Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Viernes 28 de Febrero 2020
UnidadInvestigación
| | |

Cacano y Gary

Foto Especial

22 de Agosto 2019

POR HUGO DÍAZ

Hace unos días en un partido de beisbol presencié uno de esos capítulos que me dejó verdaderamente molesto por tratarse de una persona con discapacidad intelectual y un exconvicto.

En Sabinas y particularmente a los juegos de beisbol acuden frecuentemente dos hermanos de apellido Lucio Pompermayer, ambos presentan dicha discapacidad en un grado que es apreciado a simple vista, pero ambos gozan de la estima de la gente que acude a estos eventos por ser ampliamente conocidos.

Uno de ellos se gana la vida vendiendo golosinas, le apodan “Cacano”, un hombre de cincuenta y tantos años de edad que constantemente es blanco de burlas que en alto o bajo tono solo delatan a las personas que ignoran cualquier gesto de respeto hacia los demás independientemente de su condición intelectual.

En el hecho que menciono, “Cacano” le propina unos golpes a un sujeto que apodan “El Gary” y este último se defiende  tratando de esquivarlos –un video en mi poder da cuenta de ello- pero no pudo evitar que al menos dos de esos volados terminaran en su rostro.

Esto tuvo lugar en las tribunas del estadio Sabinas y entre la abarrotada tribuna de la porra local. Después de ese episodio llegaron algunos hermanos de “Cacano” exigiendo que la policía se llevara a “El Gary” pero una parte del público lo evitó.

Acusan los hermanos Lucio Pompermayer que “El Gary” golpeó a “Cacano”, quienes conocemos a ambos sabemos a groso modo lo que pasó y que el exconvicto es inocente de esa acusación, lo conozco porque en alguna ocasión me entregó verbalmente una amenaza  y no pasó de eso.

“El Gary” si hubiera querido, de un golpe manda a dormir a su oponente, sin embargo sabe que se expone a un llamado por parte de la autoridad por conducta inapropiada y quien sabe que más pueda suceder en su expediente.

Soy padre de una joven de 18 años que tiene una discapacidad intelectual y este tipo de personas no son violentas generalmente, salvo cuando se sienten invadidas o molestadas en su mundo responden de esa manera, porque carecen de cualquier otra para defenderse.

El pecado del Gary es haber sido partícipe de la serie de burlas y mofas que continuamente se dirigen a “Cacano” y provocan que éste pierda los momentos de tranquilidad que con mucha dificultad  consigue para vender sus productos, mofas que tienen que ver con su hermana y la falta de aseo en su persona.

La gente con discapacidad intelectual es fácil sacarla de “quicio”, por ello algunas de ellas son tratadas con medicamento que les ayuda a mantener la tranquilidad ante situaciones de crisis.

En la medida que aprendamos a respetar a las personas discapacitadas y no hacerlas el blanco preferido de nuestras burlas y mofas,  ayudaremos a la integración de ellas a nuestra sociedad como cualquier ser humano y quitarles la etiqueta de locos, o inadaptados.