Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Sábado 31 de Julio 2021
UnidadInvestigación
| | |

’Sepulta’ FGR crimen de jóvenes saltillenses

A 11 años del asesinato, las familias de las víctimas siguen pidiendo justicia al gobierno federal. Foto: Especial

A 11 años del asesinato, las familias de las víctimas siguen pidiendo justicia al gobierno federal. Foto: Especial

16 de Julio 2021

Bajo el argumento que no hay pruebas contra los militares que acribillaron a Jorge y Javier, darán “carpetazo” a la investigación

LESLIE DELGADO

A través de un comunicado, la familia de Jorge Mercado, estudiante asesinado junto con su amigo Javier Arredondo al exterior del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) el 19 de marzo de 2010 a manos del Ejército Mexicano, dieron a conocer que el pasado 9 de julio la Fiscalía General de la República (FGR), les informó que va a dar “carpetazo” a la investigación contra miembros del Ejército por el delito de portación y acopio de armas de fuego, pues según dicha institución, en más de 11 años no lo han podido comprobar.

Cabe recordar, que ambos estudiantes eran originarios del municipio de Saltillo, cuando ocurrieron los hechos cursaban una maestría y un doctorado en el Tec de Monterrey en el campus central ubicado en la avenida Eugenio Garza Sada.

Es competencia del ejecutivo federal atender las medidas de reparación del daño y garantizar la no repetición de ejecuciones arbitrarias en manos de las fuerzas armadas, poner fin a la fallida estrategia de militarización de la seguridad pública y transitar gradualmente a un modelo de seguridad civil. Hoy hacemos un llamado al gobierno federal actual, en particular al Presidente López Obrador, a la Secretaria Sánchez Cordero, al Secretario General Crescencio Sandoval pongan fin a esta guerra. Seguimos exigiendo justicia, seguimos preservando la memoria de nuestros compañeros. Seguimos pensando que un país en paz es posible” detalla el texto del comunicado.

No obstante, a dos años de la disculpa y 11 del doble crimen, los tribunales siguen sin dictar sentencia para los seis militares implicados y el Estado sigue implementando políticas de guerra y criminalizando a víctimas.

Encuentra más notas sobre