Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Jueves 30 de Mayo 2024
UnidadInvestigación
| | |

Pruebas: Empresas en regla

Ismael Ramos Flores. Foto: Especial

Ismael Ramos Flores. Foto: Especial

18 de Octubre 2016
Ismael Ramos demuestra a diputados la legalidad de proveedores

En su comparecencia ayer ante ante las comisiones de Hacienda y Cuenta Pública y Finanzas del Congreso local, el Secretario de Finanzas, Ismael Ramos Flores, negó con documentos en mano la existencia de empresas “fantasma” contratadas presuntamente por el gobierno estatal y señaló que las acusaciones son parte de un golpeteo político ante la cercanía del proceso electoral.

Durante más de cinco horas, Ramos Flores rindió a los legisladores encabezados por el presidente de la Junta de Gobierno, José María Fraustro Siller, un informe detallado sobre las actas constitutivas de al menos 13 empresas señaladas como “fantasma”, pero cuya existencia acreditó.

“Es una explicación amplia de todas estas empresas lo que me solicitaron. Aquí están las actas que los propietarios presentaron ante el SAT, sus domicilios; todas están al corriente en sus obligaciones, lo que quiere decir que no son “fantasma” y que son legales”, subrayó el funcionario estatal.

Ramos Flores aseguró que en este tema no hay conflicto de intereses y señaló que no existen dueños ni socios que estén relacionados con funcionarios o colaboradores del gobierno estatal.

“No hay familiares de nadie que trabaje en estas empresas”, precisó al considerar que todo es parte del golpeteo político ante la cercanía del proceso electoral.

El Secretario de Finanzas presentó a los diputados locales una carpeta informativa que muestra la situación fiscal ante el SAT de estas presuntas empresas supuestamente “fantasma”, sus actas constitutivas, del seguro social y la relación que guardan con los que el estado tiene relación comercial.

La comparecencia ante el Congreso del estado se da casi un mes después de que se reveló la realización de supuestos pagos hasta por 160 millones de pesos a 13 empresas presuntamente “fantasma” en virtud de que tenían domicilios inexistentes en bodegas, vecindades o casas abandonadas.

Encuentra más notas sobre