Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Sábado 02 de Marzo 2024
UnidadInvestigación
| | |

Firma y Señal

4C_Renuncia1280

4C_Renuncia1280

28 de Abril 2016
Dicen que cuando el río suena, es porque agua lleva… y por la abrupta salida del organigrama municipal del tesorero y magnate del “Panamá Papers”, Adrián Ortiz Gámez se advierten problemas financieros en el Ayuntamiento de Saltillo

Dicen que cuando el río suena, es porque agua lleva… y por la abrupta salida del organigrama municipal del tesorero y magnate del “Panamá Papers”, Adrián Ortiz Gámez se advierten problemas financieros por malos manejos y sobregasto –en publicidad, imagen y asesores – en el Ayuntamiento de Saltillo.

 

Ayer inició el proceso de entrega recepción a Rosa María Zertuche, quien a partir del 15 de mayo estará despachando en la Tesorería municipal.

 

Adrián deja una deuda de más de 200 millones a proveedores y contratistas,100 millones de pesos en bancos. Aunque hay que recordar que cuando acabó la gestión del ex alcalde, Jericó Abramo Masso, dejaron deuda cero a proveedores.

 

Fue Armando Plata, mandamás de la Auditoría Superior del Estado, quien encendió focos rojos en ayuntamientos como el de Saltillo, porque Isidro López además de chambón, salió bueno para gastar en imagen, asesores y solapar “triquiñuelas” de sus cercanos.

 

El magnate del “Panamá Pepers” Adrián Ortiz asegura que se irá a descansar a su casa. Que no estará ni asesorando a Chilo, ni a Rosy Zertuche, ni a nadie en su oficina. Ni tantitas ganas le quedaron de regresar a la Presidencia Municipal.

 

Algo hizo, algo vio, algo sabe… el caso es que Adrián Ortiz se va por la puerta trasera y deja pendientes en el gasto, nómina abultada y recomendaciones que nadie atendió en estos más de dos años que atendió en la planta baja del edificio municipal en Saltillo.

 

Habrá Firmas y Señales con el retiro de Adrián Ortiz. Se va antes de que empiece la guerra política y la crítica por la escandalosa erogación en asesores y publicidad, que pesan sobre la administración sarapera.