Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Jueves 22 de Febrero 2024
UnidadInvestigación
| | |

Dobleces

Voces

Voces

19 de Enero 2024

Las trapacerías del embajador

Israel Mendoza Pérez

La tragedia en Tlahuelilpan, de hace cinco años, es la herida abierta en Hidalgo y la deuda histórica endosada de Omar Fayad al gobierno de la cuatroté. Los deudos aún pelean, indemnizaciones, con la aseguradora Mapfre encargada del seguro de Pemex. Mientras, el exgobernador ya se encuentra instalado como embajador en Noruega.

Fayad Menses ganó impunidad. Los afectados perdieron familiares. Ese es el resultado de un político apadrinado desde Palacio Nacional.

Y es que de acuerdo con la Ley General de Bienes Nacionales obliga a Pemex a tener un seguro de responsabilidad civil que debe renovar cada dos años y a Mapfre le pagó 560 millones de dólares por la póliza de seguro cuya cobertura abarca la responsabilidad civil, incluidos los actos malintencionados.

El 9 de noviembre de 2023, cuando se le cuestionó al presidente, Andrés Manuel López Obrador, por qué lo había propuesto para ese cargo, respondió que por su atención a la explosión de Tlahuelilpan.

“Llegué en la noche a Tlahuelilpan y era dolorosísimo, por ese incendio que le costó la vida a muchísima gente, y llegué y ya estaba ahí Omar, y no se despegó, no se despegó”. 

Así como por su comportamiento electoral. Le reconocí que les pedía a todos que hiciéramos el esfuerzo de que no nos metiéramos a ayudar a ningún partido, a ningún candidato, y él cumplió… otros no”.

Sin embargo, la realidad en Tlahuelilpan es contraria a la visión del Presidente. Premió a Fayad; minimizó a las víctimas directas y colaterales, que a la fecha siguen en desamparo. Además de que a ojos de la opinión pública el nombramiento del Ejecutivo se tradujo en un pago de favores políticos. Y es que la impostura del embajador Fayad es la muestra de la improvisación y la falta de respeto al Servicio Exterior Mexicano y a los países en los que llegan políticos con antecedentes enlodados.

El segundo caso más escandaloso en la carrera de Fayad Meneses es el quebranto económico que le significó a la hacienda estatal la bolsa perdida por 807 millones de pesos, tras haber sido depositada por el gobierno estatal en el Banco Accendo, una institución bancaria que entraría en una suerte de quiebra, quedando así imposibilitada para retornarle esos fondos a la administración estatal de Hidalgo, que hoy encabeza Julio Menchaca Salazar.

Omar Fayad es el embajador impresentable en el país europeo. Su gobierno fue un sexenio perdido en materia de combate contra la corrupción, particularmente en lo que respecta al delito de enriquecimiento ilícito. Y aun así, salió premiado con una cartera diplomática. El caso de Tlahuelilpan lo dejó en manos del gobierno federal y se alejó de las víctimas. En lo político traicionó al PRI y lo más honesto que ha hecho fue admitir ante senadores: “No me considero con mérito para ser embajador”… Aún así ya se encuentra en el extranjero. Vive del erario y con un cargo que cubre sus trapacerías hechas a lo largo de seis años en un gobierno bajo las siglas de un partido al que despreció en el ocaso de su carrera.