Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 01 de Diciembre 2021
UnidadInvestigación
| | |

Ante el calor, ejidatarios 'rematan' el ganado antes de que se les muera

Foto: Jesús Medina

Foto: Jesús Medina

14 de Junio 2018

 

Saltillo, Coahuila / 13 junio 2018

Por: Jesús Medina y Blanca González

Manuel Arévalo, comunero de Salitrillos, a 18 kilómetros de Monclova, esa noche de miércoles 6 de junio durmió con miedo, en los últimos 15 días había perdido 5 vacas, dos de ellas ahogadas en el lodazal de lo que antes era un estanque, rescató tres con vida, pero a las pocas horas murieron, todo se daba en hechos distintos.

Como costumbre, Manuel arreó las 15 vacas al corral y sus perros le ayudarían con unas cuantas chivas, la cena estaba lista y escuchar algo de radio no estaba mal para calmar la angustia que los azota desde inicios de mayo en que el calor le pone especial saña a los campesinos, en cuestión de días les acabó los estanques, entre el consumo y la evaporación.

“Dormí con miedo, a qué, pos ya no sé ni a qué, ya nada podía pasarme, y pasó, otra vaquilla más ya no se paró”, relata el campesino quien accede a platicar de su desgracia, aunque no es únicamente él quien está padeciendo por la sequía.

Duermen con miedo y se levantan con pánico, y a lo largo de la jornada la zozobra está siempre con ellos; el calor es difícil de combatir, no hay agua en los estanques, hay lodo, las vacas se quedan atascadas en el lugar pero la misma falta de fuerza las hace sucumbir a las pocas horas.

Don Manuel señala que él, como otros campesinos y ejidatarios de Salitrillos y de El Oro, han optado por vender las pocas vacas y becerros que tienen, a precio de regalo, algunos se han ido por mil pesos en pie, normalmente obtienen mínimo 4 mil pesos, pero ahora la opción es perder, aunque de preferencia no sea tanto.

Las temperaturas queman a las 3 de la tarde y dominan los rayos del sol hasta las 5.

“Es el horario de a de veras, el de siempre, por eso el sol no se equivoca, para él las 3 de la tarde son las dos y está encima de nosotros”, justifica Arévalo para explicar que son las horas más difíciles del calor en Salitrillos.

Explica que no están acostumbrados a lujos, vivir de lo indispensable es suficiente para salir adelante, las televisiones Led las conocen, algunos han comprado, pero una sobrecarga de corriente acaba con los sueños “son mas aguantadoras las panzonas, las de antes, con un cuadrito para que se vean algunos canales”, platica.

Por eso les preocupa su patrimonio, pero Gracias a Dios, no les apura el qué comer “cuando algunos matan marrano o vaca, compramos para una semana y de ahí nos alimentamos”, el matar animales para vivir es una ayuda común en Salitrillos, el que mata la vaca o el marrano pone un trapo color rojo un día antes y al siguiente empieza la venta.

Refugio Ortiz, de la comunidad El Oro, señala que ha tenido que vender las vacas y becerros de sus hatos, eran 25 y se quedó con 15, mismas que piensa sacar del ejido y llevárselas a corrales de familiares, llevarles de comer en espacios cerrados, pero que no se mueran.

Es fácil para ellos cargar la troca, llevar las pacas y alimentarlas hasta que pasen “las calores”.

 

La mañana del 7 de junio algunos acudieron a buscar ayuda oficial; se les incluirá en el programa de Fondos Especiales de Desgracia Nacional, FONDEN, en el rubro de afectaciones al campo.

“Pero mientras tanto, ¿qué?, los animales no saben de papelería y que ya viene la ayuda”, dice Cuco mientras busca sombra de un huizache y alude la frase de “véngase pa´acá, cuesta lo mismo”, pero se da cuenta que estas palabras tenían que ser actualizadas y remataba “es que mucha gente no sabe que la sombra es gratis” y se ríe para convencer que tenía razón.

A la una de la tarde la temperatura de cualquier día es de 40 grados y horas después se aumenta a 43 grados.

Así es la vida en el campo de la Región Centro, ya de por sí difícil, y ahora, mucho más complicada por el fuerte calor que agobia al ganado por la falta de agua, la lluvia del domingo fue un alivio, no lo suficiente. Dice Don Cuco, que se necesitan unas 20 lluvias de esas “pa llenar estanques y aplacar el subsuelo”

 

Sequía impacta al ganado más viejo

En la Frontera Fuerte de México, los campesinos también la están pasando mal ante la falta de lluvias en la región, lo que está provocando el deceso de ganado, sobre todo el más viejo y flaco, declaró el director de Desarrollo Rural de Piedras Negras, Arnoldo Guajardo.

Dijo que aún no se cuantifican los daños pero han estado recibiendo reportes de los productores de comunidades ejidales. Explicó que algunos ejidales cuentan con dotación de agua de la Presa “La Fragua” para el ejido el Moral y el ejido San Isidro, por lo que ellos cuentan con dotación para el riego.

Manifestó que cuando se presentan estas situaciones, se les otorga a los ejidatarios unas pláticas, además de unas recomendaciones, como el desechar al ganado más viejo, principalmente para no tener esta mortandad.

Señaló que es necesario que se queden únicamente con el ganado que pueden alimentar, esto con el propósito de que ellos puedan seguir subsistiendo.

“Les recomendamos que se administren de la mejor forma para que no se les muera el ganado y que ellos puedan seguir”, expresó.

Asimismo recalcó que es el ganado más viejo es en el que está impactando esta sequía, sin embargo, dijo que aún no se cuenta con una cifra, por ello es necesario que los ejidales se administren.

El funcionario destacó que solo han atendido comentarios de los productores, esto en cuanto a estos decesos, los cuales podrían seguir si continúa esta sequía, que está afectando al ganado, principalmente, ya que se cuenta con suministro de las presas para el riego.

Añadió que se desconoce si se pueda presentar un riesgo más grave para el ganado, por ello se busca emitir recomendaciones a los productores, esto cuando se presentan estas situaciones.

Finalmente dijo que estas pláticas, donde se comparten algunas recomendaciones de importancia con los hatos, a fin de que no se vean afectados.

Analizan posible declaratoria de emergencia

Al señalar que se han enviado reportes a la Secretaría de Gobierno para analizar si es necesario y urgente solicitar una declaratoria de emergencia, el secretario de Desarrollo Rural, José Luis Flores Méndez, dijo que se mantienen atentos ante el panorama del campo coahuilense.

“Hay preocupación porque el pasto cada vez se reseca más, y el valor nutritivo que consumen los animales va bajando por efecto del clima, y están pensando en suministros, en suplementos alimenticios y  en infraestructura”, puntualizó. 

Encuentra más notas sobre