Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Viernes 30 de Julio 2021
UnidadInvestigación
| | |

Saltillo, entre la homofobia y la diversidad sexual

Foto: Especial

Foto: Especial

13 de Julio 2021

A 12 años de la primera marcha de la visibilidad LGBTI+ los retos no terminan; de la no discriminación, matrimonio igualitario, la ley de identidad, la adopción homoparental, se avanza a la no impunidad de los crímenes de odio

CONTENIDOS COAHUILA

Con leyes de avanzada en materia de diversidad sexual, Coahuila se ha convertido en referente para la comunidad LGBTI+. A 12 años de la primera marcha de la visibilidad LGBTI+ los retos no terminan; de la no discriminación, matrimonio igualitario, la ley de identidad, la adopción homoparental, se avanza a la no impunidad de los crímenes de odio, la protección de la infancia transgénero y por qué no, la promoción de espacios amigables a la diversidad sexual.

La semana de la visibilidad LGBTI contempló no sólo qué es la diversidad, sino cómo se hace desde la diversidad la acción social, cómo impacta la diversidad desde los centros penitenciarios a nivel federal y la respuesta de la ciudadanía no fue la que se esperaba; en lugar de las ausencias ante la pandemia del Covid, familias enteras se volcaron a la calle en apoyo al movimiento.

Para Lorena Monjarás, la visibilización significa el no estar encerrados en casa ni escondidos.

Ver que cada vez hay más gente apoyando, más gente saliendo, que ya no estamos en la casa nada más, que ya no nos estamos escondiendo, y que es a nivel mundial esta visibilización y que es una muestra de lo que podemos hacer en diferentes actividades, tanto en lo político como en otras áreas y la visibilización es por la difusión que se le ha dado a los eventos”.

Lorena Monjarás

Gigi Vázquez, del colectivo Raimbow pensó que no asistiría mucha gente: “en la última marcha que tuvimos si hubo bastante gente, en lo personal pensé que no iba a asistir mucha por cuestiones de pandemia… la gente ya no se está escondiendo, tener esa visibilidad en este tipo de conversatorios ha hecho que la comunidad LGBT avance, que se sienta más segura y salga a defender sus derechos y salga con orgullo a las calles porque los derechos LGBT se defienden en la calle”.

Gigi Vazquez, activista. Foto: Especial

Para Noé Ruiz Malacara, activista de la Comunidad LGBTI+ de la organización San Aelredo, el crecimiento del movimiento a 12 años de iniciado, ya es tangible: “Al inicio de la marcha éramos un contingente de 30 personas y solamente éramos nosotros, gente de la comunidad LGBT pero esto fue cambiando a partir de los avances legislativos que tuvimos en el estado y que buscamos no solo el reconocimiento social, sino el reconocimiento de las leyes; aunado a ello, el que las familias puedan estar nos dice que estamos avanzando”.

Y mientras en otros municipios se están organizando, este fue el primer año en Parras de la Fuente y se organizó también en Monclova, en Acuña, en Torreón y Saltillo-

Noé Ruíz, activista. Foto: Especial

A pregunta expresa de si es más fácil salir ahora “del clóset”, Lorena Monjarás señala: “Yo creo que sí por el acceso que tenemos a la información, por ejemplo en mis tiempos, tengo 50 años, en mis tiempos no había un referente por donde yo me pudiera comparar, o donde pudiera irme. Ahora ya hay lo que sea y te identificas con la manera de cierto personaje y en tu casa también están viendo los avances, y ya no te sientes tan solo en el mundo, sabes que hay una comunidad”.

Para Gigi Vázquez, ni siquiera un clóset tendría qué haber: “la lucha a nivel global es que ya no existan esos clósets, que las nuevas generaciones ya no tengan por qué salir del clóset porque es algo que los heterosexuales no hacen y es parte de la lucha, que esas generaciones ya no tengan qué decir quiénes son y tengan ese derecho a tener una vida plena, libre y segura, y que se garantice a través del estado; y si gracias a la visibilización en el estado es más fácil salir del clóset”.

Sin embargo, la homofobia y la discriminación aún persisten.

Hace apenas unos días se registró un acto de discriminación a una pareja homosexual en una plaza pública aquí en Saltillo, lo cual ya nos indignó mucho porque no es la primera vez que sucede en esta misma plaza, en la asociación tenemos documentados 30 casos; lanzamos un flyer y un post en el cual más de 130 personas hasta ahorita, nos han contado sus anécdotas de lo que les ha pasado de discriminación y homofobia en esta plaza. Se les ha dicho que son los trabajadores los que tienen la orden de cometer esos actos de discriminación porque es un ambiente familiar”.

