Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Lunes 25 de Octubre 2021
UnidadInvestigación
| | |

"Como te ves, me vi; el éxodo a la tierra prometida"

Foto: Especial

Foto: Especial

08 de Octubre 2021

LIC. CARLOS GARCÍA VEGA

La inspiración de  músicos, escritores, poetas o pintores, ha sido por siempre un misterio. Para gran parte de la población,  el estímulo creativo del artista, sigue estando idealizado en aquellas musas -deidades griegas hijas de Zeus-, envueltas en túnicas blancas perfumadas de belleza clásica o en   un imaginario éter de vida bohemia desbordada de excesos, pasando por alto de que el arte posee también una permanente búsqueda de respuestas y soluciones, a problemas de nuestra realidad.

El entorno que nos rodea, es testigo callado de abundantes conductas discriminatorias  generadoras de daño y sufrimiento hacia distintos grupos de personas; la búsqueda colectiva de su reducción,  debiera ser un deseo anhelado por todos.  En días pasados abordamos un tema que debiera preocuparnos de manera urgente: la vejez y los problemas que la acompañan.

Mención especial merece, uno de los efectos de esa atroz desatención en la que todos los actores sociales hemos sido cómplices, me refiero claro, a la violencia hacia este grupo de la población.

El maltrato al que son objeto los adultos mayores, se ha convertido paulatinamente en una constante que ni siquiera somos capaces de definir como violencia. Cuando tratamos de materializar el término violencia, lo asociamos generalmente a la fuerza física o a las armas, sin embargo el abandono constituye una de las formas más crueles en que violentamos a las personas.

Con base en datos de la Fundación Bienestar del Adulto Mayor en México, se estima que en nuestro país,  7 de cada 10 adultos mayores, son víctimas de algún tipo de violencia y de ellos solo el 10 porciento denuncian tales atropellos en virtud de vivir prácticamente con su agresor. Por otro lado la carencia de políticas encaminadas a trascender generaciones, ha sido una constante pudiendo ejemplificar algunas de ellas con facilidad, como la falta de infraestructura urbana orientada al tránsito de nuestros adultos mayores, hasta la desincorporación de generaciones completas en regímenes de seguridad social o planteamientos de retiro, jubilación, salud o vivienda popular.

En mi andar como estudiante de artes plásticas, tuve la fortuna de hacer buenos amigos y de conocer personas con un alto juicio crítico social manifestado a través de creaciones artísticas. Mauro Llanas, un joven creador coahuilense originario de Monclova, me hizo recordar justamente ese sentido reflexivo al que nunca debe renunciar un artista. 

Al descubrir que la ayuda al prójimo era un importante estímulo de su propia vida, Mauro se acercó a un asilo de ancianos en el centro de Saltillo, dándose cuenta de las necesidades requeridas, muy lejanas al dinero, por la mayor parte de ellos. Un abrazo, escuchar o sonreír, podía constituirse como un alimento real para el alma. Sin embargo, la mayor sorpresa estaría por llegar. Al realizar un mural en la habitación en la que se sobreponían  quienes repentinamente sufrían algún padecimiento, se le ocurrió realizar retratos al óleo de aquellos adultos mayores con quienes convivía. Se propuso vender sus obras a los familiares de los “abuelitos” cuando éstos fueran a visitarlos.

Lo que sucedió, ya lo anticiparán. La mayor parte de ellos y aun teniendo familia, no eran visitados ni atendidos por ellos nunca. Hoy esos 42 óleos componen una exposición titulada “Como te ves, me vi”, por cierto,  no solo estéticamente bella, sino poéticamente profunda, exponiendo esa violencia pasiva que jamás podremos ver normal. 

Aquellas musas inspiradoras, están presentes y muy cerca de nosotros. Podemos transformar el futuro recordando que “todo mundo” quiere vivir una larga vida, pero “nadie” quiere llegar a viejo.

#MéxicoTieneUnPendienteconlasPersonasMayores