Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Domingo 25 de Febrero 2024
UnidadInvestigación
| | |

Un dolor de muelas es el que dejan dentistas 'patito'

Foto: Especial

Foto: Especial

04 de Mayo 2018

Saltillo, Coahuila / 04 Mayo 2018

Por: David González

Más que el dolor de muela, Pedro Martínez temía más por caer en manos de un mal dentista  que le tocara otra pieza que estuviera sana, pues apenas meses antes tuvo que soportar las lesiones que le dejaron mal sabor de boca al acudir con un charlatán.

Contó que parte de su mala experiencia fue al escuchar las recomendaciones de amigos que le hablaron sobre un consultorio que acababa de abrir en el centro de la ciudad y que a diferencia de otros, cobraba más barato.

Sin embargo al acudir a una extracción y empastes de muelas, nunca pensó que el especialista se iba a equivocar y le quitaría las piezas equivocadas. Pero no todo quedó ahí, Juan Alberto llevó a su hijo a que le colocaran los brackets, entusiasmado con la idea que en ciertos lugares daban facilidades y por la mitad del precio de lo que cobraba algún odontólogo reconocido..

Así pasaron seis meses y empezó a ver pocos avances en la endodoncia, pero lo más grave fue que de la noche a la mañana, desapareció el médico dentista y el consultorio cerró sus puertas, dejando varado al paciente y al tratamiento. No le quedó de otra más que buscar a otro odontólogo.

110 quejas contra dentistas

De acuerdo con la Comisión Coahuilense de Arbitraje Médico (Cocam), se reportaron 110 quejas contra dentistas en Coahuila. Esta cifra ocupa el segundo lugar en la lista de especialidades con mayores denuncias en la entidad.

De enero a marzo de este año,  ya existen 14 denuncias, en donde la queja común es que  el tratamiento no termina a satisfacción del usuario o que se extienden los plazos, provocando que salga más caro.  

La subcomisionada de la Cocam,  Sofía Gil Rodríguez, refirió que la incidencia de inconformidades es muy alta entre los especialistas privados, por lo que se trabaja de manera preventiva en hospitales y en las asociaciones de dentistas para brindarles mayor capacitación, debido a que encabezan las listas de quejas entre sus pacientes.

Resaltó que la mayoría de las molestias son por la falta de resultados en sus trabajos y el aspecto económico ya que no cumplen con el presupuesto acordado desde un principio.

“Les insistimos a los odontólogos que les expliquen bien a los pacientes, que es donde se generan las inconformidades que tan solo el año pasado, llegaron a 110 de los 800 denuncias recibidas”, comentó.

Cuidado con los consultorios ‘patito’

Por su parte, el director de la Facultad de Odontología de la Universidad Autónoma de Coahuila (UA de C),  Carlos Eduardo Flores Valdés alertó a la ciudadanía de verificar bien dónde se contratan los servicios de un especialista bucal.

El especialista reconoció que es muy fácil caer en manos de una persona que no cuenta con una especialidad o que sólo tomó un curso o diplomado y con este papel, se siente con la capacidad de realizar trabajos que solo un dentista preparado podría hacer.

A su vez, comentó que un odontólogo preparado estudia cinco años en la carrera más tres o cuatro de especialidad, según la especialidad que elija, ya sea cirujano, ortodoncista, maxilofacial, etcétera.

“He tenido pacientes desde los que acuden conmigo o que vienen de otros lados donde les hicieron malos trabajos. Y es que muchas veces se topan con gente que solo cuenta con un diplomado que es una vez al mes, y no tienen una carrera o especialidad que requiere años de estudio”, explicó.

En Saltillo y otras regiones, los consultorios dentales florecen a manos llenas en las calles del centro de la ciudad, pues es muy común ver cuadras con este tipo de negocios que ofrecen precios muy accesibles.

Se puede ver tan sólo en la ciudad, varios consultorios juntos que llegan a ocupar hasta una manzana, en donde mañana y tarde, tienen enormes filas de clientes esperando ser atendidos.

Al cuestionar al especialista sobre la diferencia de costos, comentó que se debe a que usan material de dudosa calidad, atienden al por mayor y usan a estudiantes como si ya estuvieran titulados para que realicen los procedimientos dentales.

“No les prestan la atención correspondiente, no valoran al paciente y  no ofrecen el diagnóstico adecuado de manera correcta en estas clínicas conocidas como patito”, señaló.

Pidió a quien requiera un tratamiento dental investigar por los antecedentes de la clínica y el doctor, que tenga a la vista su aviso de funcionamiento, su cédula y título profesional y que la calidad e higiene sea la adecuada en el local.

El odontólogo dijo que la calidad cuesta y la formación de un verdadero especialista también, por lo que el servicio y calidad se verá reflejado en un consultorio que opere con todas las de la ley.

Recordó por último que actualmente a la facultad ingresan 470 alumnos que pasan cinco años preparándose más un servicio social y una especialidad.

FRASE

“Les insistimos a los odontólogos que les expliquen bien a los pacientes, que es donde se generan las inconformidades que tan solo el año pasado, llegaron a 110 de los 800 denuncias recibidas”

Sofía Gil Rodríguez

Subcomisionada de la Cocam

 

 

Encuentra más notas sobre