Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Martes 05 de Julio 2022
UnidadInvestigación
| | |

Jorge Aurelio Gutiérrez

Foto: Especial

Foto: Especial

23 de Junio 2022

HUGO DÍAZ AGUILERA

Que difícil resulta, queriendo y no, escribir acerca de los amigos. Alguien comentó que los reporteros  no somos noticia, claro que somos noticia, desde el momento en que formamos parte de la sociedad tenemos que estar sujetos a los mismos cristales con los que se mira a quienes no lo son.

Conocí a Jorge Aurelio en el ya lejano 1995 en el ejercicio reporteril, en aquel entonces el que esto escribe comenzaba en esta noble labor. Como se estilaba mucho acá en los “minerales” a los reporteros nuevos nos lanzaban al campo sin previa capacitación, sin siquiera una plática de inducción más que el número de notas que habría que llevar.

Los jefes no se preocupaban mucho porque sabían que en campo estaba Gutiérrez y nos iba a echar la mano. Así era, Jorge Aurelio siempre estaba presto para encaminar a la raza en los menesteres de la reporteada, su facilidad para relacionarse con las fuentes fue una cualidad que le ayudó mucho a desarrollarse en el periodismo.

Gutiérrez nos enseñaba lo elemental: a conocer a las fuentes, cómo llegarles, cómo comenzar la entrevista etc. Toda su vida como reportero trabajó para la XENR con Juan Jaime Ramos. Pionero de los reportes vía teléfono, pues pegaba la bocina de la grabadora al teléfono para reproducir los “inserts” después de su redacción y se escuchaba gigante. 

Entre las bromas que le gastaba la raza era la de llegar en carro a donde estaba transmitiendo y subirle al radio del automóvil para que se viciara, Gutiérrez solo se reía y decía ¡ah,  raza! En veintisiete años de conocerlo no lo recuerdo enojado, solo muy triste y extrañado cuando hubo quien quiso involucrarlo de mala fe en un crimen. 

Otra de las enseñanzas que  Gutiérrez siempre nos comentaba era que anduviéramos presentables para el trabajo de reportero, limpios y acicalados, a él le gustaba mucho la ropa de vestir y la corbata. Me contó que en un informe de Wicho Rodríguez como alcalde en el Casino Sabinas, antes de entrar al recinto se le acercó la Guayaba Cárdenas y le susurró al oído: ¡Eh cokis (por Jorge) quítate el saco, el licenciado Wicho viene con camisa a cuadros!

Le gustaba vestir las camisas conmemorativas de la Cabalgata Santo Domingo, decía con orgullo que las tenía todas, cubría desde la noche mexicana hasta la llegada al vado ese tradicional evento. Jorge Aurelio Gutiérrez Hernández era un reportero 24 horas los siete días de la semana desde antes de las redes sociales. Antes había trabajado en las Sabritas, en los Anáhuac y también de bombero.

Egresado como contador de la Academia  Alfonso Bermea, hijo de mi vecina Doña Edelia Hernández y Weleano Gutiérrez (QEPD) tuvo varios hermanas y hermanos entre ellos Rolis (QEPD) y Juan Oscar (La mosca).

Con su esposa Bertha tuvo dos hijas, Georgina y Mara. Vaya pues un abrazo solidario para toda la familia de Gutiérrez y una oración al creador por el eterno descanso de su alma. ¡Dios necesitaba una entrevista, y le mandaron al mejor!