Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Viernes 23 de Febrero 2024
UnidadInvestigación
| | |

Dobleces

Voces

Voces

31 de Enero 2024

Israel Mendoza Pérez

@imendozape

A 30 años de distancia, la figura del malogrado aspirante presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio, tiene un efecto de eco contrastante entre morenistas, la cuatroté, y los encargados de medrar con el apellido del oriundo de Magdalena de Kino, Sonora, como el neocolosista Gonzalo Navor Lanche.

La petición de Luis Donaldo Colosio Riojas, alcalde de Monterrey por Movimiento Ciudadano, de indulto para Mario Aburto resonó en Palacio Nacional y exhibió la ambigüedad y perversidad de la cuatroté frente al caso Colosio. El presidente Andrés Manuel López Obrador, descartó llevar a cabo el indulto, ya que “yo no voy a dar un carpetazo a un asunto así”.

Sin embargo, con su postura se activaron una andanada de dimes y diretes en la que todos pelean por la figura del exabanderado presidencial de 1994 y, que por antecedentes históricos, el PRI juega un papel crucial en este caso.

Sin embargo, el ahora partido en el poder se apropió de la historia y sus ramificaciones se encuentran en un punto de choque interno y van sin una línea clara. Por un lado, defiende al victimario a través de la CNDH y se estimula la posible liberación de Mario Aburto para marzo de este año. En tanto, el partido guinda adopta a los “colosistas” y cobija los ideales de la víctima del 23 de marzo de 1994. Apenas el 4 de enero, el dirigente nacional del Partido Republicano Colosista, Gonzalo Navor expuso que las ideas de Luis Donaldo Colosio Murrieta viven en la 4T.

En tanto, Rosario Piedra estimuló a través de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, desde meses atrás, la defensa de Mario Aburto. Al grado de provocar la creación de la Fiscalía Especial de Investigación y Litigación para el Caso Luis Donaldo Colosio de la FGR, luego de la emisión de la Recomendación 48VG/2021.

Y es que en este caso, no se puede perder de vista que, con independencia de que a Mario Aburto se le debió de juzgar con el Código Penal de Baja California y no con el Código Penal Federal (CPF) que, de hecho, un Tribunal Federal deberá emitir una nueva sentencia sobre ese punto, no debiese de proceder un eventual indulto a cargo del presidente.

Sin embargo, el ambiente político se encuentra enrarecido alrededor de la figura de Luis Donaldo Colosio. Al interior de Morena se permite que la Agrupación Política Nacional llamada Partido Republicano Colosista, propiedad de Gonzalo Navor Lanche se convierta en una organización satélite al partido en el poder y jueguen sus intereses rumbo a 2024, mientras exhaltan y medran políticamente con el ideario colosista. 

Morena juega con las dos caras de la moneda. Explota un caso con perversidad. A no ser que en lo político, Morena sea colosista y en lo jurídico con la CNDH se declare aburtista. La incongruencia está a la vista, la cuatroté convive y distorsiona el caso Colosio-Aburto. En tanto, Gonzalo Navor entierra los ideales colosistas frente a la defensa de Mario Aburto desde el poder.