Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Lunes 22 de Abril 2024
UnidadInvestigación
| | |

Violencia arrebató la vida a dos curas coahuilenses

El padre llamado

El padre llamado "Pepelupe" fue asesinado en Baja California. Foto: Especial

08 de Julio 2022

El presbítero José Guadalupe Pérez y Fray Juan Antonio Orozco serán recordados en la jornada de oración por la paz

VÍCTOR BARRÓN / GUADALUPE PÉREZ

El presbítero lagunero José Guadalupe Pérez Rivas Saldaña y el cura monclovense Fray Juan Antonio Orozco Alvarado serán recordados en esta jornada de oración  pues forman parte de la lista de los religiosos asesinados en México

José Guadalupe Rivas Saldaña, asesinato el 19 de mayo de 2022 en Tecate, Baja California, es uno de los religiosos por quienes la Diócesis de Torreón elevará las plegarias en las eucaristías que se celebrarán el domingo 10 de julio, atendiendo al llamado de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), como parte de la Jornada de Oración por la Paz. 

Recién ordenado hace más de 26 años, el padre “Pepelupe” se trasladó a Baja California y cuando le fue arrebatada la vida se desempeñaba como párroco de la Iglesia de San Judas Tadeo en la Arquidiócesis de Tijuana. 

En sus años de servicio a la iglesia católica también estuvo al frente de la Parroquia del Buen Pastor en Tijuana y a partir del 2021 estuvo a cargo de la Casa del Migrante, en ese mismo municipio. 

Tras los lamentables hechos, el arzobispo de Tijuana, Francisco Moreno Barrón, presidió una misa exequial en honor al padre Pepelupe el pasado 26 de mayo en el templo de Nuestra Señora del Sagrado Corazón de la ciudad fronteriza. 

Posteriormente, los restos del sacerdote fueron trasladados a su natal Torreón, donde a principios de junio fue oficiada una misa de cuerpo presente en la sede parroquial de Nuestra Señora de Fátima, comunidad a la que perteneció durante su niñez y juventud. 

La familia del presbítero aún procesa el dolor por la irreparable pérdida y lleva su duelo en un entorno de privacidad.

 

Un monclovense, mártir de la violencia

Recién se cumplió un año del lamentable deceso de Fray Juan Antonio Orozco Alvarado, monclovense que tras ordenarse y al poco de llegar a Jalisco fue una de las víctimas de un enfrentamiento registrado en la Sierra de Santa Lucía en el municipio de Zapopan. 

Este llamado mártir de un hecho violento es uno de los muchos religiosos que han perdido la vida en situaciones similares, el joven Fray Juan Antonio llevaba apenas un año de haberse ordenado cuando le fue arrebatada la vida el 12 de junio de 2021. 

Fray Juan Antonio Orozco tenía apenas un año ordenado como sacerdote. Foto: Especial

La Parroquia Santa Elena de la Cruz a través de su cuenta en la red social Facebook compartió una publicación remembrando este lamentable hecho; señalaron que Fray Juan contaba con 33 años cuando quedó en medio de un enfrentamiento mientras iba en camino a celebrar una misa en la comunidad de Tepehuana de Pajaritos, “era originario de la calle Álamo de la Colonia Héroes del 47 de Monclova y desde niño fue muy apegado a la iglesia San Francisco de Asís en el sector El Pueblo”.

Fray Juan Antonio llevaba seis meses ejerciendo en la Sierra de Santa Lucía.

En el presente mes estarán realizándose algunas misas y oraciones por parte del sector eclesiástico, promoviendo el cese a la violencia, el perdón y recordar a los religiosos caídos en medio de enfrentamientos o conflictos armados. 

A decir de Eduardo Neri, sacerdote de la parroquia de Santiago Apóstol los valores, la fe y la esperanza son los medios que se requiere promover entre la ciudadanía, aseguran que hay mucha gente que le apuesta a una mejor sociedad.