Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 05 de Mayo 2021
UnidadInvestigación
| | |

El hogar, zona de peligro sexual para menores

Foto: Especial

Foto: Especial

27 de Abril 2021

De acuerdo a especialistas, 6 de cada 10 abusos se cometen en casa

 

LESLIE DELGADO

 

Cuando Frida Sofía reveló ante un reportero haber sido objeto de abuso sexual por parte de su abuelo Enrique Guzmán, no sabía lo que hacía. No sabía que pondría sobre la mesa de conversación de las familias un tema tantas veces callado, ignorado y desechado con frases como, “él es incapaz de hacer algo así”, “estás loca para decir eso”, “por qué no hablaste antes”, “estás destruyendo a esta familia”, sin pensar que la familia ya había sido destruida”.

 

Palabras más palabras menos, la familia del mundo del espectáculo reveló lo que ocurre en los hogares mexicanos, y se normaliza, y se disculpa y se oculta.

 

 

De acuerdo con datos proporcionados por la Red por los Derechos De La Infancia, uno de cada tres habitantes en México y Latinoamérica es menor a 18 años y es ignorado en sus derechos, así mismo según la cartilla de las Víctimas de Violencia Sexual Infantil la mayoría de los niños, niñas y adolescentes no revelan que sufrieron violencia sexual, por miedo, vergüenza, culpa o porque no reconocen su victimización.

 

En 2002, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó que 150 millones de niñas y 73 millones de niños menores de 18 años experimentaron relaciones sexuales forzadas u otras formas de violencia sexual con contacto físico (Estudio de las Naciones Unidas sobre la violencia contra los niños). Las pruebas indican que la violencia sexual puede tener consecuencias físicas, psicológicas y sociales graves a corto y largo plazo, no sólo para las niñas o niños, sino también para sus familias y comunidades. Esto incluye los riesgos de padecer enfermedades, embarazos no deseados, trastornos psicológicos, estigma, discriminación y dificultades en la escuela.

 

En 2019 según estudios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México ocupa el primer lugar en abuso sexual infantil con 5.4 millones de casos por año.

 

Bajo este contexto los especialistas advierten que el hogar se ha convertido en la zona de mayor peligro, pues seis de cada diez agresiones se cometen en ese entorno, donde se supone que los menores deben estar más protegidos.

 

 

Al respecto la psicóloga forense, Tita Barrientos ahondó en la situación que los menores atraviesan y por qué hasta cierto lapso develan haber sido víctimas de abuso sexual.

 

“Este tipo de situaciones es muy común que se dé la develación tiempo después cuando ya la persona se siente segura o sus mecanismos de defensa han mejorado para poder hacer esta develación. En el abuso sexual infantil cuando ocurre esta situación no se devela de inmediato, sino que hay unas fases de acomodo en los niños, niñas o adolescentes porque finalmente hubo cierto proceso de seducción que hace el agresor y depende del tiempo en que haya ocurrido, es decir, la temporalidad cuánto tiempo estuvo ocurriendo el nivel de agresión que perpetra el abusador en contra de ellos también influye mucho lo que es la edad y los mecanismos de defensa que tiene cada uno de ellos, es muy común que después de tiempo se haya esta develación y es muy probable que se haga en la adolescencia” explicó.

 

Tanto la psicóloga como Juan Martín Pérez director de la Red por Los Derechos de la Infancia coinciden en que existe una deficiencia en la educación integral de la sexualidad de los infantes.

 

“Desde comenzar a enseñarles en cómo se nombran cada una de las partes del cuerpo, es decir, las partes íntimas que no se pueden tocar por cualquier persona, hablarles sinceramente también la falta de confianza que tienen los niños hacia los padres de hacer este tipo de develaciones, la normalización del hecho victimal es muy común sobre todo en los niños porque viene de figuras de autoridad que están cercanas a la víctima es muy común que el niño normalice estas situaciones” expuso la especialista.

 

 

Mientras que Pérez añadió; “hay que reconocer que todas y todos que estamos en una cultura basada en el mundo adulto, en los deseos adultos y en la voluntad adulta, esto es súper importante porque entre más vulnerabilidad y docilidad tenga un niño frente al mundo adulto o dependencia más en riesgo se encuentra porque lamentablemente en esta cultura vieja y que permea en nuestras prácticas educativas y familiares se sigue considerando a los niños como objetos de protección pero la línea es muy delgada para que se conviertan en objeto de deseo sexual, y precisamente en este límite que se rompe cruza como explique la voluntad, el deseo y la violación de derechos” refirió.

