Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Martes 28 de Mayo 2024
UnidadInvestigación
| | |

Familia de ambientalista rechaza versión de muerte accidental

nacional

nacional

15 de Febrero 2020

Por Lucía Calderón

Ocampo, Michoacán, 15 Feb (Notimex).- La familia del ambientalista Homero Gómez González reiteró su rechazo a la versión oficial del gobierno de Michoacán que encabeza Silvano Aureoles Conejo, de que su deceso fue accidental.

“Porque esto que le hicieron no fue un accidente, fue un asesinato que cometieron contra él, aunque el gobierno quiera tapar el sol con un dedo pues no, no se puede, hasta el más tonto sabe que no fue un accidente, que a mi marido lo mataron; no sé por qué causa lo habrán hecho”, expresa enfática Rebeca Valencia González, esposa del defensor de los bosques del Santuario la mariposa Monarca en esta región michoacana.

La viuda, en entrevista con Notimex expresa que tiene la sospecha de que el atacante de su esposo llegó por la espalda, porque él se hubiera defendido, dado que sabía Tae Kwon Do.

“De una forma muy cobarde porque le aseguro que fue por la espalda, ni valor tuvieron para hacerlo de frente”, acusa.

El cadáver del activista “tenía trazas de cianosis por inmersión”, que según Adrián López Solís, fiscal General de Michoacán, le ocasionó la muerte, o sea murió ahogado en una excavación de ocho metros de profundidad, olla de agua artesanal que acostumbran hacer en esta región para contar con líquido para regar, ya que las reservas hídricas están a escasos metros de profundidad.

La Fiscalía confunde

El hermano de Homero, Amado Gómez González, cuestiona la versión oficial porque el día 30 de enero el Fiscal General presentó un informe de que su familiar murió ahogado; al día siguiente esta versión se modificó porque se encontró que el cadáver presentaba un golpe en la cabeza a la altura de la parte posterior de la oreja derecha, lo que le provocó la muerte.

“…Nos vamos a reunir con las autoridades para que nos digan como van las investigaciones”, expuso Amado Gómez porque el cambio de versión del Fiscal General refieren a que la muerte del guardián del Santuario de la mariposa Monarca pudo ser asesinato.

Explicó que organizaciones civiles están apoyando en solicitar la resolución del caso y para ello se sumará Amnistía Internacional, quien entabló comunicación con ellos y les expuso que quieren ayudar a conseguir una investigación profunda.

Rebeca Valencia, lamenta la pérdida de su esposo, quien tenía casi tres décadas dedicadas a la defensa del medio ambiente y a la reforestación del bosque donde hiberna la mariposa Monarca.

Él lo hizo por el bien de todos, no lo hizo por un bien personal, el beneficio era para todos y aún así lo tuvo que pagar con su vida y no entiendo por qué. Qué mal le hace a la gente, qué mal le hace a las personas que le hicieron esto, ¿qué daño les hacía que lo tuvieron que asesinar?”, cuestiona insistente.

El 13 de enero, el también ingeniero agrónomo por la Universidad de Chapingo, asistió a un cierre de feria que se hace en el municipio de Ocampo y estuvo en las carreras de caballos que realizan en El Soldado Anónimo, un ejido perteneciente a este municipio.

A Valencia de Gómez le extraña la insistencia su esposo para que asistiera a la feria por parte de unas personas relacionadas con el gobierno.

“Él asistió a esas carreras en compañía de personas del gobierno el diputado Octavio Ocampo, la regidora Karina, no sé el apellido de la regidora, y otros compañeros que estaban ahí, de ellos mismos que no sé los nombres, bueno hasta la síndica de Ocampo estaba con Homero”.

A ella le extraña que una vez encontrado el cuerpo de su esposo, 16 días de su desaparición el 13 de enero, tanto el diputado Ocampo como la regidora hayan tramitado un amparo para protegerse de las investigaciones que se realizan en cuanto al crimen.

Sospechan de servidores públicos

La viuda detalla que ese día él asistió a las carreras “porque hay personas que dicen que recibió llamadas muy insistentes de que bajara, que ya se le estaba haciendo tarde, que a qué horas iba a bajar”, rememora la mujer.

“Las llamadas eran muy insistentes, entonces él bajó (del santuario), se vio ahí con ellos, estuvo, sí tomando, la gente que lo vio tomar dicen que sí tomó pero no al grado de perderse. La gente comenta que los señores estos con los que andaba se fueron, lo dejaron solo.

