Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 24 de Abril 2024
UnidadInvestigación
| | |

Pedofilia enciende focos rojos

pedofilia

pedofilia

24 de Mayo 2016
Una serie de incidentes escolares en los que se vulneró la integridad de menores y en algunos casos de pedofilia que trascendieron a través de las redes sociales y que fueron oportunamente detectados por la Policía Cibernética de la PGJE pusieron en alerta a autoridades y padres de familia; éste es un perfil psicológico de las personas con patologías de perversión sexual

Según Ana Bayona, especialista en psiquiatría del Centro de Salud Mental de Saltillo, la pedofilia es un desorden sexual determinado en ciertas personas desde el nacimiento y que se desarrolla bajo ciertos ambientes, pero es también una condición que aflora en individuos que fueron víctimas de abuso sexual y que replican en menores de edad.

Explicó que la pedofilia es una patología que forma parte de las parafilias o trastornos de índole sexual que consiste en la atracción hacia menores de edad.

Advirtió que los pedófilos representan un doble riesgo para la comunidad cuando intervienen otros factores como el uso de sustancias tóxicas.

Aclaró que dicha patología no involucra forzosamente el abuso sexual contra el menor, pues hay pacientes que confiesan sentir atracción por niños, pero nunca le han hecho daño a uno.

No todos son pederastas

“El pedófilo puede estar toda su vida sin abusar de un niño y sólo tenerlos en el pensamiento, y en otras ocasiones, pasar del pensamiento a la acción, es decir, de la pedofilia a la pederastia”, explicó.

Señaló que en muchos casos el trastorno causa ansiedad y deterioro a la persona que lo padece, y afecta las relaciones con su familia, sus actividades laborales y en general su desempeño en la sociedad.

Aclaró que si bien, existe una correlación en algunos casos en los que el pedófilo fue un niño abusado sexualmente, esto no es una regla en el desarrollo de dicha patología.

“De hecho este fenómeno se ha estudiado en muchas partes y se ha descubierto que tiene una base biológica: la mente del pedófilo funciona de manera diferente, estudios de resonancia magnética muestran casos en los que el cerebro está cargado de impulsos que favorecen esas preferencias sexuales”, explicó.

“Se habla de que la pedofilia es un trastorno para el que ciertas personas nacen predispuestas y es el medio ambiente el que determina si se desarrolla. Lo que se ha visto a través de resonancias es que hay hormonas que a niveles descontrolados en el embarazo de la madre provocan que el producto nazca con esa tendencia sexual”, detalló.

Bajito y zurdo, ¿posible pedófilo?

La especialista del Centro de Salud Mental, Ana Bayona, quien estudia la pedofilia, destacó que los resultados de un muestreo sobre pedófilos realizado en el marco de las últimas investigaciones en la materia hechas a nivel mundial reveló un factor interesante, se encontró una relación entre personas que padecían el trastorno sexual: todas resultaron ser zurdas, de estatura más baja que el promedio y con una peculiaridad en la longitud de los dedos, eran de manos pequeñas.

“No es una regla que las personas zurdas y de baja estatura sean pedófilas, pero en la muestra estudiada, esas características son muy comunes en esas personas”, aclaró.

Ana Bayona explicó que al Centro de Salud Mental no llegan muchos casos de pacientes pedófilos, ya que es muy difícil que una persona acepte que sufre dicha patología, pues la mayoría muestra trastornos de la personalidad y sólo acuden cuando son obligados o para comprobar que se están atendiendo.

PROTEGER A LOS NIÑOS

Para la psiquiatra Ana Bayona, una forma de prevenir casos de pederastia en espacios en los que interactúan niños y adultos -como las escuelas- es analizar el perfil de los postulantes a los puestos de trabajo para conocer su estado mental.

Agregó que generalmente el pedófilo busca empleo donde hay niños.

“Tomar medidas preventivas es lo ideal. Los papás deben estar al pendiente de los pe- queños y evitar dejarlos solos, además de escuchar y estar atentos a cualquier queja o comportamiento inusual del menor”, puntualizó.

 

 

OPB

Encuentra más notas sobre