 

La Ley del Sistema Estatal para la Garantía De Los Derechos Humanos de Niños y Niñas del Estado de Coahuila De Zaragoza establece en artículo 20 del capítulo sexto “La Procuraduría para Niños, Niñas y la Familia es un organismo público centralizado de la Administración Pública Estatal que tiene a su cargo la obligación de promover y proteger los derechos de niños y niñas”.

 

Desde el 2014 se estableció una procuraduría especializada precisamente para garantizar los derechos humanos de los niños, niñas y la familia. En relación a la labor que realiza la PRONNIF de la el procurador en Ramos Arizpe, Emanuel Lara Ovalle explicó el proceso que se lleva a cabo cuando se atiende una denuncia por abuso sexual.

 

“Ya una vez que atendemos el tema de salud y se encuentre en condiciones se levanta la denuncia ante el ministerio público esperando el resultado de que los papás la presenten, sino lo quieren hacer así no nos detenemos y lo seguimos por oficio” indicó.

 

 

Basándose en la Ley del Sistema Estatal para la Garantía De Los Derechos Humanos de Niños y Niñas del Estado de Coahuila De Zaragoza el proceso continúa dependiendo de los criterios establecidos para esclarecer los acontecimientos, no obstante a partir de los cuatro años se puede comenzar haciendo una entrevista con los psicólogos.

 

“La primera persona en que confían es mamá, pero también hemos visto casos donde el papá ha presentado una denuncia también podemos decir hablando de algunos meses anteriores los maestros ellos han sido un filtro muy importante en el cual los niños confían para externarles si sufren de algún tipo de abuso sexual o violencia familiar” precisó Lara Ovalle

 

Aumenta abuso sexual infantil durante la pandemia

A raíz del confinamiento obligado debido a la pandemia por la Covid-19, se estima que los casos de abuso sexual infantil aumentaron hasta en un 50 por ciento, Juan Martin Pérez Ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia puntualizó que en el 2019 2 mil carpetas fueron abiertas por corrupción de menores mientras que en el 2020 se presentaron 2 mil 600, es decir, hubo un aumento del 30 por ciento.

 

El 19 de mayo del 2019 se publicó una modificación al Artículo 3 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en Materia Educativa.

 

El párrafo que se modificó menciona lo siguiente: “Los planes y programas de estudio tendrán perspectiva de género y una orientación integral, por lo que se incluirá el conocimiento de las ciencias y humanidades: la enseñanza de las matemáticas, la lecto-escritura, la literacidad, la historia, la geografía, el civismo, la filosofía, la tecnología, la innovación, las lenguas indígenas de nuestro país, las lenguas extranjeras, la educación física, el deporte, las artes, en especial la música, la promoción de estilos de vida saludables, la educación sexual y reproductiva y el cuidado al medio ambiente, entre otras.”

 

Con esta modificación se enmarca el inicio de una educación sexual desde la educación básica, algo por lo que se ha trabajado mucho para incluir los temas de la sexualidad desde la educación básica y fundamentada a partir de la madurez que los infantes van desarrollando a lo largo de su escolaridad.

 

Como derecho constitucional, es responsabilidad de los gobernantes y representantes políticos en todo el país que se lleve a cabo sin que la educación se someta al interés o valores personales en una decisión como lo es acercar la información integral de la sexualidad a la población desde la infancia.

 

 

Para finalizar la presidenta de la Fundación Luz y Esperanza A.C., Rosa María Salazar expuso que el tema del abuso sexual es mucho más frecuente de lo que se imaginan, en el caso de la infancia no hay estadísticas que detallen cifras exactas ni un concepto especifico que lo determine como tal. Asimismo la especialista señaló que los pactos de silencio entre las familias dificultan el presentar las denuncias cuando se comete un abuso sexual por lo que permanece oculto hasta que la víctima decide develarlo ante una instancia o a una persona de confianza por lo que eventualmente se convierte en una situación difícil de sobrellevar conforme el infante va creciendo.

 

“Yo creo que nada más es cuestión de aplicar la ley, yo lo he visto al menos en los casos que hemos presentado, hablando específicamente de Coahuila las denuncias que hayan sido sin importar el tiempo, se atienden en PRONNIF. Lo importante es creerle a la víctima que eso le ayuda mucho a acceder a un tratamiento y a recuperarse sino le creen eso le puede llevar a crisis de ansiedad incluso al suicidio y hay señores en la cárcel por temas de abuso sexual o de violación de menores me parece que va avanzando aunque faltaría mucho porque hay casos que no se denuncian y sobre todo la prevención que se les dé un giro a una forma en que nos educan” concluyó.