Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Viernes 20 de Mayo 2022
UnidadInvestigación
| | |

Me presento, soy Chito Aguirre

José Inocencio Aguirre Willars. Foto: Especial

José Inocencio Aguirre Willars. Foto: Especial

13 de Mayo 2022

JOSÉ INOCENCIO AGUIRRE WILLARS

¡Hola! Muy buenos días, tardes o noches, dependiendo la hora en que me lean. Soy José Inocencio Aguirre Willars, “Chito”, mexicano, coahuilense y saltillense a mucho orgullo, esposo y padre de una niña hermosa y muy talentosa y cuatro hijos que son unos campeones, economista de profesión, funcionario público de muchos años, priista, sarapero, aficionado a  los libros, a los Cowboys y al deporte en general. 

Hoy, después de poco más de 20 años de transitar en la vida pública de mi estado y de mi país, decidí abrir este espacio; que me gustaría considerar un espacio de debate de ideas, para poder expresar y discutir sobre algunos temas que considero vale la pena discutir. Algunos, la mayoría tal vez, serán temas relacionados a la política, la vida pública y mi forma personal de ver lo que sucede hoy en día en México y el mundo. Otras veces hablaremos de temas de coyuntura, sucesos que tal vez tengan que ver con el deporte, la música, el arte, o de las cosas que, a mi parecer, vale la pena hablar en determinado momento.

¿Por qué lo hago en este momento? Por varias razones, la primera, creo que el andar de 20 años en estos trotes me permite tener un punto de vista que puede ser interesante poner a consideración. La segunda, y la más importante, por el momento que estamos viviendo en nuestro país.

Mi padre fue priista toda su vida, nunca estuvo en algún cargo público, nunca tuvo algún beneficio personal en dedicar su tiempo al partido además de la mera satisfacción de luchar por algo en lo que en verdad creía. Cuando yo le preguntaba de niño por qué lo hacía, aún cuando existían tantas críticas hacia los políticos y hacia quienes trabajaban en los partidos, recuerdo muy bien que me decía: efectivamente, algunos aprovechan los espacios para beneficiarse en los personal, algunas cosas no se han hecho bien, pero creo que somos más los que queremos hacer las cosas correctas, los que creemos que para cambiar a nuestro país debemos de hacerlo desde adentro y dar la batalla para ser cada vez más los que queremos hacerlo como debe de hacerse. Yo también lo creo.

Creo también, por otra parte, que lo que estamos viviendo hoy, en la manera en que el presidente y su partido están manejando el país, es justamente lo opuesto a lo que necesitamos para avanzar hacia un estado en donde todos podamos tener mejores condiciones de vida.

Hoy tenemos un gobierno que puso todos los huevos en una sola canasta, la canasta del populismo. Por decreto y argumentando una bola de tonterías, canceló prácticamente todos los programas, obras y acciones que existían de gobiernos anteriores. Desde la famosa cancelación del aeropuerto (que estaba por convertirse en uno de los más modernos y funcionales del mundo), el estacionar, vender, rifar, rentar y no sé qué tantas cosas más el avión presidencial, solo para usar uno de la guardia nacional; cancelar el seguro popular, las estancias infantiles, las compras de medicamentos dejando en desabasto, entre otros, a los niños con cáncer, programas que fueron modelo a nivel internacional como Prospera, los refugios de mujeres violentadas, los fondos para atender desastres, los fondos para apoyar la seguridad en los estados, fondos para el desarrollo metropolitano, pueblos mágicos y un muy largo etcétera, todo, cancelado de un plumazo. 

Los programas de apoyo a adultos mayores y a los jóvenes son muy importantes, por supuesto, pero deben de ser conceptualizados como un modelo integral. El querer simplificar las cosas y decir que únicamente con transferencias monetarias se arreglan los problemas es francamente muy ingenuo o muy perverso. Los apoyos económicos son muy necesarios, pero deben de complementarse con esquemas de salud integral, educación, vivienda digna, seguridad social, alimentación sana y suficiente, infraestructura social, oportunidades de desarrollo y empleo, espacios y eventos de recreación, arte y deporte entre otras muchas cosas que han desaparecido por decreto presidencial.

Miguel Ramos Arizpe, coahuilense, padre del federalismo mexicano, luchó por dar mayores facultades a los estados y municipios, hoy tenemos un gobierno centralista que ha privado a Coahuila de poco más de 18 mil millones de pesos de su presupuesto.

Además, vivimos la peor inflación en más de 20 años, las tasas de homicidios más altas en nuestra historia, más mujeres desaparecidas y asesinadas que nunca, niveles de crecimiento económico prácticamente nulos, desempleo, obra pública concentrada en levantar tres elefantes blancos y un sistema de salud más colapsado que nunca.

Por todo esto, creo que vale la pena que cada vez más mexicanos y mexicanas que tengamos un punto de vista distinto a lo que se vive en la dirigencia de nuestro país levantemos la voz, discutamos, argumentemos y luchemos por nuestras ideas y formas de pensar, en este espacio, eso es lo que buscaremos.

Quiero agradecer a Grupo Región y a Capital Coahuila por permitirme este espacio, el cual aprovecharemos con mucho cariño, responsabilidad y entrega.

 

Saludos a todas y a todos y por aquí nos vemos la próxima semana.