Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Jueves 24 de Septiembre 2020
UnidadInvestigación
| | |

Carlos Salcido prefiere no opinar en torno a la situación de Marco Fabián en Alemania

001050116RSM_ENTR_GDL_SALCIDO

001050116RSM_ENTR_GDL_SALCIDO

07 de Abril 2016

OSCAR BELTRÁN

El tema de racismo que ha circulado alrededor de Marco Fabián, lo cual es la queja de la razón por la que ha perdido minutos con su club en Alemania, es algo de lo que Carlos Salcido no quiso opinar directamente, aunque él sabe lo que es pasarla mal y tener que adaptarse como un mexicano, jugando en el balompié del Viejo Continente.

“No me gustaría opinar de lo de Marco porque no sé qué sucede. Siempre vas a tener dificultades porque vas a un país diferente, con costumbres diferentes y te tienes que adaptar. Hay cosas muy cambiantes y hay menos soporte, vas como un refuerzo extranjero y tienes la obligación de adaptarte rápido, si no, no tienes esa ayuda”, mencionó el jugador de Chivas.

Al respecto de que si los jugadores mexicanos son mal vistos, dejó en claro que Fabián se fue por algo, y no deben hacer menos la calidad del mexicano del otro lado del charco, es por ello que le mandó un consejo de seguir esforzándose a tope.

“Por algo está allá, si no se hubieran llevado un brasileño o un argentino. Se tiene que poner a hacer lo que mejor sabe que es entrenar, jugar. Sabe que si él se cuida y hace todo, es honesto consigo mismo, sin ningún problema puede jugar. No hay otro antídoto para estas cosas, si es algo personal no podría decirlo yo ahí”.

Finalmente habló de experiencia propia, en donde aseguró que no todo fue miel sobre hojuelas en su tiempo en el que se fue a jugar a Holanda e Inglaterra, pues más allá de lo futbolístico, la adaptación cuesta trabajo.

“Yo viví algo así pero no por otras cosas, yo porque la persona que me llevó me dejó allá prácticamente. Me sentía solo, no sabía ni cómo moverme, cómo hacer cosas y no por lo que él está pasando, no por lo futbolístico o un técnico, era más un tema personal. Ahí son cosas diferentes, acá él le tiene que dar la vuelta a la tortilla, se tiene que dar cuenta y sobreponerse a todo esto. De repente somos medio chiqueados y ahí es donde se ve realmente, tiene que tener una mentalidad fuerte”.

DGM:.

Encuentra más notas sobre