Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Lunes 19 de Octubre 2020
UnidadInvestigación
| | |

De crítico a cuestionado

Foto: Especial

Foto: Especial

24 de Febrero 2020
Sectores ponen en duda su capacidad para desempeñar el cargo de Magistrado

Saltillo, Coahuila / 24 de Febrero 2020

Por: Redacción

Desde su designación como magistrado laboral el pasado 12 de febrero, Bernardo González Morales no ha tenido pausa: su sorpresiva llegada al Poder Judicial ha sido cuestionada por agrupaciones de abogados, dirigentes sindicales, periodistas, empresarios y hasta por un legislador de su propio partido, el PAN, que han puesto en duda su experiencia en el área laboral y con ello, la capacidad para desempeñar este nuevo encargo, así como el proceso que lo llevó a formar parte de la élite burocrática del sistema de justicia en el estado.

De un día para otro, el ex presidente estatal del Partido Acción Nacional pasó de feroz crítico a cuestionado. Antes combativo y contestatario, hoy Bernardo guarda un muy bajo perfil y tras casi 15 días de reacciones adversas a su nombramiento, no ha salido a defenderse. Se mantiene encerrado en su oficina y rehúye a los reflectores de los medios de comunicación a los que hasta hace algunos meses era tan afecto.

La falta de argumentos parece ser la causa de que hasta ahora ni el propio Bernardo, ni personajes que participaron en el proceso para llevarlo, del temporal desempleo en el que estaba, hasta al Poder Judicial, puedan legitimar su designación y acallar la ola de críticas surgidas desde su toma de protesta.

En contraparte, la polémica en la que se encuentra le ha demostrado a González Morales que está solo: en apoyo, apenas ha encontrado la débil defensa de su sucesor al frente del CDE albiazul, Jesús De León Tello, quien afirma, -sin aportar ninguna prueba- que Bernardo sí tiene experiencia en litigios laborales y por lo tanto, cumple con los requisitos para desempeñarse en su nuevo encargo.

Analistas señalan que el arribo de González al Poder Judicial respondería a consensos en los que el PAN prefirió hacer una designación política, en desprecio a la carrera judicial y que el caso de Bernardo, es similar al de otros magistrados, que guardan relación directa con despachos legales.

POR SU PRESTIGIO PERSONAL, DEBE ACLARAR: GARCÍA VILLA

Prácticamente desde que tomó protesta, el diputado local por el PAN, Juan Antonio García Villa, descalificó el proceso mediante el cual su compañero de partido se convirtió en Magistrado. García Villa explica que a los miembros del Consejo de la Judicatura, -del que forma parte como representante del Poder Legislativo-, les entregaron el Orden del Día (donde venía la propuesta de hacer a Bernardo magistrado) “30 minutos antes de iniciar la sesión”.

Fue un procedimiento tortuoso, me siento muy desalentado por estos procedimientos y nada se corrige. Yo, en la votación de las ternas, en un caso me abstuve y en el otro voté en contra. Está viciado el proceso, en el sentido literal y estricto sí cumple Bernardo, pero es un procedimiento opaco, que no da tiempo de nada, no es lo que pudiéramos exigir en un trámite democrático”, señala el diputado.

En beneficio de su prestigio personal y profesional él debe aclarar y si tiene las credenciales, que las presente”, sostiene.

POR DIGNIDAD, QUE RENUNCIE, EXIGE LA IP

El sector privado, a través de Héctor Horacio Dávila, líder de los hoteleros, cuestiona la capacidad y preparación profesional de Bernardo para esta nueva responsabilidad laboral.

¿Cómo puede llegar un magistrado sin tener algo de experiencia?, se pregunta Dávila Rodríguez, para después señalar: “también él debe tener dignidad y tiene que renunciar…¿cómo puede dirigir algo que no sabe?, ¿qué no tiene conciencia de lo que es?, nada más llegar por llegar, cualquier juicio en el que él intervenga o firme va a ser tumbado porque hay Litis al respecto”, advierte y va más allá: “por salud para el sistema, para la democracia y para su propio bien, debe renunciar”.

Señala incluso: “él ejerció como abogado sin serlo, cuando estaba como líder del partido (PAN) y eso es inaudito, inverosímil, ¿cómo te haces pasar por algo que no eres?”, cuestiona.

NO SE LE DEBE

PREMIAR: CTM

Por su parte, el dirigente estatal de la CTM, Tereso Medina Ramírez, manifiesta su rechazo a la designación de González Morales como Magistrado laboral: “ojalá no caigamos en errores de premiaciones a personas que no tienen experiencia, porque la realidad de las cosas, esas posiciones le hacen un daño a Coahuila precisamente por eso… yo no soy de las personas que reconozcan a gente que no tengan merecimientos o méritos y jamás y menos en esas áreas, tomarlas como premios o consolaciones, yo estoy en contra”, asegura el líder sindical.

QUE DEMUESTRE QUE CUMPLE CON LOS REQUISITOS: FORO DE ABOGADOS

A su vez, Ramón Rogelio Ramos Barajas, presidente del Foro Profesional de Abogados en Saltillo, hace un llamado a que el hoy magistrado demuestre ante la opinión pública que cumple con los requisitos legales para ocupar este cargo.

