Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 17 de Abril 2024
UnidadInvestigación
| | |

Usan “pastilla azul” para evitar contagio de VIH

Foto: Twitter

Foto: Twitter

13 de Julio 2017
Portadores del virus convencen a sus parejas para no utilizar preservativo

La organización Eux Arte y Sida, dirigida por la activista Aída García Badillo, alertó a las autoridades sanitarias sobre el uso de la “pastilla azul”, el medicamento que algunos portadores del virus VIH sida dan a sus parejas casuales para convencerlas de que no usen condón durante la relación sexual, lo que ha provocado un incremento en las cifras que tiene registradas el sector salud.

El medicamento se llama Truvada, es una píldora que combina dos medicamentos contra el Sida, con gente que planea tener relaciones sexuales de alto riesgo sin ninguna protección.

“No tenemos datos específicos, pero se dice que cuando menos hay 150 casos más; por eso estamos pidiendo que intervengan, que revisen lo que está sucediendo ante la modificación de las cifras”.

La presidenta de Eux sostuvo que a pesar de las diversas campañas de prevención en Coahuila se ha disparado el número de contagios donde las afectadas son las mujeres. “Hablamos que antes era una por cada 10 hombres, ahora son tres por cada 10; está creciendo la proporción”.

García Badillo manifestó que las estadísticas revelan que los casos han aumentado en más de mil por ciento en los últimos cuatro años.

“Los datos epidemiológicos marcan que la edad principal de contagio es en jóvenes, de aquellos que empiecen su actividad muy jóvenes y no rebasan los 30 años”.

De acuerdo con la información, la pastilla azul es un fármaco utilizado no sólo para combatir, sino también para prevenirlo cuando se consume antes y después de tener relaciones sexuales de alto riesgo, generalmente entre homosexuales.

Aída García dijo que el consumo podría convertirse en un fenómeno de salud pública, como la pastilla del día siguiente cuyo uso indiscriminado entre la población juvenil que empieza su sexualidad ha provocado daños en las mujeres, situación que el estado debe investigar como parte de su responsabilidad.

Según los “conocedores” la pastilla azul surgió en Estados Unidos en 2015 y ofrece la esperanza de prevenir la enfermedad, más allá de tomar píldoras a diario y el uso de preservativos, aunque esos métodos son considerados más efectivos.

“El problema es que quien promueve su consumo es para convencer que la pareja no utilice condón como protección y le asegura  que con la toma queda “curada” de cualquier contagio, lo que no es cierto”.

Encuentra más notas sobre