Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Viernes 30 de Julio 2021
UnidadInvestigación
| | |

Inicia el declive de la población en el mundo

Rubén Aguilar. Foto: Especial

Rubén Aguilar. Foto: Especial

13 de Julio 2021

Rubén Aguilar Valenzuela

A partir de la aparición del Homo Sapiens, hace 200 mil años, la población del mundo ha crecido en forma lenta, pero constante. Fenómeno solo alterado en algunas épocas de la historia y en ciertas regiones por pandemias y guerras.

Esta tendencia histórica entró ya en declive, que habrá de acelerarse en la segunda mitad de este siglo XXI, como lo plantean en Enfrenta declive población mundial Damian Cave, Emma Bubola y Choe Sang-Hun (The New York Times, International Weekly, 29.04.21)

En el siglo XX, la población vio su máximo crecimiento de la historia cuando de 1.6 mil millones de personas en 1990 se pasó a 6.0 mil millones en 2000. Esto al reducirse la mortalidad infantil y elevarse la expectativa de vida.

Ahora todavía algunos países siguen registrando crecimiento, sobre todo en el África subsahriana, donde las familias continúan teniendo cuatro hijos, pero en otros, sobre todo en Europa, el decrecimiento ya está presente y va a continuar.

Los países más desarrollados se enfrentan a un estancamiento poblacional y a un descenso en la fertilidad. Esto incluso en países como México o India que por muchos años tuvieron un crecimiento acelerado, pero ahora la tasa de natalidad es solo la tasa de remplazo (2.1 hijo por familia) o todavía menos.

Hay consenso entre los demógrafos que la población mundial entrará en un declive irreversible a partir de la segunda mitad del siglo XXI. Y sostienen que una vez que inicia la espiral del descenso éste se vuelve exponencial, al igual que fue el del crecimiento.

Ahora sociedades como la de Estados Unidos, Canadá y Australia han mitigado el declive con la llegada de migrantes, pero en los países de Europa del Este al fenómeno de la reducción de los nacimientos se añade el de la emigración y lo mismo sucede en algunos países de Asia.

Desde 2019 la tasa de fertilidad más baja del mundo es la de Corea del Sur con 0.92, menos de un hijo por mujer, la cifra sigue descendiendo. Para 2100, de acuerdo a un artículo publicado en la revista Lancet, por Enrica Sciullo, 183 de los 195 países que pertenecen a la ONU tendrán tasas de fertilidad por debajo del nivel de remplazo.

En la proyección de esta especialista, China pasaría de los mil 400 millones de habitantes, que ahora tiene, a 780 millones al finalizar el siglo. El cinturón industrial de ese país en la última década la tasa de fertilidad se redujo a 1.2. Es posible que al final del siglo Nigeria tenga más habitantes que China.

El escenario anterior es el más aceptado entre los demógrafos y lleva a la necesidad de cambios históricos de gran envergadura. Y van a ocurrir fenómenos que se presentan en algunos países como una menos presión sobre los recursos, que se desacelere el cambio climático y que se reduzcan las cargas de trabajo de las mujeres.

Y también el que cada vez haya más personas jubiladas y menos trabajando lleva a un replanteamiento de la estructura como están organizadas las sociedades. Los migrantes serán más necesarios que nunca, pero con el tiempo van a escasear.

Especialistas de la ONU plantean que los países van a aprender a vivir en el declive y adaptarse a esta realidad. Y señalan que la situación no debe verse con alarma. Sostienen como algo positivo que poblaciones más pequeñas van a conducir a salarios mejor pagados, a sociedades más igualitarias, con mejor calidad de vida y menos emisiones de carbono.

Los articulistas terminan su texto diciendo que muchos demógrafos plantean que en un futuro los historiadores van a ver el momento actual como un periodo de transición en el que los seres humanos descubrieron cómo podían lograr que el mundo fuera más hospitalario, para todos.

¿Ante una realidad de esta dimensión cuál es la postura de la Iglesia? ¿Cómo piensa acompañar a las parejas y a las familias en esta transición? ¿Cómo se habrá de reestructurar en un mundo con menos creyentes y una Iglesia necesariamente más pequeña? ¿Cómo se visualiza en el 2100?

Twitter: @RubenAguilar

Encuentra más notas sobre