Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 22 de Mayo 2024
UnidadInvestigación
| | |

Mochilas pesadas, una amenaza para la salud

Las mochilas no deben ser más anchas que la espalda. Foto: Especial

Las mochilas no deben ser más anchas que la espalda. Foto: Especial

10 de Octubre 2016
Condenó la falta de sensibilidad de los maestros que piden decenas de libros

Apenas cursa el primer grado de educación básica; sin embargo, Raquel, de sólo 6 años, debe llevar todos los días en su frágil cuerpo de no más de 20 kilos una mochila que parece ser más grande que ella y que contiene, entre otros útiles escolares, una lonchera, libros, cuadernos y decenas de lápices y colores.

Escenas como ésta se observan a diario en las horas de entrada y salida en los planteles de la entidad, en los que nadie controla o regula el peso que por disposición médica deben cargar los estudiantes.

Niños “jorobados”, con dolores musculares y de espalda, y en los casos más graves con daños irreversibles a la columna, son algunos de los efectos que puede provocar el peso excesivo que soportan diariamente los estudiantes en sus espaldas.

La especialista en pediatría Yarely Rodríguez Gómez advirtió que cargar más del 10 por ciento del peso corporal puede ocasionar a una persona deformaciones en la columna vertebral, lesiones en los hombros o afectaciones en las articulaciones de las manos.

Hasta siete kilos cargan los niños

En un ejercicio realizado por CAPITAL COAHUILA se comprobó que niños en edad preescolar o de primaria cargan mochilas que exceden con mucho los límites que marcan los especialistas médicos y las autoridades educativas.

En la salida de la Escuela Anexa a la Normal se pudo comprobar con báscula en mano cómo niñas de no más de 25 kilos de peso llevaban en sus espaldas mochilas con un peso de entre cinco y siete kilos.

Según las recomendaciones de los especialistas, los niños no deberían llevar más de 2.5 kilos en sus espaldas, pero el mismo caso se documentó y repitió en las escuelas del primer cuadro de la ciudad en las que fueron pesadas las mochilas.

Martha Alicia Jiménez, una madres de familia, condenó la falta de sensibilidad de los maestros que piden decenas de libros y cuadernos que los alumnos tienen que llevar todos los días.

La especialista médica Yarely Rodríguez Gómez explicó que un niño o niña de 40 kilos, por ejemplo, no debe cargar más de 4 kilos, pues se debe considerar que al bajar o subir escaleras y al descender o ingresar al carro o autobús, el infante tendrá que soportar el peso de la mochila y en tales circunstancias pueden sobrevenir lesiones o accidentes.

Agregó que un aspecto importante es que las bolsas no deben ser más anchas que la espalda; los cordones con que se sujetan deben ser de cuatro o cinco centímetros de ancho y que el peso debe estar equilibrado para evitar la tendencia a encorvarse o adoptar posturas inadecuadas.

Recomendó que una buena alternativa para no afectar tanto la espalda es utilizar mochilas de arrastre, que sean resistentes y cuenten con los compartimientos adecuados para guardar el material escolar, sin perder de vista que de cualquier forma se tendrán que cargar al momento de abordar el autobús o el automóvil.

La pediatra sostiene que los padres de familia y como los maestros deben estar atentos a los comentarios del infante con respecto al peso de sus útiles escolares, para realizar las correcciones necesarias.

Añadió que un punto fundamental para la salud integral de la niña y el niño es el relacionado con la obesidad, ya que en este caso también existe una posibilidad alta de que se presenten lesiones óseas y musculares por cargar peso excesivo, y si a ello se le agrega un calzado inadecuado, el resultado pueden ser afectaciones irreversibles.

Encuentra más notas sobre