Para Noé Ruiz, de la organización San Aelredo, así como hay zonas geográficas de mayor dscriminación, también hay grupos poblacionales no libres de homofobia.

Si hay municipios homofóbicos pero son en general municipios muy pequeñitos, a unas compañeras les pasó que fueron a la fiesta patronal del municipio, estuvieron disfrutando pero cyuando salen de lo del baile y cuando observan que no son partye de la comunidad las rechazaron, aceptaban al gay, lesbiana o trans del municipio pero el que venga alguien a mover el pandera es una cuestión no bien vista por los habitantes, pero son municipios más chiquitos y poblaciones de 500 a 700 habitantes y les vienen a alborotar a todo el pueblo”.

Hay personas adultos mayores que todavía discriminan, que tienen esa escuela de mamá, papá, hijos y no aceptan algo que no esté dentro de la heteronorma; pero también las nuevas generaciones vienen empujando muy fuerte y que lo que hemos trabajado está dando frutos; pero también hablamos de esas iglesias judio-cristianas que afortunadamente no han prendido como ellas esperaban y otra de las partes es que en muchos espacios públicos se habla sobre discriminación sobre todo contemplando que la familia nuclear no es solamente mamá, papá e hijos, sino que ya son diversas y así como las familias lo son, los seres humanos también somos diversos”.

El hablar de mamá y papá, estamos invisibilizando a otro tipo de familias, por ejemplo abuelos a cargo de los nietos, quienes se separan y se vuelven a unir, también son otro tipo de familias, buscar que el modelo nuclear de la familia, sea solo mamá y papá, así impuesto, pues ya no, porque hemos avanzado mucho en leyes y hay parejas, aunque pocas que buscan formar familias homo parentales o lesbo parentales. Las discriminaciones tienen que ir desapareciendo gradualmente, tenemos 12 años de marcha y en lugar de que vaya hacia atrás salen cosas diferentes porque es un estado que ofrece empleo a personas de otros estados que cuando llegan a Coahuila es cuando surgen este tipo de discriminaciones porque vienen de estados en donde no hay esas mismas leyes”.

Sin embargo la ley, asegura Lorena Monjarás, no es suficiente para evitar se agredida.

Que me agredan o me golpeen va a suceder cuando tenga que suceder porque la gente, por una ley no va a cambiar su forma de ser pero obviamente ya es una tranquilidad de que de perdido ya nos pusieron atención que ya te tomaron en cuenta, pero una ley escrita en un papel realmente no te protege de nada”.

-¿Pero que no haya impunidad?

Pues cuando sepamos que se castiga porque aún hay muchos crímenes no resueltos”.

Y dice también que “más que trabajo de las instituciones educativas, es de la casa. Las escuelas están para impartir conocimiento, la educación es de la casa y es ahí donde te deben de enseñar que todos valemos lo mismo y que cada quien puede hacer lo que quiera, siempre y cuando no le haga daño a otro. La educación está en casa, las escuelas están para impartir conocimiento”.

Gigi Vázquez, del colectivo Rainbow Coahuila, asegura que los códigos de vestimenta, tambien son un molde que debe romperse.

Conozco muchas personas cercanas que hubieran preferido, siendo mujeres, llevar pantalón en lugar de una falda porque se sentían incómodas porque no iba con ellas, con su forma o estilo de libre expresión; y con los niños siento que también está muy bien, realmente la ropa no tiene género, hablando académicamente que se les esté dando esta oportunidad solo va a lograr una cosa y es que los niños crezcan plenos, que si te quieres poner esto está bien, y si no también”.

Uno de los temas importantes es el de la protección de las infancias trans y no binarias, tenerle fobia a la misma raza, es increible que la gente le quiera hacer daño a alguien porque no está de acuerdo con lo que dice o con lo que hace, y los lugares LGBT friendly y que se sientan seguros de si mismes”.

Para Lorena Monjarás, el mensaje es claro: “decirle a toda la gente que sean quien quieran ser, que no hay ningún problema, vivir es muy difícil para todos seas quien seas, tengas la orientación la identidad que sea, la preferencia que tengas, ya va a ser difícil porque no todo mundo va a estar de acuerdo contigo siempre, hay avances como la ley de identidad para comodidad de nosotras y de su entorno y no se metan en lo que hace el de al lado.

Noé Ruiz Malacara concluye: “Somos ciudadanas, somos ciudadanos conscientes de lo que queremos y cual es el objetivo y lo que queremos es vivir en un estado en donde la discriminación no sea un impedimento para tu desarrollo personal”.

Encuentra más notas sobre