Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Viernes 03 de Diciembre 2021
UnidadInvestigación
| | |

Zermeño también ignoró procedimientos de ley en ejercicios posteriores a 2018

Foto: Especial

Foto: Especial

01 de Noviembre 2021

VÍCTOR BARRÓN

Las prácticas que la Auditoría Superior del Estado (ASE) observó en la administración de Jorge Zermeño Infante en el ejercicio 2018 fueron una constante en los años siguientes, por lo que la situación que enfrenta actualmente representa sólo “la punta del iceberg”. 

La síndica de Vigilancia en el Cabildo de Torreón, Dulce María Pereda Ezquerra, opinó que Zermeño termina su gestión sin saber cómo funcionó la administración y con un problema mayúsculo que es el costo de ignorar los procedimientos, leyes y reglamentos en cuanto a las obra pública y compras del Municipio. 

“El tema siempre se señaló, las formas, las maneras en las que estaban ellos ejecutando obras, son muy claras, lo que le está observando la Auditoría al alcalde”. 

“Nosotros se lo dijimos desde un principio de la administración: los procedimientos que están siguiendo no son los correctos. Él habla de que no falta nada, que ahí está todo y que no se ha robado nada; no se trata de robar en este caso, se trata de que hagas un procedimiento correctamente”, apuntó. 

Dulce Pereda dijo en ese sentido que la administración de Zermeño pasó por alto el método correspondiente a las comprobaciones de las obras y las líneas a seguir en todo tipo de licitaciones. 

Y ejemplo de ello, señaló, son los beneficios que el Municipio les brindó a sus “empresas favoritas”, las asignaciones directas de obra, licitaciones restringidas, la ausencia de un Comité de Adquisiciones o el gasto en nómina que sobrepasa lo permitido por la ley. 

Añadió que a dos meses de que termine la administración, el Municipio sigue trabajando con base en manuales operativos sin aprobar, Programas Operativos sin continuidad, subejercicios y toda una serie de irregularidades que, dijo, tienen un costo y que hoy en día no han podido ser solventadas. 

“Entonces, eso ya pasó de una sanción administrativa a una sanción penal (…) Nadie le ha dicho que se ha robado algo, simplemente que no estás haciendo las cosas correctas y ya significa que hay un dinero que no comprobaste, que no supiste a dónde se fue ni cómo se fue ni en qué se gastó. Eso es lo que está señalando la ASE, eso es lo más serio de todo”, manifestó.