Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Martes 20 de Febrero 2024
UnidadInvestigación
| | |

Dobleces

05 de Julio 2023

El socio del STPRM

Israel Mendoza Pérez

@imendozape

Bajo el cobijo económico del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), desde la época de Carlos Romero Deschamps, el empresario Salvador Álvarez Hoth, propietario la empresa Estrategia Estructural, encontró el camino directo a las licitaciones, directas tanto en el sindicato petrolero en municipios y, ahora, secretarías en tiempos de la cuatroté.

Incluso, Ricardo Aldana Prieto, secretario general del STPRM, miente ya que no ha podido romper con el pasado de Romero Deschamps, ya que entre las herencias le dejó un comité ejecutivo entronizado y un empresario-socio que mantiene trabajo de obras con el sindicato vía directa y poco transparentes.

En este año, el gremio le pagó 66 millones 852 mil 325 pesos a la empresa Estrategia Estructural que construye un mega deportivo en Cárdenas, Tabasco, que llevará el nombre del exdirigente sindical.

Los recursos provinieron de los remanentes de la cláusula 251 bis, un estipulado a través del cual el sindicato recibió dinero durante años por varios motivos: las celebraciones del 1 de mayo –día del Trabajo– y el 18 de marzo –día de la Expropiación Petrolera– fueron los principalmente.

El centro deportivo que construye Estrategia Estructural contará con canchas, albercas y gimnasios, perteneciente a la sección 26 del STPRM; sin embargo, el término de la obra se desconoce y la transparencia es mínima.

Y es que el STPRM es apetitoso para grupos políticos que orbitan alrededor del sindicato, ya que el gobierno de López Obrador asegura que no hay recursos de esta cláusula 251 bis del Contrato Colectivo de Trabajo, sin embargo, ha erogado 109 millones de pesos. Partida aprovechada para darle licitaciones a Estrategia Estructural.

El ayuntamiento de Coatzacoalcos también tiene en su lista de proveedores a Estrategia Estructural. Si bien nada tendría de extraño, su relación con el STPRM es una señal negativa y sinónimo de tráfico de influencias, así como de corrupción y eso es lo que ya comenzó a preocupar a los funcionarios de la cuatroté que ven en Estrategia Estructural un aliado más del sindicato que un proveedor.

Incluso, cuando entregó el Centro Social y Deportivo “Las Ceibas” perteneciente a la Sección 26 del Sindicato Petrolero, encabezada por Carlos Jiménez Hernández, el empresario tomó la palabra como un dirigente más y no como un proveedor.

El acercamiento, ahora, con la cuatroté ya puso en alerta a las fuerzas armadas, ya que son las dependencias que tienen a Álvarez Hoth en su lista de proveedores. Ricardo Aldana, el dirigente del sindicato petrolero no es la persona más cercana a la cuatroté y aún se le ve ligado a un sindicalismo del pasado y que guarda un tufo de movimientos turbios. Por ello es que cualquier trabajo ligado al sindicato se convierte en una mancha en un expediente. Ese riesgo ya lo corrió Álvarez al Hoth tener una vinculación con el sindicato que no termina de dar el paso a la depuración y purga en las áreas donde se han detectado casos de corrupción.