Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 19 de Enero 2022
UnidadInvestigación
| | |

Prepara Coahuila acciones frente a la caravana de migrantes

Foto: Especial

Foto: Especial

24 de Octubre 2018

Saltillo, Coahuila / 24 Octubre 2018

Por: Jessica Rosales y Luis Martínez

Con la finalidad de empezar a preparar una ruta de acción en Piedras Negras ante la posible inminente de centroamericanos y determinar estrategias a realizar por la situación que actualmente vive la ciudad fronteriza, autoridades municipales y organizaciones a cargo de refugios se reunieron con el secretario de Seguridad Pública, José Luis Pliego Corona.

El primer punto abordado en la reunión a la que asistió la alcaldesa Sonia Villarreal consistió en la estimación del flujo de migrantes que se encuentran en Chiapas y que popularmente se ha denominado como la “caravana de migrantes”, mismo que se contabiliza en 5 mil personas, a las que se espera se les unan 2 mil más provenientes de Centroamérica, además de los que se agreguen en su tránsito por el país, según datos aportados por el Instituto Nacional de Migración.

De estos migrantes, se dividen en dos grupos, los irregulares o indocumentados, que buscan llegar a la frontera para cruzar hacia Estados Unidos de manera ilegal y los regulares, aquellos que están en México de manera legal, por contar con visa de turista, visa de trabajo, permiso de tránsito por razones humanitarias, residencia temporal, residencia permanente u oficio de salida del país, estos buscan ingresar a Estados Unidos a través del asilo.

Una vez determinado el flujo estimado de la caravana y la distinción del criterio de migrantes, se procedió a conocer la capacidad con la que cuenta Piedras Negras para asistirlos.

En total, se contabilizó un total de 9 refugios, que en conjunto suman una capacidad máxima para 145 migrantes irregulares, 80 para regulares y 20 para repatriados, para un total de 245.

En cuanto al tema de salud, la Secretaría de Salud y la Dirección de Salud coincidieron en estar preparados para llevar a cabo las revisiones médicas necesarias a todo aquel migrante que lo solicite, como lo han venido haciendo hasta hoy; adicionado a esto, la Secretaría de Salud se comprometió a realizar fumigaciones en los refugios, para evitar la proliferación de enfermedades transmitidas por picaduras de insecto.

El Municipio se comprometieron a realizar la limpieza constante de estos lugares, para recoger la basura y evitar focos de infección. En el mismo tenor, la Secretaría de Salud realizará campañas de nutrición y elaboración de alimentos para todos los ciudadanos que de buena fe donan alimento a los migrantes, para que conozcan las medidas de higiene necesarias y los condimentos e ingredientes más recomendables para preparar la comida y así evitar malestares gastrointestinales de quienes los consumen.

México tiene la obligación de dar refugio a la caravana de migrantes

Al destacar que la migración es el producto de los malos gobiernos, el director de la Casa Belén refugio de migrantes en Saltillo, Alberto Xicoténcatl, hizo un llamado al Estado  Mexicano para brindar refugio y atención a la caravana que cruza por el país y busca llegar a los Estados Unidos.

Dijo que el 70 por ciento de la población que habita en honduras vive en pobreza, y de este, el 40 por ciento se encuentra en estado de mendicidad. “Cuando grupos grandes de personas piden el ingreso a México, las autoridades tienen la obligación de darles refugio a todos y una vez dentro, se empiezan a realizar los procedimientos, cosa que están haciendo al revés”, afirmó.

Pese a que el gobierno estadounidense ha reforzado la frontera sur, continúan los migrantes en tránsito hacia el vecino país. Cada día se están recibiendo 30 personas por lo que cree Xicoténcatl, que la mayoría de los que vienen desde Honduras se quedarán en México.

Salió de Honduras para proteger a su familia

Pedro tuvo que salir del país para proteger a familia, quienes eran acosados constantemente por grupos criminales. “La gente está desesperada, ya no aguanta por vivir así, el mal gobierno, la pobreza”, señaló.

“Con el dolor del alma deje a mi esposa y dos hijos, de 6 y 10 años, pero uno tiene que salir corriendo de la delincuencia si no trabajas para ellos te matan e incluso de los mismos policías”, expresó.

Hace tres días llegó a Saltillo y se refugió en la Casa Belén buscando el sueño americano que muchos de ellos anhelan. Relató que, durante el trayecto, ha pasado hambre, sed, víctima de la violencia y en una ocasión hasta los tenis le robaron.

Dejar a su familia le ha costado mucho, pero al frio no le impide seguir a delante; hace un par de meses que no los ve, solo se comunica con ellos por teléfono de vez en cuando.

“Ayer les hablé y les dije que estaba en Saltillo Coahuila, el clima esta frio, mi esposa me dice cuídate si quieres regrésate”, resaltó.

El año pasado logró llegar a Piedras Negras, pero para su mala suerte fue deportado, este es su cuarto intento por cruzar, vive de la ayuda de la gente en los cruceros, días malos, días buenos, unos cuantos pesitos para comprar algo de comer.

“Me quedo a dormir donde me caiga la noche, centros comerciales, gasolineras, en ocasiones uno no duerme por temor a ser asaltado”, narró.

“No venimos a robarlos”

El salvadoreño Carlos Antonio Monterrosa, tiene una semana en Monclova, busca recursos para seguir su camino a los Estados Unidos “pero mientras pido ayuda de la gente, no venimos a robarlos, venimos en busca de una mejor vida para nuestros hijos” dice.

Monterrosa es originario de la República de El Salvador y tiene una semana en la ciudad, hace dos meses salió de su domicilio y en tren llegó hasta Castaños, el trayecto fue difícil “nos bajaron como siete veces, nos robaron, nos golpearon, entre policías y delincuentes, aparte de los de la migra nos hicieron ver la suerte negra de este camino” señala.

Monterrosa dice “ponle que no venimos a robarlos, estamos pidiendo ayuda para seguir, mientras tanto dormiremos en la orilla de las ´villas del tren´ donde estamos sufriendo ´frillos´ pero estamos pidiendo ayuda, hoy por nosotros, ojalá y los que nos ven en los cruceros no pasen por esto” aclara.

El salvadoreño dice “nos ven con recelo, no les falta razón, lo entendemos, pero, así como hay gente mala, hay gente buena, venimos hombres y mujeres con niños, si decidimos arriesgarnos es por huir de una vida con muchas dificultades que teníamos en nuestras tierras, por eso, lo que menos queremos es meternos en más líos robando”.

En San José Iturbide, San Luis Potosí -narra el salvadoreño- nos bajaron del tren agentes municipales y nos llevaron al monte.

“Nos enseñaron fotos de gentes que ellos habían matado en despoblado y nos amenazaron con que nos harían lo mismo, nos quitaron dinero, celular y ropa, nos escapamos, pero solo con la ropa que traíamos puesta, se quedaron con documentos personales, gente mala, se portaron mal” dice.

Sobre la caravana de migrantes se refiere a “ojalá y les vaya bien, posiblemente nos lleguemos a encontrar porque están avanzando rápido”.

Monterrosa dice que está agradecido con Monclova, pero no quita de su mente seguir su camino a los Estados Unidos.

Tardó dos meses en llegar desde El Salvador hasta Castaños, pide comprensión, ayuda y alimentos, la entrevista se lleva a cabo de manera irónica en Madero y Acereros, frente a una tienda de colchones “no sé qué me antoja más, si el pollo de allá o los colchones de aquí” dice y ríe.

Encuentra más notas sobre