Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 10 de Agosto 2022
UnidadInvestigación
| | |

Coahuila en llamas

José Inocencio Aguirre Willars. Foto: Especial

José Inocencio Aguirre Willars. Foto: Especial

26 de Mayo 2022

JOSÉ INOCENCIO AGUIRRE WILLARS

¡Hola! Muy buenos días, tardes o noches, dependiendo la hora en que me lean. 

Las últimas semanas han sido de mucha angustia para quienes vivimos en Coahuila, particularmente para quienes habitamos en la región sureste del estado. Hasta once incendios forestales han estado activos al mismo tiempo, consumiendo, según cálculos de los expertos, más de 3 mil hectáreas a su paso, el equivalente a 4,700 canchas de fútbol.

Para entender un poco más de este fenómeno, me gustaría compartir con ustedes algunos datos que me parecen interesantes e importantes para poder ser parte de la solución a este terrible problema.

Un incendio forestal es un incendio no planificado que se sale de control y se propaga rápidamente consumiendo todo a su paso. Para que un incendio se genere, se deben de combinar tres factores: calor + oxígeno + combustibles. La ola de calor que vivimos actualmente en la entidad, el viento característico de estas fechas y el combustible generado por matorrales, pastizales y flora en general después de tres años de sequía son la combinación perfecta para provocar un incendio de grandes magnitudes.

Los incendios ocurren por cuatro causas principales: Por accidente (cortos o rupturas de las líneas eléctricas, accidentes de algún vehículo, derrames de materiales, etc.), por negligencia (fogatas, cigarros, basura y quemas no controladas), por causas intencionales (conflictos entre comunidades o particulares), y por causas naturales (rayos o erupciones volcánicas).

Las tres primeras son causadas por los seres humanos y representan al menos 9 de cada 10 incendios generados en este país.

¿Qué sucede en un incendio forestal? Entre otras cosas, destruimos la vegetación y el hábitat de la fauna silvestre, incrementamos el efecto invernadero y disminuimos la producción de oxígeno, se incrementa la erosión de los suelos y se disminuye la retención y filtración del agua, se genera un desequilibrio en las cadenas alimenticias y se pierden miles de vidas animales.

La naturaleza, con millones de años de subsistencia en el planeta es muy sabia, algunos ecosistemas se han adaptado e incluso dependen de los ciclos de incendios naturales, que ocurren cada dos a diez años. Aquí en el sureste de Coahuila existen pinos que se regeneran bien sobre sitios quemados, y se benefician de que el fuego remueva el exceso de hojas y pastizales y se permita así germinar a las semillas de este tipo de árboles, que cuentan con corteza gruesa y aislante. 

El problema ocurre cuando por negligencia, los seres humanos alteramos estos ciclos, incrementando por diez el número de incendios que actualmente se viven. Recuperar nuestros bosques quemados puede llevar más de 50 años.

Pero, ¿qué podemos hacer para evitar estos desastres? Mucho, además, es muy fácil: no tires ni quemes basura, no fumes ni arrojes colillas de cigarros, no limpies terrenos a través de quemas, no prendas fogatas y denuncia a quien lo haga. Y por favor, no permitas que tus hijos, hermanos, amigos o familiares lo hagan.

Porque una vez que inicia el fuego es muy difícil, costoso y peligroso contenerlo. 

A nivel nacional se producen cerca de 7, 800 incendios al año, en Coahuila 77, muy por debajo de los 244 del promedio nacional. Pero a diferencia del resto del país, donde la mayoría de los siniestros afectan a matorrales y pastizales, en nuestro estado afecta a un buen número de bosques.

En México, el Gobierno Federal a través de la Comisión Nacional Forestal, la Conafor, son los responsables de atender estos siniestros. Desafortunadamente, el presidente ha recortado en casi un 40% el presupuesto de esta dependencia, además de haber desaparecido los fondos de atención a desastres naturales como el Fonden. 

En Coahuila, el gobernador ha dicho que no se escatimarán recursos ni personal para atender de manera paralela todos los frentes. Somos el único estado en donde trabaja un avión de combate del tipo DC-10 Air Tanker, además de cuatro helicópteros y cientos de brigadistas de diversas corporaciones como SMA, Conafor, Conanp, Ejército Mexicano, brigadas rurales, PC municipales, Profauna, brigadas municipales y voluntarios.

Sin embargo, lo mejor que podemos hacer, es evitar que esto suceda, y en eso si, todos y todas podemos hacer mucho, hagamos conciencia, cuidemos a nuestra madre naturaleza.

Saludos a todas y a todos y por aquí nos vemos la próxima semana.