Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 21 de Octubre 2020
UnidadInvestigación
| | |

De Buena Fuente

08 de Abril 2016
Qué funcionario público no se enfrentó a la cámara sin rollo y a la grabadora sin pilas del reportero sin fronteras, José González Pico

Qué funcionario público no se enfrentó a la cámara sin rollo y a la grabadora sin pilas del reportero sin fronteras, José González Pico.

 

Quién no se regocija con alguna anécdota personal o profesional del “Picos” en su larga trayectoria, que lo llevó a vivir en Monclova, Acuña, y Saltillo.

 

Dueño imaginario de bares, líneas de transporte, flotillas de taxis, vive hoy una crisis existencial.

 

Hoy el compañero José se encuentra mal, muy mal de salud, y es cuando periodistas como “Polo” Ramos, demuestran su admirable ánimo solidario, que le llevó a trasladarlo para su atención médica y psicológica, a la “casa del buen samaritano” en Arteaga, Coahuila.

 

Políticos como el presidente de la Fundación Colosio, David Aguillón y el alcalde de Torreón, Miguel Ángel Riquelme ofrecen apoyo sin restricciones al creador de frases como, “qué lástima me dan”.

 

El periodista Alfredo Dávila, propuso una pensión vitalicia para el “Picos”, de modo que le permita vivir en la medianía, pero dignamente.

 

Desde Palacio Rosa salió la indicación al director administrativo René Robles para brindar toda la atención posible y necesaria para su recuperación.

 

Quizás José González, no tuvo la trayectoria del fotógrafo del Heraldo de Saltillo, Gabriel Berumen, pero merece una vejez digna.

 

La enfermedad del “Picos”, despierta la solidaridad de políticos, funcionarios públicos, y periodistas, lo que es un buena noticia en un medio tan poco comunicativo.

 

“En vida, hermano, en vida”, diría el profe Valentín Martínez Huerta.