Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 24 de Abril 2024
UnidadInvestigación
| | |

Deudos piden a Napo recuperar restos de mineros en Pasta de Conchos

Foto: Especial

Foto: Especial

30 de Agosto 2018

Monclova, Coahuila / 30 agosto 2018

Por: Jesús Medina

Deudos de los mineros atrapados en la Mina 8 Pasta de Conchos -del Grupo Industrial Minera México-, le tomaron la palabra al senador Napoleón Gómez Urrutia quien, aseguró, buscará hacer justicia, pues le piden gestionar la reapertura de expedientes de la tragedia ocurrida el 19 de febrero de 2006 para recuperar los restos de los 63 trabajadores que quedaron sepultados al interior.

“Es un acto de justicia, queremos tener la certeza de dónde colocarles una ofrenda floral, de dónde llevarles una veladora y elevar oraciones al Creador para su Eterno Descanso,” señaló José Tavares Garza, hermano de Fermín, uno de los atrapados tras la explosión de la Mina 8 en el Ejido Santa María, de San Juan de Sabinas, aproximadamente a 150 kilómetros al Norte de Monclova.

 

30 José Tavares, hermano de Fermín, uno de los mineros caídos

 

Tavares Garza fue entrevistado en su domicilio en Nueva Rosita, Coahuila, como él, hay muchos que ahora muestran interés por el retorno de Napoleón Gómez Urrutia a nuestro país.

Napoleón Gómez Urrutia estuvo hace casi 13 años en las instalaciones del Complejo Minero Pasta de Conchos, Mina 8 en la Región Carbonífera, fue la última vez que se vio en público en México, cuando desde un tejabán, noche de lluvia en febrero del 2006, demandaba el rescate de los cuerpos atrapados, ante cientos de familias indignadas, de ahí la huida y posterior asilo en Canadá.

Ahora, con su regreso a México, el líder minero nacional y Senador por Morena, regresa a los escenarios nacionales y promete pugnar castigo contra quienes sean los responsables de la desgracia de Pasta de Conchos, además de abrir expedientes que implican también llegar al rescate de víctimas y cárcel contra quienes sean los responsables de la muerte de 65 mineros que perdieron la vida en el amanecer de un domingo 19 de febrero del 2006 al explotar la mina.

José Tavares es el primero en responderle a Napoleón Gómez Urrutia desde su casa en Nueva Rosita. “Le estamos pidiendo apoyo y respaldo en lo que él ya había comprometido, estaba haciendo lo posible porque se rescataran los cuerpos, pero lo presionaron, ahora, es bienvenido para que se haga lo que el dice es un acto de justicia”, dijo.

Añade, “Tenemos confianza en él, tenemos fe en que está actuando para dejar terminado lo que prometió aquella noche en que ya no se le volvió a ver hasta que supimos estaba en Canadá.

José Tavares Garza es uno de los cientos de familiares de mineros caídos una de las tragedias laborales más fuertes del Coahuila contemporáneo.

Encuentra más notas sobre