Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Viernes 01 de Marzo 2024
UnidadInvestigación
| | |

Río Babel

28 de Julio 2023

Así la salud en tiempos de la 4T

Por Luis Guillermo Hernández Aranda

-Aún no nos llega ese medicamento, llame la otra semana para ver si ya lo tenemos.

Fue la respuesta que recibí por más de un mes de la dependiente de la farmacia del Seguro Social al llamarle para preguntarle por uno de los anticonvulsivos que toma mi hijo por su condición de parálisis cerebral.

La chica de la farmacia siempre fue amable, incluso ella fue la que me sugirió primero llamar para no dar la vuelta en vano.

Después de más de un mes por fin obtuve una respuesta afirmativa. El medicamento ya había llegado. Dichas pastillas las toma mi hijo diariamente en la mañana y en la noche, de ahí la insistencia para obtenerlo.

Al llegar a la farmacia y mostrar la receta la alegría desapareció. Otra señorita, no la amable, de manera contundente me dijo que la receta ya había caducado. Así que habría que volver al viacrucis de llevar al niño a consulta para que su médico le hiciera una nueva receta.

Esta experiencia que me tocó vivir es la realidad a la que se enfrentan diariamente millones de mexicanos. Ahí están todas las denuncias de los padres de niños con cáncer y otras enfermedades, eso sin contar el miedo que implica subirse a cualquier elevador en el Seguro Social.  

En esta realidad estamos muy lejos de Dinamarca, pero muy cerca de la soberbia y arrogancia del subsecretario de salud, Hugo López-Gatell, quien apenas el pasado 21 de julio enfrentó al Colectivo Medicamentos para Mentes Libres MX, constituido hace unos meses y que se ha venido manifestando de diversas maneras para evidenciar el desabasto de psicofármacos necesarios para tratar enfermedades neurológicas.

Ese día el colectivo se manifestó en un evento de Morena al cual acudió López Gatell y ahí el subsecretario reconoció que los integrantes del colectivo tenían razón porque -aceptó- persiste la carencia de tratamientos psiquiátricos y neurológicos, pero los llamó arrogantes y les reclamó que opacaban la atención de los demás.

Para el gobierno de la 4T es arrogante exigir medicamentos, exigir seguridad, exigir hospitales de calidad, vaya ellos todo llevan al terreno político cuando lo que quiere cualquier persona son medicamentos para tratar su enfermedad.

“El desabasto de medicamentos fue resultado de una fallida estrategia anticorrupción y de un intento de ahorro en la compra de insumos médicos. Hasta el momento, no sólo no hay ningún sancionado por actos de corrupción en la compra de medicamentos, sino que es mucho más costoso adquirir y distribuir los medicamentos en el país”, se lee en el reporte “Operación Desabasto” realizado por Impunidad Cero y Justicia Justa.

Así la salud en tiempos de la 4T donde no hay medicamentos y exigirlos nos convierte en arrogantes. Vaya insensibilidad del gobierno federal.