Capital Coahuila
PUBLICIDAD
Jueves 17 de Enero 2019

Jueves 17 de Enero 2019

UnidadInvestigación
| | |

Protocolos

Foto: Hugo Diaz Foto Capital Media
|
14 de Noviembre 2018
|

Columna Paralaje

Por Hugo Díaz

“Los reporteros lo único que hacen es estorbar a los cuerpos de rescate”, palabras más palabras menos fue el comentario con el que el cibernauta Ángel Sánchez encendió la red social Facebook y generó una serie de comentarios  sobre la cobertura que junto a compañeros de prensa hice de un accidente automovilístico en el que fallecieron dos personas y siete más resultaron lesionadas.

Por la dimensión del hecho puede entenderse el movimiento de corporaciones policiacas, de auxilio, particulares, de prensa y mirones que nunca faltan que este accidente provocó, pues ocurrió en plena carretera federal 57 entre las villas de Cloete y Agujita en el municipio de Sabinas, Coahuila.

Por cómo sucedió el accidente, algunos de los lesionados quedaron prensados entre los fierros de la unidad en que viajaban obligando a los bomberos a utilizar las “tijeras de la vida” durante poco más de una hora; y en la unidad donde viajaban quienes murieron al instante del accidente, no se podía realizar ningún movimiento en tanto no llegara el ministerio público.

El reclamo de la sociedad es por qué la prensa puede estar cerca de hechos de este tipo y un ciudadano con la cámara de su teléfono no puede hacerlo. Es triste pero cierto, no toda la gente de prensa conoce la manera elemental para proceder en la cobertura de estos acontecimientos, de ahí que se incurra en actitudes que permiten a la sociedad preguntarse ¿Por qué ellos sí, y yo no?

Como todo trabajo en nuestra sociedad, la labor periodística tiene protocolos, es decir reglas de formalidad que permiten una armonía y la hacen más eficiente, sin embargo ¿Cuántos procedemos de acuerdo a estos protocolos?

Resulta pues imperativo el establecimiento de dichos protocolos en Coahuila como se hizo en Chihuahua en el año 2010, pero que además sean reconocidos por las autoridades civiles y dueños de medios no solo para proteger al periodista, sino también para profesionalizar su labor; y de paso hacer ver que la prensa tiene una capacitación que el resto de la sociedad no tiene, y por ende puede realizar la cobertura de tal o cual evento sin perjudicar las labores de rescate y policiacas.

No podemos otorgar más tiempo y se debe impulsar desde cualquier trinchera la iniciativa que permita en Coahuila promover, elaborar y establecer un sistema integral de seguridad para protección de periodistas de la entidad, al menos en aras de que se cumpla una de las obligaciones primordiales del estado mexicano: coadyuvar en la profesionalización y actualización continua de los periodistas.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Más notas

No jalaron los NIPS y bloquearon tarjetas [Leer más]

Pierden coahuilenses buena parte de salario en empeños [Leer más]

En los Pasillos [Leer más]

Qué sí y qué no aprobaron los diputados de la Guardia Nacion [Leer más]

Recomendados