No he escuchado al abogado Bernardo que haya salido a señalar y a mostrar los documentos con los cuales ha cumplido…yo lo exhortaría a que haga una conferencia de prensa y a que le pregunten (sobre los requisitos) y se diluciden las cosas y que haya la garantía de que los asuntos que se ventilen en el área laboral el día de mañana no vayan a sufrir un revés porque alguien los vaya a impugnar”, señala.

ANTES, PROTAGÓNICO;

HOY HUYE DE LA PRENSA

Como dirigente estatal del PAN, Bernardo González era fuente constante de los medios de comunicación; semanalmente, al menos, llevaba a cabo conferencias de prensa y en sus continuos comunicados fijaba su postura respecto a diversos temas de carácter estatal o nacional. Hoy, evita a toda costa dar la cara a los reporteros.

Durante su toma de protesta, con frases ambiguas apenas explicó su nuevo cargo para luego retirarse a toda prisa del Congreso del Estado.

El pasado 20 de febrero durante el informe de actividades de Miguel Mery al frente del Poder Judicial, -evento al que forzosamente tuvo que acudir-, Bernardo tuvo prácticamente que correr en dos ocasiones de los reporteros frente a los que apenas alcanzó a balbucear algunas frases, antes de alejarse de donde estaban.

Un par de días antes, un reportero de esta casa editora lo esperó por cuatro horas en su oficina en espera de poder entrevistarlo. “Está en junta” fue la recurrente explicación de su secretaria.

PAPA CALIENTE

Para dos de las instancias responsables del nuevo cargo que ostenta González Morales, el asunto se ha convertido en una papa caliente: Miguel Mery, hoy cabeza del Poder Judicial, desde donde se tramitó la propuesta ante el Congreso local, pidió que sean el propio Bernardo y el Congreso del Estado quienes den las explicaciones.

Ante las recurrentes preguntas sobre si Bernardo cumple o no con los requisitos legales para formar parte del Poder Judicial, Mery señaló: “Me parece que es un tema que tiene que ver con que cumpla con las condiciones de experiencia y sobre todo que él mismo acredite las condiciones de experiencia”.

Creo que ahí está el punto, si litigó o no, si tiene los conocimientos en materia laboral, porque también puede ser una preparación académica la que pueda tener y no necesariamente litigiosa, esa preparación académica también es acreditable”, justificó.

A pregunta expresa sobre si en el Poder Judicial analizaron el currículum del polémico magistrado, volteó las baterías hacia el Congreso local: “nosotros enviamos una lista al Poder Legislativo y el Legislativo analiza finalmente si es apta o no la persona que se propone y es (el Legislativo) quien finalmente hace una evaluación.

¿Qué organismos propusieron a Bernardo? le cuestionaron, a lo que respondió “algunos ayuntamientos”, y ante la petición para que precisara cuáles de ellos, señaló: “pos no me acuerdo, son 38,… no me acuerdo ahorita, no sé si Acuña, no me acuerdo”.

¿Y no pensó que se vería mal por la ciudadanía? le insistieron: “a mí no me corresponde, pregúntenselo al Poder Legislativo”.

EN SU CURRICÚLUM NO VENÍA LA CÉDULA PROFESIONAL: CONGRESO

Al respecto, Emilio de Hoyos, Presidente de la Junta de Gobierno del Congreso del Estado, sostiene: “nosotros seguimos el proceso que marca la Constitución, el Consejo de la Judicatura hace una lista, -que es el primer filtro-, la envía al Ejecutivo  y éste nos manda su terna, nos las envía a nosotros”.

Respecto a la polémica de si González cumplió con los requisitos, afirma: “Tenemos que ser claros, nosotros recibimos su currículum, y en ese sentido esperamos que sea de buena fe en el sentido de que cumple con los requisitos”, plantea De Hoyos, quien aclara que en el currículum que les hizo llegar el ex presidente del PAN Coahuila no venía anexada su cédula profesional.

En descargo, explica que “la ley es muy general en ese sentido, y no dice que (la experiencia laboral) tenga que ser en el servicio público. “El dice en su currículum que estuvo hace algunos años trabajando en algunos despachos laborales y que en ese sentido pudo haber adquirido su experiencia”.

EL CONTEXTO

Bernardo González Morales fue Presidente del CDE del PAN en Coahuila entre el 2014 y el 2018.

Según la página web de la SEP, González Morales obtuvo su cédula profesional como Licenciado en Derecho durante enero de 2020.

El artículo 136-A de la Constitución de Coahuila señala que para ser Magistrado del Tribunal de Conciliación y Arbitraje se necesita “cumplir con los requisitos establecidos en el artículo 138 de esta Constitución y tener como mínimo tres años de experiencia acreditable en materia laboral”.

La Ley Federal del Trabajo señala en su artículo 685 Bis, que en los procesos laborales debe garantizarse la debida defensa, por lo que ambos juristas de las dos partes deberán ser Licenciados en Derecho, titulados con cédula profesional.

 

Encuentra más notas sobre