Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Martes 27 de Febrero 2024
UnidadInvestigación
| | |

Alerta COFEPRIS por clínicas de cirugía plástica “patito”

Foto: Especial

Foto: Especial

27 de Abril 2018

Saltillo, Coahuila / 27 Abril 2018

Por: David González

Por vanidad o algunos por salud, hombres y mujeres, buscan ayuda del bisturí para “perfeccionar” su cuerpo y en ocasiones, sin medir los riesgos, caen en manos de cirujanos que operan en una de las tantas clínica “patito” de la entidad.

Bajo la promesa de borrarles las arrugas con productos “milagro” o hacer lucir las partes del cuerpo que necesitan ayuda, las clínicas “patito”, como son catalogadas por la propia Comisión para la Prevención contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), abarrotan la entidad y el país en busca de clientes que caen incautas sin medir las consecuencias.

Según la lista de médicos especialistas de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica y Reconstructiva, en Coahuila existen sólo cirujanos plásticos, los cuales, nueve están en Torreón, la misma cantidad en Saltillo y el resto en ciudades com Acuña, Piedras Negras y Monclova.

Jimena Santiez quien a sus 28 años buscó la forma de resaltar sus atributos con la ayuda del bisturí, contó su mala experiencia a manos de un médico charlatán que truncó su belleza y su vida al quedar marcada para toda la vida.

“Yo buscaba aumentar parte de mis glúteos debido a mi complexión delgada y pese que era enemiga de las cirugías, mis amigas me convencieron y me recomendaron a un pseudomédico de reputación dudosa”, platicó.

Llegó el día y entró a un local que decía “clínica reductiva”, en la que fue recibida por la asistente del “doctor” que le explicó parte del procedimiento.

“La invasión es mínima y no se requiere de cirugía alguna, sino solo se inyectarán algunos fluidos inocuos que ayudarán a aumentar esa zona”, comentó la víctima de un cirujano pirata

La historia se repitió de esta manera con la joven profesionista que a la semana ya sentía que los mejunjes hacían mella en su cuerpo. El resultado, un trasero deformado y carcomido por el aqceite que le inyectaron y varias cirugías reconstructivas a las que se ha ido sometiendo.

HAY QUE VERIFICAR AL CIRUJANO.

Uno de los mejores cirujanos plásticos de la entidad, que radica y atiende en Saltillo, Marcelo Ruiz Siller, dijo en entrevista a CAPITALMEDIA que la cirugía plástica es una de las especialidades más reguladas por asociaciones, consejos e incluso la propia Secretaría de Salud a través de la Cofepris.

Recordó que lo primero que debe tener un cirujano es contar con el título, una certificación, cursos, diplomados y una recertificación a la que tiene que someterse cada cinco años.

Resaltó que incluso el Consejo Mexicano de Cirugía Plástica y Reconstructiva, pide que estén vigentes estas recertificaciones para ser parte de este consejo.

NARIZ Y BUSTO ENCABEZAN EL TOP TEN DE LAS CIRUGÍAS.

Marcelo Ruiz Siller, quien también trabaja en el Hospital General, dijo que las cirugías más socorridas en las consultas privadas son la rinosplastía y la de busto, le sigue liposucción.

En las intervenciones no invasivas estéticas, resaltó que se pide el rejuvenecimiento fácil, la aplicación de botox, las abdominoplastías, para reducir la acumulación de grasa en el abdomen, los contornos faciales y el relleno en el rostro o pilling.

Dijo también que en el área reconstructiva se realizan cirugías plásticas como las de manos, lesiones en la cara, malformaciones congénitas y paladar hendido.

COFEPRIS TRAS LAS CLINICAS “PATITO”

La Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) alertó que se han identificado un crecimiento en la prestación de servicios de cirugía estética a través de establecimientos o locales privados, sin que cuenten con los avisos ni las autorizaciones sanitarias.

Resaltó que en 2017, a nivel nacional, se verificaron 3 mil 609 clínicas con prestación de servicios de cirugía estética y de este universo, se encontraron anomalías en 418; uno de ellos en Coahuila.

Las autoridades sanitarias suspendieron actividades en 234 clínicas “patito” por diversas anomalías que ponían en riesgo a los pacientes.

Entre las irregularidades que ha encontrado en el país la Cofepris en estas clínicas, está el no tener la autorización para prestar estos servicios, que las condiciones sanitarias no son las adecuadas, que el personal no es profesional y carecen de cédulas profesionales.

Además no tienen certificados o las recertificaciones de especialidad; la falta de aviso de funcionamiento o licencia sanitaria.

La autoridad sanitaria comentó que los tratamientos con mayor riesgo son los que se ofertan por internet,  volantes, mantas u otros medios con bajo costo y con resultados sorprendentes.

 

Tabla:

La Cofepris recomienda a la población que previamente a someterse a un tratamiento de cirugía estética, se asegure de identificar los siguientes puntos:

  1. Que el establecimiento cuente con la licencia sanitaria para llevar a cabo actos quirúrgicos (debe estar a la vista del público).
  2. Que el médico que realiza los procedimientos tenga especialidad en cirugía plástica.
  3. Que el título profesional del médico cirujano se encuentre a la vista del público.
  4. Que se cuente con un área quirúrgica separada y sin posibilidad de contaminación y acceso restringido.
  5. Se deberá contar con un área de recuperación post-cirugía.
  6. Los medicamentos deberán presentar registro sanitario, etiquetas en español, no deberán estar caducos ni deberán suministrarse de manera fraccionada.

 

Encuentra más notas sobre