Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Domingo 25 de Febrero 2024
UnidadInvestigación
| | |

Dobleces

04 de Agosto 2023

Zambrano se aferra a sus candidatos

Israel Mendoza Pérez

@imendozape

Con desesperación, Jesús Zambrano, dirigente nacional del PRD, pretende meterse, a través de sus incondicionales a la lucha por la candidatura a la Jefatura de Gobierno de la CDMX. Aún y con las recientes pérdidas de los registros estatales en el Estado de México y Coahuila, y los estropicios de otros 15, en pasadas contiendas electorales, el dirigente perredista hace su última apuesta a sabiendas de enfrentarse con la dirigencia estatal e imponer a los suyos.

La confrontación con la dirigencia de Nora Arias está en puerta. Zambrano tiene dos cartas para hacer un último movimiento rumbo a 2024, y golpetear a su partido en la Ciudad de México con el diputado federal Luis Espinosa Cházaro y la alcaldesa de Tlalpan, Alfa González. 

Sin embargo, ambos son cartas inviables. La alcaldesa es políticamente débil en la capital y en su administración tampoco hay limpieza administrativa, en 2022, la contraloría de la Ciudad de México encontró que la alcaldía Tlalpan ejecutó programas con irregularidades e incurrió en el probable desfalco de casi 800 mil pesos mediante pagos injustificados y anomalías en los registros de beneficiarios. 

Además, se detectó que los servidores públicos con los cargos de coordinador de Desarrollo de Actividades Deportivas y el jefe de la Unidad Departamental de Promoción Deportiva no actuaron con la máxima diligencia dentro de las funciones establecidas en las Reglas de Operación del programa social denominado Activando Tlalpan, pues fueron omisos en verificar que los facilitadores contaran con los requisitos solicitados por el programa.

En tanto, Espinosa Cházaro tiene en su carta de presentación su colaboración con el ahora senador, Miguel Ángel y su administración plagada de fallas y anomalías administrativas y financieras.

Aun así, Espinosa Cházaro sale a la defensa, “estoy consciente que Miguel Ángel Mancera tendrá que responder por su gobierno, pero en tanto no esté nada probado, para mí son ataques de carácter político”.

Y es que, Espinosa Cházaro es un falso “chilango”, quien en realidad vive en Houston, aunque nació en Guadalajara y creció en Querétaro.

Zambrano no tiene cartas fuertes, pero le sobra ambición. Sabe que aplica el aforismo de “perdiendo, gana”. Esa es la manera en que se mueve y comienza a convertirse en el propio destructor del PRD, ahora en la ciudad de México. Zambrano montó a Cházaro en una aventura electoral. No es el dirigente más emotivo para los perredistas y el legislador solo es parte de la estructura burocrática de Nueva Izquierda. 

El PRD ya no es el partido de la movilización social ni simpatizante de grupos de académicos, intelectuales que en algún momento fue. 

La capital nunca fue bastión de Nueva Izquierda. Ahora pretende convertirse en una corriente local, ya que su fuerza se encuentra mermada y va en declive.

Zambrano tiene la necesidad de concentrar la mayor cantidad de posiciones rumbo a 2024, por eso su ampliación de periodo como dirigente y aferrarse a negociar de manera directa, el mayor número de espacios. Por ello se encuentra aferrado a pisotear al PRD de la Ciudad de México.