Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Viernes 12 de Abril 2024
UnidadInvestigación
| | |

Por sacerdotes pederasta, iglesias de Coahuila viven crisis

Especial

Especial

23 de Agosto 2017
La Diócesis de Saltillo envío a “rehabilitación” a 100 sacerdotes para evitar más abusos contra menores.

Luego del anuncio del obispo de la Diócesis de Saltillo Raúl Vera López de que enviará a “rehabilitación” a cien curas que podrían estar en crisis espiritual y en riesgo de cometer pederastia, el padre Pedro Pantoja Arreola, integrante de la Comisión para la Construcción de Ciudadanía, dijo que era “urgente y necesario” que se tomará esa decisión.

El también activista y defensor de los derechos de los migrantes sostuvo que el tema de los pederastas “lastima” las estructuras de la iglesia católica que ha perdido credibilidad ante la comunidad por culpa de estos sacerdotes, que fueron acusados de abusar sexualmente de menores, a los que tenían bajo su cuidado y resguardo.

El primer grupo ya fue enviado a Casa Emáus, un espacio de “rehabilitación” para curas y obispos en crisis moral, espiritual o psicológica, donde “especialistas” tratarán problemáticas específicas que presenten los párrocos, como el de la pederastia.

El obispo Vera López reconoció que esta casa de retiro para “ministros de culto” es para dar atención a sacerdotes que viven momentos difíciles que van desde lo moral hasta lo espiritual y psicológico. “Es darles psicología y dirección espiritual”, informó la Diócesis de Saltillo.

Pantoja Arreola aseguró que el tema de los sacerdotes pederastas ha generado desconfianza y falta de credibilidad frente a la comunidad, una situación que lástima a la Iglesia católica.

“Lo importante es saber que se les puede dar atención y eso debe hablarnos del interés por remediar esta situación”, indicó tras aceptar que resulta vergonzoso que la Iglesia se haya visto involucrada en estos escándalos, propiciados por algunos de sus integrantes.

Según la Diócesis de Saltillo, el programa de rehabilitación para los curas en crisis tiene una duración mínima de tres meses y máxima de cinco.

La Casa Emaús se ubica en el predio conocido como San Benito y se ubica en el poblado de El Tunal, en plena Sierra de Arteaga y según los espacios tiene una capacidad para atender a más de 20 sacerdotes juntos.

Cuestionado al respecto, el padre Roberto Velázquez Tetazin, párroco de la iglesia San Nicolás Tolentino, en Ramos Arizpe opinó que estos sacerdotes en crisis espiritual deben recibir atención para salir de su enfermedad mental, al señalar que quienes está dentro de la iglesia están por gusto “y ahí nadie te obliga a ser lo que eres”.

El obispo Vera dijo el domingo pasado que los sacerdotes también tienen derecho a descansar, por lo que se tomó la decisión de empezar a enviarlos a la casa de reposo.

“A veces vienen conmigo, que quieren que los cambie de parroquia; sufren un cansancio físico y espiritual”, defendió.

Encuentra más notas sobre