Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Domingo 03 de Marzo 2024
UnidadInvestigación
| | |

Dobleces

24 de Julio 2023

Atorado en el tiempo

Israel Mendoza Pérez

@imendozape

Las presiones para una declinación por parte de Santiago Creel, a favor de Xóchitl Gálvez, apremian las negociaciones entre los dirigentes partidistas del Frente Amplio por México. Mientras más rápido se decante Creel Miranda, para Marko Cortés será más fácil abrir paso a la negociación entre las dirigencias de la Ciudad de México.

Hasta el momento, la aspiración política de Creel Miranda se volvió un tapón para las negociaciones de frente opositor y para el interior de los panistas. No se anima a dejar el paso libre a Gálvez ni quiere aceptar un “premio de consolación”. A Creel Miranda le sobra ambición, pero le falta estrategia para conectar con los ciudadanos. El voto switcher —el del ciudadano al que se le puede persuadir por ser cambiante— tampoco está de su lado. No es el voto aspiracionista, porque ese ya lo cautivó Xóchitl Gálvez.

De acuerdo con las recientes mediciones, Xóchitl Gálvez mantiene un liderato en las preferencias ya que en esta contienda entre aspirantes del frente se ubica en un 44% de las preferencias, seguida de Santiago Creel con 16%. Ese rango de diferencias se mantiene desde hace un par de semanas y obliga a los equipos de panistas a tomar la mejor decisión y llevar a cabo una operación de cierre de filas antes de entrar a la confrontación y fisuras intrapartidistas.

Los números adversos a Creel y el error táctico de declararse “discriminado a la inversa”, le acarreó números negativos y una serie de reproches en redes sociales. Creel está ubicado, —gracias a la liturgia mañanera— como parte del bloque de personajes privilegiados por el pasado. Ese es uno de los negativos que arrastra su “precandidatura”.

La siguiente falta de atractivo es la pertenencia al “gabinetazo” de Vicente Fox en el año 2000. En ese año quedó a tres puntos de ganarle a Andrés Manuel López Obrador, la Jefatura de Gobierno del DF, pasó de los 13 a 35 puntos durante el proceso de campaña, pero no le alcanzó la ola del cambio. El premio de consolación fue la Secretaría de Gobernación. Ahora, el escenario es otro y sus simpatías se diluyeron a lo largo de los años, incluso su llegada a la legislatura actual, a través de la vía plurinominal, juegan en su contra para mostrarse como un candidato con estrategia, coraje y fortalezas propias.

De acuerdo con la información del war room de Creel, ya está en la mesa de negociación reiterarle la invitación para su declinación y representar al panismo tradicional a través de la coordinación de campaña presidencial de Xóchitl Gálvez. Con ello despresurizar las negociaciones del frente opositor en dos vertientes: a nivel nacional y en la Ciudad de México.

A Creel Miranda ya le comenzaron a señalar que su tiempo y popularidad ya pasaron de moda. Y los políticos soñadores, como en algún momento se declaró ya no hay cabida. El triunfo del año 2000 es otra historia y era otro país en juego. Sin embargo, el foxismo quedó sembrado como la facción panista enemiga de la cuatroté. Eso en la actualidad es acrecentar la polarización social y para este momento, el aumentar la división social es avivar la hoguera.