“De hecho ellos dicen que todos se fueron a la misma hora, entonces, la curiosidad que tengo, es que si anduviera borracho, nunca deja su tableta y su teléfono. Jamás los hubiera dejado, ese día no andaba muy borracho y no era muy tarde”.

Apunta que tanto la tableta, como el teléfono, los tenía un compañero de la regidora, “aparecieron en sus manos, a él se los quitaron, quisieron dejarlo incomunicado, como dejarlo solo. Para mí que esto ya lo tenían planeado (…) al recibir mi marido un golpe en la cabeza fue por la espalda, no fue de frente, hasta cobardes fueron porque ni siquiera tuvieron el valor de ponerse de frente”, precisa.

Tanto la tableta electrónica como el teléfono celular del ambientalista está en poder del equipo asignado por la Fiscalía General de Michoacán para realizar las investigaciones.

Añade que su esposo era muy discreto, si hubiese tenido algún disgusto con alguien no se lo habría dicho. Gómez González tenía una larga trayectoria de lucha contra los taladores de los montes y había logrado reforestar la zona rural, además de darle forma a la explotación turística de la región para beneficio de las familias de ejidatarios.

“No quiero señalar a nadie, ignoramos quién fue. El día 13 desapareció, lo encontramos 16 días después, lo encontraron en una olla agrícola, supuestamente las causas de la muerte fue por un golpe en la cabeza y por ahogamiento, porque si lo golpearon en la cabeza y lo aventaron ahí, él quedó prácticamente inconsciente y como estaba el pozo tres metros de agua pues él se ahogó”, indica Valencia.

Juan, otro hermano de Homero, también se muestra cauteloso en no señalar a nadie en específico como responsable del deceso de su pariente. Dice que esperarán el resultado de las investigaciones, mientras se le entrevista a un lado de la fosa donde apareció flotando el cadáver del ambientalista.

“Esta zona la peinamos, hicimos brigadas y recorrimos este lugar varias veces”, relata al recordar el trabajo de búsqueda que realizaron en el perímetro donde pudiera haber desaparecido su hermano.

Aquel día, en el que llegaron buzos con la idea de explorar los cuerpos de agua, una mujer que llevaba a pastar a su rebaño descubrió el cuerpo flotando dentro de la fosa. A un lado del sitio los familiares del ambientalista colocaron una cruz y flores.

En el operativo de búsqueda participaron elementos de la Guardia Nacional, perros rastreadores, se usaron drones para ubicarlo por aire y no encontraron ningún cuerpo, por ese pozo pasaron varias veces y no lo vieron, explica la viuda.

Juan Gómez, uno de los nueve hermanos de la víctima, detalla que quienes lo vieron la noche en que desapareció, dicen que no estaba borracho y que ya no estaba tomando alcohol, pues lo vieron tomando un vaso con café.

“Esperamos que pronto pueda haber resultados, ellos andan trabajando”, expuso el familiar de la víctima al señalar que a día siguiente que su hermano no llegó fueron al punto de donde está la fosa con agua y encontraron el carro propiedad de Homero.

Gómez González tenía una larga trayectoria, incluidas movilizaciones y cierres de carreteras junto con los ejidatarios pidiendo mayor protección y apoyo para los bosques.

Pide becas para sus hijos

A Rebeca Valencia viuda de Gómez ahora le preocupa que sus cuatro hijos se quedaron desprotegidos y pide ayuda al gobierno para que le proporcionen becas con las que puedan continuar sus estudios porque el mayor es universitario, una hija estudia la preparatoria y quiere continuar en la Universidad de Chapingo y tiene además dos pequeños que cursan educación básica.

Los sueños de hacer un negocio, un ciber café se quedará suspendido, la muerte de su esposo trunca los planes de tener más ingresos y poder darle mejor vida a la familia.

Hasta ahora ninguna autoridad se ha acercado a prestarle ayuda, la familia de su esposo ha corrido con los gastos funerarios; para ella su futuro y el de sus de sus hijos es incierto.

Dice que su esposo dejó muy unidos a los más de 280 ejidatarios que conforman el equipo que defiende el santuario de la mariposa y que si algún interés ajeno quisiera transformar la región en otra cosa, como la explotación de árboles de aguacates, ellos se opondrán.

-Fin de nota-

 

NTX/