Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Jueves 20 de Enero 2022
UnidadInvestigación
| | |

Drogas y problemas mentales atacan a adolescentes

droga

droga

16 de Julio 2018

Saltillo, Coahuila /16 julio 2018

Por: Martha Briones

Consumo de drogas y trastornos mentales, además del acoso escolar son parte de la problemática que se vive en las secundarias de Saltillo, como sucede con la técnica número 28, donde tienen cuando menos 40 alumnos en tratamiento con el Centro de Integración Juvenil y también en el Centro de Salud Mental.

El director de la institución, Esteban Guerrero Sifuentes, informó que han solicitado apoyo al CIJ para que atiendan a los estudiantes que han detectado que consumen drogas.

“Eso es con el Centro de Integración, pero hay otros 20 que enviamos al CESAME que tienen que ver con su comportamiento porque traen problemas de salud mental”, precisó.

Indicó que esta problemática surge porque los menores viven desintegración familiar, pues generalmente son los abuelos, los tíos o incluso primos, los que se hacen cargo de la vigilancia de los alumnos.

“Cuando detectamos alguna problemática, mandamos llamar a los papás, pero nunca están porque trabajan. En su lugar acuden otro tipo de familiares y en ocasiones es imposible que se comprometan en su atención. Ellos se encargan solamente de mandarlos a la escuela, pero no tienen otra supervisión”, dijo.

Guerrero Sifuentes reconoció que la atención de 600 estudiantes es una gran responsabilidad, que en algunas circunstancias escapa de la actuación del director.

“Los mandamos a que se atiendan y de alguna manera damos seguimiento, pero no podemos hacerlo bien sin la atención de la familia”, afirmó.

La escuela secundaria número 28 también tiene problemas de bullying o acoso escolar, donde entre los mismos estudiantes se agreden, sin que los directivos puedan hacer mucho para evitarlo.

El más reciente incidente fue el del menor de primer año que tratando de afectar a su compañero porque le caía mal por su obesidad, le lanzó una bomba casera que le explotó en la mano y le voló tres dedos.

También sus estudiantes han “brincado” a la “fama” por protagonizar violentas peleas generadas al interior del salón.

Sin embargo Guerrero Sifuentes aseguró que se ha buscado controlar el fenómeno tratando directamente a los estudiantes.

“No los podemos correr; por eso se les atiende en la medida de lo posible”, subrayó.

De acuerdo con el director de la escuela, en el caso del Centro de Integración Familiar y también con el Centro de Salud Mental, envían informes a la escuela que se comparten con la autoridad escolar para dar seguimiento, acción en la que los papás no aportan su parte.

Encuentra más notas sobre