Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Sábado 27 de Noviembre 2021
UnidadInvestigación
| | |

Cerrajero, mientras haya puertas, ¡hay trabajo!

Foto: Especial

Foto: Especial

28 de Octubre 2021

Aunque el esfuerzo no es tan demandante, la vista es la que poco a poco comienza a resentir los estragos de apuntar en los bordes de las llaves en las que se trabajan.

RAÚL ROCHA

Con el oficio de la cerrajería Ismael Valdés Alonso abrió la puerta para encontrar un modo de vida que permitiera a su familia salir adelante después de que perdió su trabajo hace 30 años.

Ismael Valdés, de 71 años, mientras realiza su trabajo, platica la forma en que encontró este empleo después de que la fábrica donde laboraba cerró sus puertas en el año 1992.

Su puesto se ubica dentro del mercado Juárez por la entrada de la esquina  Allende y Pérez Treviño, en Saltillo.

Desde las 9 de la mañana abre su punto de trabajo en espera de que lleguen la solicitud de las primeras copias de llaves ya sea para reemplazar alguna de ellas porque se extravió o está en malas condiciones o simplemente para tener una copia.

“Tengo más de 30 años dedicándome a la cerrajería. Como se cerró la empresa donde jalamos, nos venimos para acá para seguir trabajando”, dijo.

“Antes trabajaba en Zincamex. Trabajaba en un departamento que se llamaba instrumentación y electrónica donde checábamos aparatos de medición electrónico y todo eso”, señaló.

Después de que se da el cierre de la empresa donde laboraba, su hermano lo invita a ayudarlo en el puesto de cerrajería, sin imaginar que sería su modo de vida desde ese momento.

“Como aquí estaba mi hermano, me invitó y aquí trabajamos los dos. Él ya tenía este punto y me dijo; vente y aquí me ayudas a jalar”, mencionó.

Desde aquel momento Don Ismael se familiarizó con todo tipo de llaves y con el tiempo la competencia ha crecido ya que toda persona utiliza algún tipo de llave que eventualmente requerirá una réplica.

“Aquí lo que hacemos es sacar copias a las llaves, a las chapas y a los candados. De aquel tiempo a la fecha ha aumentado la demanda y ya hay más lugares donde se pueden sacar copias y está muy competido”, expresó.

Recuerda que cuando inició en su trabajo de cerrajero las copias llegaron a tener un precio base de 3.5 pesos, aunque podría llegar a 5 a 7 pesos.

“Hoy el costo se ha incrementado y una copia puede tener en promedio un costo de 25 a 30 pesos”, señaló.

“Antes una copia costaba 3.50 pesos y ahora vale 25 pesos. El precio depende del tamaño y la marca de la chapa”, dijo.

“Al día sacamos entre 15 y 20 copias al día y a veces hasta 30 llaves, depende del día”, dijo.

Describió que con el paso de los años la tecnología también ha llegado a la cerrajería ya que las herramientas que se utilizaban en 1990 para hacer alguna copia eran muy diferentes.

Aunque el esfuerzo no es tan demandante, la vista es la que poco a poco comienza a resentir los estragos de apuntar en los bordes de las llaves en las que se trabajan.

Antes el trabajo se hacía con la fuerza que se imprimía al momento de utilizar una lima para hacer los surcos y relieves de la llave requerida.

“Los tiempos han cambiado y antes las copias se hacían a pura lima y era más tardado y hoy es un poco más fácil con la máquina copiadora. Antes eran hasta 10 minutos y ahora en un minuto sale la llave”, expresó.

Todos los días acuden personas con diferentes necesidades ya que algunas quieren varios juegos de llaves para el negocio que tienen, o para que cada uno de los miembros de la familia tengan una copia de su llave.

“Vienen a pedir de todo tipo de llaves, de carro, de chapas, candados de todo, pero lo que viene a pedir más la gente es el duplicado. También a veces taren la chapa cuando se les pierde la llave y aquí se la hacemos”, señaló.

Aunque señaló que las llaves de carros de modelos reciente es complicado hacerlo ya que son bajo otro esquema diseñado por lo son trabajos que no se pueden hacer en la cerrajería.

Durante las tres décadas en las que se ha dedicado a la cerrajería han tenido altas y bajas en sus ingresos, pero donde ha sufrido más el golpe fue en la pandemia del coronavirus.

Como en todos los sectores debió de ajustarse a los protocolos sanitarios para aplicarlos cuando se reactivó la economía.

“En realidad fueron pocos días los que se cerró, pero cuando regresamos a trabajar lo hicimos con las medidas que nos pidieron las autoridades y desde ese momento comenzamos a trabajar con una nueva forma que ante no hacíamos”, señaló.

“Era importante que volviéramos a trabajar porque fue una época muy difícil como para todos con todo esto de la pandemia”, dijo.

Señaló que poco a poco se ha ido regularizando el trabajo cotidiano después de lo que sucedió en el último año y medio.

Una de las cosas de las que se siente más orgulloso es que con el trabajo que tiene desde hace 30 años consiguió brindar estudio a su hijo.

“Con mi trabajo que tengo aquí logré sacar adelante a mi familia, poco o mucho, pero sale. De aquí salió para sacar adelante a mi chavo y a mi mujer”, señaló.

Señaló que su hijo terminó una licenciatura en Administración de Empresas con lo que ya tiene una llave más importante para salir adelante en la vida.

Para don Ismael son muchas llaves las que faltan por trabajar, ya sea en duplicado o alguna nueva, pues mientras exista una puerta, habrá trabajo de cerrajería.

 

Nombre: Ismael Valdés Alonso

Fecha de Nacimiento: 29 de diciembre de 1949

Edad: 71 años

Oficio: Cerrajero

25 llaves hace al día

25 pesos el promedio de cada llave por sacar una copia

3 pesos lo que costaba la copia hace 30 años