Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Viernes 06 de Noviembre 2020
UnidadInvestigación
| | |

Firma y Señal

29 de Marzo 2016

Por LOURDES DE KOSTER @Lulukoster

Si alguien supo burlarse de la ley en Coahuila, es el hábil ex líder del Partido Progresista de Coahuila, Héctor Acosta Almanza. Anda gastando sin empacho los más 850 mil pesos que le quedó a deber al extinto Instituto Electoral y de Participación Ciudadana. ¿Y adivine dónde? En el Mall de Eagle Pass, en Texas.

 

El precio del dólar le hizo lo que el aire al Juárez a este personaje autoexiliado en Estados Unidos, que además de poner en jaque a los consejeros que lideró “El Pollo” Leopoldo Lara, se da vida de ricos en restaurantes texanos.

 

La liquidación del Partido Progresista de Coahuila inició en julio de 2014 y nunca lograron arrancarle un solo peso a Héctor Acosta quien tenía cuentas bancarias, bienes y algunas deudas por casi un millón de pesos.

 

El más ofendido y quien arremetió a cuanto periodista criticó al fallido Partido Progresista de Coahuila, es Héctor Hugo Acosta Lozano, quien se embolsó miles de pesos del erario gracias a las argucias con las que su padre operó el instituto.

 

Desde el año pasado cuando Gabriela de León inició en la presidencia del nuevo Instituto Electoral de Coahuila, dijo que habría borrón y cuenta en las sanciones y dinero que se llevaron líderes de mini partidos, candidatos ciudadanos y abanderados udecistas o perredistas, incluso, tampoco le cobraría a Guillermo Anaya la multa de 400 mil pesos que le impuso “El Pollo” Lara.

 

Habrá Firmas y Señales cuando la ley electoral en el estado quede bien afianzada y realmente se aplique. Cuando los líderes de estas franquicias familiares, digo partidos de la “chiquillada” dejen de gastar discrecionalmente la prerrogativa que reciben.