Capital Coahuila
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinión / 

Jarrito Nuevo

Capital Digital
Capital Digital redessociales@capitalmedia.mx
Hace 3 semanas
Facebook Twitter Whatsapp

PARALAJE

HUGO DÍAZ

Hace varias semanas en este espacio se expuso el renacimiento de las esperanzas por rescatar los restos de los mineros caídos en la mina pasta de conchos la madrugada del 19 de febrero de 2006; y según aquí ello tiene su origen en la llegada del líder nacional minero napoleón Gómez Urrutia al senado de la república.

No han pasado tres meses de aquella columna y el tiempo comienza a dar cuenta de ello. La semana pasado el flamante senador se reunió en la ciudad de México con un grupo de viudas a las que les hizo tres ofrecimientos: el rescate de los restos de sus esposos, una buena indemnización y reabrir la investigación para castigar a los culpables.

Las viudas regresaron contentas y hablando del líder minero de la mejor manera, echando al olvido aquella ocasión en que provocaron la huida del líder de la mina y producto de ello un tropiezo que lo terminó dejando en un charco de lodo.

Las viudas están echando al olvido también a una de las personas que les ayudó a darle fuerza a su movimiento y a dignificarlo en aras de conseguir, antes que cualquier otra cosa, el rescate de los mineros, entiéndase Cristina Áuerbach.

La activista vino a la carbonífera y le dio rumbo a un movimiento desordenado, sin estructura y sin cabeza el cual se veía amenazado por los bombazos de dinero que se ofrecían a diestra y siniestra para diluirlo; pero gracias a Cristina el movimiento se mantuvo firme y siguió adelante.

Antier durante una conferencia de prensa a la que convocaron líderes mineros afines a Napoleón y algunas viudas, la activista salió reducida a una simple oportunista que se aprovechó del dolor y la ignorancia para hacer el negocio de su vida, incluso se mostró un cheque expedido por grupo México de los que mes tras mes le dan para que la activista entorpeciera la labor de las viudas.

Ayer la prensa regional dio cuenta a manera de información estándar, como le llama el gran periodista español Miguel Ángel Bastenier, de esa conferencia poniendo por los suelos el nombre de Cristina Auerbach.

Rodrigo Ramírez mi maestro de ética periodística dice que sin que sepa a refrito o plagio, hay que citar las buenas publicaciones, por ejemplo la editorial que hizo Ciro Gómez Leyva con el movimiento de Ayotzinapa y López Obrador; y tropicalizando: ¿Napoleón entregará a las viudas los restos de los mineros?, ¿Perseguirá a German Larrea, Vicente Fox, entre otros?, ¿Vendrá un nuevo cañonazo de billetes?

¿A quien dejó de serle útil la labor realizada en estos años de Cristina Auerbach?

hugo_diaz_noticias@hotmail.com

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
MÁS DE OPINIÓN

En el tintero

Hace 5 meses
Capital Digital

Soberbia de Alta Pureza

Hace 5 meses
Capital Digital

Política pública

Hace 5 meses
Capital Digital
Capital Digital

No lo dejemos solo

Capital Digital