Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Martes 27 de Febrero 2024
UnidadInvestigación
| | |

El Plan B

José Inocencio Aguirre Willars. Foto: Especial

José Inocencio Aguirre Willars. Foto: Especial

02 de Febrero 2023

JOSÉ INOCENCIO AGUIRRE WILLARS

¡Hola! Muy buenos días, tardes o noches, dependiendo la hora en que me lean. 

Es un hecho que el presidente tiene un tema personal contra el INE. Una vez que falló en su intento de modificar la constitución para quitarle atribuciones y hacerlo menos independiente, optó por aplicar lo que denominó el “plan B”. Este famoso plan B es básicamente reducir el presupuesto del organismo para debilitarlo y eventualmente transformarlo o desaparecerlo.

Para entender el impacto que tiene la propuesta de Morena en la democracia de nuestro país, es importante primero conocer cómo se organizan las elecciones y qué papel juega el INE.

Desde su creación en 1990 como Instituto Federal Electoral, el hoy INE se integra en una estructura ejecutiva compuesta por una Junta General Ejecutiva, 32 Juntas Ejecutivas Locales y 300 Juntas Ejecutivas Distritales. Es decir, además de tener una representación en cada estado, tiene una cédula de representación en cada distrito federal de país. Estas Juntas tienen como responsabilidad dar seguimiento a 93,371,404 de electores en el país, un promedio de 311 mil por cada distrito.

Es decir, para organizar una elección la autoridad electoral divide a cada estado primero en distritos federales (en el caso de Coahuila se divide en siete) y después en secciones electorales (Coahuila tiene 1752, un promedio de 250 por distrito). Una sección electoral es una subdivisión territorial de los distritos electorales, se trata de la unidad básica de la geografía electoral para la inscripción de la ciudadanía en el Padrón Electoral. Es decir, es el espacio geográfico en donde se agrupa a cierto número de votantes para que voten en determinada ubicación.

Las Juntas Distritales, compuestas por cinco vocales, son las responsables, entre otras cosas, de; registrar a los electores a través de los módulos de atención ciudadana, proponer la conformación de las secciones electorales del distrito atendiendo la dinámica de crecimiento o migración poblacional, ubicar las 550 casillas que en promedio se instalan por cada distrito, reclutar a los capacitadores electorales y asegurar la capacitación y presencia de los funcionarios de casilla, esto visitando en su domicilio a un promedio de 40 mil ciudadanos por distrito, recopilar, revisar y procesar la documentación que se genere en un proceso electoral, auxiliar en el traslado de los paquetes electorales así como de la educación cívica de la ciudadanía. El INE cuenta con aproximadamente 2,571 funcionarios con Servicio Profesional Electoral Nacional que trabajan en las Juntas Ejecutivas Distritales y Locales de todo el país. 

El Plan B obligaría a eliminar las Juntas Distritales y a reducir en un 84% el personal que labora en ellas. Lo que supondría que, en el caso de Coahuila, desde una sola sede se abarquen los 152 mil kilómetros cuadrados de la entidad, se monitoree el empadronamiento y crecimiento de las secciones electorales, se visiten 280 mil hogares en los 32 municipios, se capaciten a más de 21,000 funcionarios y se procesen más de 4 mil paquetes electorales. Centralizados a un solo espacio y con menos del 15% del personal con el que hoy se cuenta. Tampoco tendríamos la certeza del correcto traslado de los paquetes electorales al no contar con las figuras que actualmente se aseguran de ello.

Otra afectación del Plan B está en impedir el registro de manera eficiente de los representantes de los partidos ante las casillas. En una elección federal se instalan cerca de 160 mil casillas, es decir, se pueden registrar poco más de 2.2 millones de ciudadanos como representantes de sus partidos. Este proceso que actualmente se lleva en 13 días pretende convertirse en uno de 48 horas. La implicación de lo anterior es que no habría certeza ni de los presidentes de las casillas, ni de los partidos, acerca de quienes de los representantes fueron debidamente acreditados y pueden participar dentro de las casillas.

Nos ha costado mucho tener la democracia que hoy vivimos en nuestro país, pero el costo de perderla sería incalculable. No regateemos a aquello que nos da certeza, estabilidad y tranquilidad en la elección de quienes llevan el destino de nuestro país y nuestros estados.

Saludos a todas y a todos y por aquí nos vemos la próxima semana.