.

 

“Viene cualquier frío y todo mundo nos enfermamos, ahora gracias a los cuidados  a la sana distancia, a la poca convivencia y el encierro, han disminuido las enfermedades infecciosas agudas, que también matan a muchas personas; han disminuido las enfermedades gastrointestinales, las enfermedades diarreicas también, nos lavamos las manos y no andamos comiendo tanto en la calle”.

 

Además, como los colegios particulares ya lo constataron, existe tecnología epidemiológica que puede permitir el ingreso a las aulas programado, con distancias y medidas pero tiene que ser llevado por consenso entre padres, maestros, secretaría de salud y los correspondientes subcomités  de salud.

 

“Todos tenemos la necesidad de regresar a clases, pero todos también, tenemos la necesidad de cuidarnos al máximo. Quien debe tomar la decisión está siendo cauto, tenemos que ir viendo el comportamiento que tiene, luego de unos meses, porque imaginen ustedes que hemos tenido suerte y en la ruleta rusa no le ha tocado un niño que enferme, pero si el niño enferma en otro lado, acude a la escuela y aparte de enfermar a alguien más, van a culpar a la escuela aunque haya adquirido la enfermedad en un supermercado o en una piñata”, finalizó.

 

 

 

Numeralias

 

18 colegios abiertos

0 contagios

4% de incremento en gastos

12% de deserción escolar

4 metros cuadrado por niño

85% pacientes asintomáticos

 

 

 

Frases:

 

“En términos de epidemiología, es mejor ser pecar de exagerados y nunca de descuidados,si avizoro que en el mediano plazo se van a dar las condiciones, que a los susceptibles de fallecer ya hayan sido inmunizados y compartiendo experiencias se haga una rotación de niños y estudiantes universitarios para que acudan diez días y diez descansen para que si resultan infectados se rompa la cadena de contagios, eso puede integrarse al menos en el nivel medio superior”.

 

  • Jesús Angel Padilla

Director de la Facultad de Medicina de la UAdeC

 

 

 

 

“Evaluamos y presentamos sugerencias y propuestas, porque nosotros vimos que cuando inició en marzo, el desconocimiento e impacto del virus llevó al gobierno a la decisión de cerrar escuelas entre otros rubros, y fue una medida buena, lógica y razonable y necesaria, pero ya pasó un año ya no podemos seguir en el dilema de: “si salgo me muero”, siendo muy radicales, se convirtió en un falso dilema”.

  • Ricardo Berlanga

Asociación de Colegios Particulares

 

 

 

“La mayoría de las cuestiones de limpieza antes de la pandemia estaba a cargo de los padres, sobre todo en escuelas públicas, ahora no sabemos cómo va a estar, si esta cuestión virtual no se les ha proporcionado a los maestros ningún apoyo económico, no sabemos si lo habrá para salubridad, tal vez se les cargue a los padres pero hay quienes no pueden aportar; qué es lo que va a pasar, tampoco lo sabemos, las autoridades no nos han dicho el cómo, solo que tal vez se regrese a clases pero no nos han dicho el cómo”.

  • María Guadalupe Caro Angulo

Asociación de Padres de Familia de la Laguna