Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Martes 07 de Diciembre 2021
UnidadInvestigación
| | |

Regreso a clases: piden alumnos y maestros reanudación efectiva

Foto: Especial

Foto: Especial

29 de Junio 2021

Ambas partes coinciden que con la educación en línea no se aprendió lo suficiente generando un importante rezago

LESLIE DELGADO

Ante la incertidumbre que prevalece en el sector educativo por el posible regreso a clases presenciales, tanto estudiantes como docentes coinciden en que se requiere de un proyecto para establecer los criterios para una reanudación de actividades efectiva que beneficie a ambas partes.

A un año y medio de que la Secretaría de Educación Pública a nivel federal decretara para el nivel básico, medio y superior un esquema de trabajo virtual sin tomar en cuenta las carencias tecnológicas, la poca o nula capacitación de docentes y las implicaciones psicológicas que se dieron por el confinamiento, los resultados que se arrojaron han sido contundentes, los alumnos como maestros consideran que no se aprendió lo suficiente y se tiene un rezago educativo.

Al respecto, la maestra investigadora de la Facultad de Psicología de la UA de C, Karla Valdés relató que el cambio repentino no dio oportunidad a prepararse por lo que se tuvieron que adaptar a este nuevo modelo.

“Lo que podíamos observar con los colegas es que algunos de ellos no estaban familiarizados con este tipo de tecnologías y tuvieron que hacer un proceso de aprendizaje rápido, cada quien tomó direcciones diferentes y fue un ensayo y error para poder ajustarnos a una nueva estructura” ahondó.

“Lo que es sí es muy importante mencionar es que el ser humano tiene por naturaleza procesos de adaptación, unos se querían ir otros no pero al final nos adaptamos a lo que había y a cómo se tenían que hacer las cosas algunos de mejor o peor manera, y ahora después de un año estamos adaptados a esta estructura y habrá una resistencia para volver a lo presencial también llevará otro proceso de adaptación” añadió a su declaración.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud mental es el bienestar que una persona experimenta como resultado de su buen funcionamiento en los aspectos cognoscitivos, afectivos y conductuales, y el despliegue óptimo de sus potencialidades para la convivencia, trabajo y recreación.

Si bien, las organizaciones aún no determinan cifras específicas del impacto de la Covid-19 en la salud mental, tras el retorno de algunas actividades de manera presencial, los maestros han notado un incremento en diversos trastornos siendo la ansiedad y la depresión los de mayor frecuencia, incluso algunos docentes confesaron sentirse agobiados y con altos niveles de estrés por el desarrollo de la educación a distancia.

“Pudieron tener afectaciones en cuestiones de violencia, en trastornos del sueño, alimentación y los estudios a lo largo del mundo han referido que sí hay un incremento en muchos trastornos, sin embargo, no estoy en todo de acuerdo en que se tenga la suficiente capacidad de profesionistas en cada una de las instituciones para atender porque yo no dudo que el 90 por ciento de las escuelas tengan un psicólogo que va una vez a la semana y quisiera saber cuántas horas está ahí presente además quisiera saber cuántos niños están atendiendo. Nosotros desde que inició la pandemia hemos estado insistiendo que era muy importante desarrollar un plan para estar preparados para recibir a niños con ansiedad, miedo y una serie de factores” indicó la psicóloga.

Por su parte, el catedrático de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UA de C, Alfonso González enfatizó que si se requiere el retorno a las aulas debido a las dificultades de infraestructura que algunos de sus alumnos manifestaron, además de la poca participación y asistencia que percibió al impartir sus clases.

“Como maestro yo lo viví veía cuántos estaban conectados, pero no necesariamente están atentos porque no prenden la cámara, no podía saber con cuántos contaba eso también abona a que no va a ser el año con el mejor aprendizaje posible” recalcó.

Asimismo mencionó que tras una encuesta realizada en la Facultad de Ciencias y Humanidades se descubrió un hallazgo que para su punto de vista es un parteaguas muy importante para el sistema que se pudiera aplicar en un futuro dentro de la universidad.

“Me enteré por un compañero que hizo una encuesta en la Facultad de Ciencias y Humanidades que el 70 por ciento de los docentes y alumnos no quieren regresar a actividades presenciales, yo me sorprendí mucho” señaló.

No obstante, Karla Valdés puntualizó que estas generaciones de estudiantes crearon lazos afectivos tanto en la parte virtual como de manera presencial, además recalcó que si bien el miedo a asistir a las aulas se va a generar, los padres de familia tienen la responsabilidad de orientarlos.

“Las nuevas generaciones tienen la riqueza de tener ambas partes de interacción presencial y poder relacionarse de manera virtual, todas las emociones tienen una función, el miedo de hecho es positivo que no se quite del todo eso va a llevar a cuidarte o que es un miedo inicial a algo desconocido pero que al momento de enfrentarlo va a fortalecer emocionalmente al niño o adolescente a los padres nos toca no juzgarlos y entender cuál es el origen del miedo” indicó.

En tanto el presidente de la Confederación de Estudiantes de la UA de C y estudiante de la carrera de Artes Plásticas, Omar Yeverino exteriorizó las complicaciones que enfrentaron tanto él como sus compañeros al tener que adaptarse a un sistema que no contemplaba la práctica quinestésica para su aprendizaje y desarrollo profesional.

“Yo estoy estudiando una carrera que es totalmente práctica, no hay manera de que sea desde casa lo intentas te medio sale pero de todas manera no se puede” aseveró.

Aunado a lo anterior, indicó que en su caso sería mejor regresar a clases presenciales, pero también entiende la parte de que algunos de sus compañeros no tienen la posibilidad de retornar debido a la carencia de movilidad.

“Creo que a muchos nosotros si se nos hace más fácil el regresar a clases pero también hay una contra parte de otros alumnos que no pueden” advirtió.

Para concluir, tanto docentes como estudiantes concuerdan en la importancia de un retorno seguro a las instituciones, además de un plan de educación a distancia para un sistema híbrido y una capacitación más integral para los maestros a fin de que los perfiles de profesionistas que están por culminar sus carreras no se queden sin habilidades o el aprendizaje que pudieron perder en este ciclo escolar.

Encuentra más notas sobre