Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 21 de Febrero 2024
UnidadInvestigación
| | |

Los símbolos de la ultraderecha y de los populistas de izquierda

Rubén Aguilar. Foto: Especial

Rubén Aguilar. Foto: Especial

09 de Febrero 2023

Rubén Aguilar Valenzuela

La ultraderecha española, que se asume nacionalista, utiliza los símbolos comunes a los españoles de la bandera y el himno nacional, pero los hace suyos como si solo fueran de ella.

 

Es lo común en ese tipo de movimientos y ahí están los casos de Brasil con los fieles al presidente Jair Bolsonaro (2019-2022) y también los seguidores del presidente Donald Trump (2017-2021).

 

Se trata de la estrategia clásica que de las distintas versiones de los nacionalpopulismo que se aprovechan de las pulsiones más básicas y emocionales de sus seguidores.

 

El sentimiento nacionalista se alimenta de símbolos (bandera e himno), pero también de la certeza construida de que se es el verdadero patriota, los otros no lo son.

 

Los populismos que se dicen de izquierda, que no lo son, la izquierda es democrática o no lo es, se apropian como lo hace la extrema derecha de los símbolos comunes del país que se trate.

 

Lo hacen, como la ultraderecha nacionalpopulista, haciendo de lado a los otros, a los que no se les reconoce el carácter de patriotas.

 

Los nacionalpopulistas de derecha a todos los que no son ellos los califican de comunistas y los nacionalpopulistas de izquierda tachan a los que no son ellos, de conservadores.

 

El nacionalpopulismo es una ideología que va más allá de las derechas e izquierdas y ambas en su discurso y comportamiento político tienden a ser muy semejantes. Siempre los extremos se juntan. Son iguales.

 

Los símbolos de la bandera y el himno han sido expropiados por los gobiernos dictatoriales de Venezuela y Nicaragua, que se asumen de izquierda. Se asumen como los únicos patriotas. Quienes los utilizan y no son ellos merecen la cárcel.

 

En realidades democráticas como las de Uruguay y Costa Rica los símbolos nacionales comunes ninguna de sus fuerzas políticas los expropia. Son de todos.

 

El presidente López Obrador, un nacionalpopulista que se asume de izquierda, intenta hacer suyo, de manera exclusiva, los símbolos de la bandera y el himno.

 

No lo ha logrado porque en el caso de México, en gran medida por la educación transmitida a todos los sectores sociales a partir de los textos gratuitos que se enseñan en el sistema escolar, los símbolos comunes siguen siendo de todos.

 

El presidente los trató de expropiar para hacerlos solo suyos y de sus simpatizantes, pero no pudo en estos cuatro primeros años de gobierno y tampoco lo va a lograr en los dos que faltan a su mandato.

 

En México, los grupos de oposición sean partidos o también organizaciones sociales y ciudadanas, utilizan los símbolos comunes de la bandera y el himno como suyos. Se identifican con ellos.

 

Twitter: @RubenAguilar