Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Martes 05 de Julio 2022
UnidadInvestigación
| | |

Dolor, coraje, frustración

FOTO: Especial

FOTO: Especial

22 de Junio 2022

Julián Parra Ibarra

Ángel David era un chico de 17 años a punto de concluir su preparatoria y se alistaba para ingresar a la universidad, donde tenía el sueño de convertirse en médico. Tenía todo el mundo por delante y las ilusiones de ayudar a sus semejantes a través de la que sería su profesión. Sus padres, trabajadores ambos del sector salud en el Hospital General de Lerdo, quizá habrían influido en la elección del chico gomezpalatino.

Una mujer afroamericana desquiciada le arrebató la vida el pasado fin de semana en Los Ángeles, California. Sin motivo alguno emparejó su auto y disparo en contra del vehículo en el que viajaba Ángel David, en cuyo cuerpo impactaron cuatro balas. El dolor de los padres –que habían viajado junto con él para una visita familiar y aprovechar para hacer compras de su hijo para el inicio de su carrera universitaria-, ha sido el dolor de muchos gomezpalatinos, de muchos laguneros, que nos hemos llenado de rabia, de coraje, de frustración.

Encima del dolor, los padres del chico enfrentan en un país que no es el suyo, con barreras de un idioma que no es el suyo, el procedimiento legal y burocrático para repatriar el cuerpo de su hijo. El gobernador de Durango, José Rosas Aispuro Torres ha dicho que su gobierno se hará cargo de los gastos del traslado del cuerpo de Ángel David. Es lo menos que como duranguenses, como laguneros, podemos esperar, en un acto de solidaridad y de humanidad.

El gobierno federal, el que reparte abrazos a los delincuentes, no ha dicho esta boca es mía para acompañar a la familia en los trámites y la repatriación del cuerpo de su hijo ¿Un jovencito mexicano, duranguense, lagunero asesinado a tiros en la Unión Americana? No, eso no pueden distraer al canciller mexicano Marcelo Ebrard, justo en los momentos en que arrecia la lucha entre las ‘corcholatas’ presidenciales para definir la candidatura del partido del Presidente rumbo a la sucesión del 2004, que será hasta dentro de dos años, pero que es más importante que la vida de un niño que tenía sueños de convertirse en médico para ayudar a sus semejantes.

Marcelo Ebrard por cierto, va a estar en Torreón este sábado junto con las otras ‘corcholatas’ para promover su imagen porque quiere ser presidente ¿De todos los mexicanos? O menos para los niños asesinados en Estados Unidos y sus familias.

¿La vida de Ángel David no te importa canciller? ¿El dolor de sus padres no te ablanda un poco los sentimientos como para que el gobierno mexicano los acompañe, mínimo, en estos momentos trágicos?

 

@JulianParraIba