Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Viernes 20 de Mayo 2022
UnidadInvestigación
| | |

Un espacio para las insurrectas

Rosa María Salazar. Foto: Especial

Rosa María Salazar. Foto: Especial

28 de Abril 2022

ROSA MARÍA SALAZAR

¡Vivas se las llevaron! ¡Vivas las queremos! grito desgarrador que escuché por mujeres y hombres familiares de mujeres asesinadas en Ciudad Juárez el 7 de noviembre de 2011, en el marco de la inauguración del memorial construido como homenaje y recordatorio permanente para las víctimas del ya conocido “caso campo algodonero” ordenado en la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, para el Caso González y Otras. 

Sin duda, una experiencia fuerte para mí, el ver los rostros de dolor, de frustración, de sufrimiento, de desesperanza, como escenario para que el gobierno mexicano cumpliera con lo dictado en la sentencia, pedir perdón públicamente por tal hecho de negligencia en la búsqueda de las víctimas; pero me quedó claro que el dolor de las familias no sanaría con ese acto público. 

Con esa impotencia interrumpieron abruptamente el discurso de las autoridades, les quitaron el micrófono, una de ella les dijo “tu no entiendes mi dolor porque a ti no se te ha desaparecido tu hija”; frase estremecedora que me hizo pensar que tal vez yo reaccionaría igual.

A casi 10 años de aquel momento, la violencia hacia las mujeres no cesa, las autoridades siguen sin cumplir, ante ello estamos las mujeres que trabajamos a favor de las que padecen este mal, están las que luchan por preservar su vida, las que se resisten a la violencia, las que se inconforman ante abusos o discriminación en su ámbito; todas somos las insurrectas, las rebeldes, las Mariposas como dijeran las hermanas Mirabal, que usaban este nombre para guardar su identidad ante el régimen de dictadura al que resistían, por lo que sus seguidores les gritaban “Larga vida a las Mariposas”.