Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Jueves 18 de Abril 2024
UnidadInvestigación
| | |

Camino a Valinor

Voces

Voces

15 de Febrero 2024

Reformas de campaña

Por: José Inocencio Aguirre Willars

 

¡Hola! Muy buenos días, tardes o noches, dependiendo la hora en que me lean.

 

El paquete de reformas constitucionales presentado por el presidente López Obrador en febrero de 2024 ha generado amplio debate en México. Sin embargo, a pesar de las promesas de transformación y de lo atractivo que puedan resultar al oído estas propuestas, es importante analizarlas de manera objetiva y, sobre todo, evaluar su viabilidad.

 

Una de las principales críticas hacia este paquete de reformas es la falta de un análisis detallado y fundamentado de los impactos económicos que podrían tener.

 

Porque seamos honestos, a todos nos gusta oír que las pensiones se incrementarán y serán conforme a tu último salario, creo que todos estamos a favor de que se apoye con becas a las personas que se encuentran desfavorecidas por alguna razón, no hay discusión en torno a que se debe mejorar el sistema de procuración de justicia.

 

No, definitivamente el problema no es lo que se propone, el problema está en cómo llevarlo a cabo. Las reformas propuestas tienen profundos tintes populistas y poco sustento técnico. Carecen de estudios de viabilidad financiera y a corto o mediano plazo generarán una burbuja insostenible que terminará por reventar las ya de por si dañadas finanzas públicas.

 

El presidente, nos queda claro, siguen en campaña. Ahí es donde está su fortaleza, ahí es en donde se desenvuelve como pez en el agua y en donde genera su capital político. El presidente ha estado en campaña permanente desde que asumió el poder y desde el púlpito de la mañanera se ha encargado de culpar al pasado, a los neoliberales y conservadores de seguir manejando los intereses ocultos en un país en donde, curiosamente, MORENA es dueño y señor de cada espacio de poder.

 

Las propuestas de reformas no tienen la intención real de ser llevadas a cabo, al final del día eso es lo que menos le importa. Si llegaran a pasar, se envuelve en la gloria de haber sido el transformador que cumple los deseos y necesidades del pueblo, y como le alcanza a seguir en el poder antes de que reviente la burbuja, sale ganando.

 

En caso de que no pasen, que es lo más probable, desde el pulpito del palacio, el presidente se dedicará a hacer ver como los prianistas “traicionaron” al pueblo, de la importancia de tener legisladores afines a la transformación y toda la propaganda acorde a los tiempos electorales que se avecinan, aprovechando por supuesto la investidura presidencial y los recursos públicos, políticos y mediáticos que posee.

 

Insisto, no nos engañemos, las reformas que propone el presidente son el equivalente a proponer en mi casa que vamos a disminuir las jornadas laborales, tendremos menos clases y el domingo se duplicará, podremos tener más vacaciones y salidas los fines de semana.

 

Estoy seguro de que cualquier jefa o jefe de familia que proponga esto sería el más popular y querido del mundo, el padre más obedecido y amado, claro, todo esto mientras no llegue el banco a embargar la casa porque la tarjeta de crédito ya nomás no dio para más. No nos engañemos, no confundamos lo popular con la realidad.

 

Saludos a todas y a todos y por aquí nos vemos la próxima semana.