Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 10 de Agosto 2022
UnidadInvestigación
| | |

ADN filantrópico

Foto: Especial

Foto: Especial

07 de Julio 2022

HUGO DÍAZ AGUILERA

El  día de antier se llevó a cabo la toma de protesta de  la directiva 2022-2023 de la Asociación de Egresados y Amigos del Tec Carbonífera “Don Edilberto Montemayor Galindo” A.C. que tendrá como misión principal continuar con la gestión de becas para los estudiantes de la máxima casa de estudios de la Región Carbonífera que enfrentan dificultades económicas y que corren el riesgo de abandonar sus estudios, pero que llevan calificaciones sobresalientes.

A la copresidencia de la misma llegan dos empresarios muy jóvenes, pero de indiscutible labor altruista y gestión empresarial exitosa:  Mabel Alejandra Rodríguez Gutiérrez y Eduardo Aguirre Jiménez (el Chino Jiménez para los amigos). Tanto el Chino como Mabel saben de la urgente necesidad de que la asociación retome nuevos bríos, de mayor dinamismo, de mayor empuje, pero sobre todo de mayor penetración en lo que concierne a la gestión de las becas.

Han logrado los ahora copresidentes de la asociación integrar un equipo de trabajo muy diverso para sacar adelante el objetivo planteado: Guillermo Cárdenas como tesorero; Gustavo Ortega González, representante en el sur de Estados Unidos; Manuel Dávila Páder, enlace estatal y gestión económica; Quetina Barrera Canizales en Relaciones Públicas y Redes Sociales, Clarisa Rodríguez Fernández, como vocal en gestión social y  Daniel Morales Riojas vicepresidente, entre otros jóvenes entusiastas.

La toma de protesta estuvo a cargo del diputado Jesús Montemayor Garza siendo testigo de honor el Subsecretario de Educación Media y Superior en el estado, el doctor Francisco Osorio Morales ambos presentes a través de la plataforma zoom desde la capital del estado.

La relevancia de este evento radica en la sangre nueva y juventud que tiene este equipo de trabajo. Hace 31 años Don Edilberto Montemayor Galindo, Don Antonio Gutiérrez Garza, Wicho Rodríguez, Rogelio Montemayor, entre otros, atendieron la demanda de muchos jóvenes que no podían formarse con una carrera profesional aquí en la región por cuestiones económicas, por eso se instaló el tecnológico.

A vuelta de tres décadas,  la región ya cuenta con una escuela de nivel superior para quienes desean prepararse profesionalmente, sin embargo se topan con problemas de tipo económico que los obligan, en algunos casos, a dejar los estudios.

Ya no está don Edilberto, ya no está don Toño para resolver ésta  problemática; pero están sus nietos Chuma y Mabel que con la ayuda del Chino Jiménez, Ana Cecilia, Clarissa, Dariela, Dani Morales, Quetina Barrera, Manuel Dávila  entre otros que conforman ahora esta asociación para ayudar a quienes pasan problemas económicos, pero tienen calificaciones sobresalientes y quieren concluir sus estudios profesionales.

Es un equipo de trabajo con ADN filantrópico que con un poco de apoyo por parte de los sectores empresariales y gubernamentales podrán ayudar a cambiarle la vida a más familias en la región carbonífera a través de la educación.