Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Sábado 22 de Junio 2024
UnidadInvestigación
| | |

Sureños en Coahuila, migrantes en su país

No disponible

No disponible

23 de Octubre 2023

Leslie Delgado
Foto: Leslie Delgado

Sureños, oaxaqueños, ser de Chiapas, ser un migrante nacional coloca etiquetas no deseadas a las personas que con solo salir de sus estados de origen sufren discriminación; la Dirección para Promover la Igualdad y Prevenir la Discriminación recibió de 2018 hasta este año, cuatro casos de quejas por parte de migrantes mexicanos sin que se conozca la naturaleza del procedimiento.

En Ramos Arizpe, la vocación industrial atrajo a cientos de migrantes a centros de población en donde persisten estas prácticas, ser considerados como “flojos”, “violentos”, “agresivos”, ser estigmatizados en las escuelas, como en la agresión de un alumno de secundaria hacia su maestra, presumiblemente en respuesta a haber sido discriminado persistentemente.

Según la Encuesta Nacional Sobre Discriminación ENADIS 2022, a nivel nacional más de 3 de cada 10 personas no estarían dispuestas a rentar su casa a una persona extranjera; 4 de cada 10 consideran que las personas indígenas valoran poco el seguir estudiando y son poco trabajadoras; el 30% considera que las personas que vienen de otro lugar rechazan las costumbres de donde llegan y que las personas que vienen de otro lugar generan problemas sociales a donde llegan.

Así, el aumento de oportunidades laborales en la región sureste de Coahuila permite el arribo de cientos de familias provenientes de estados como Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Veracruz o Tabasco. Por la cercanía a la zona industrial, desde hace aproximadamente 10 años, las colonias del poniente de Ramos Arizpe se convirtieron en la “tierra prometida” para las personas que migraron desde el sur de México.

Actualmente la población en Ramos Arizpe es de 122 mil 243 habitantes (51.3 por ciento hombres y 48.7 por ciento mujeres). En comparación a 2010, la población en Ramos Arizpe creció un 62 por ciento.

Según la Situación Demográfica de México la migración interna se caracteriza por ser un flujo urbano-urbano, esto quiere decir que dos terceras partes de los movimientos migratorios se realizan de forma interna, lo que a su vez es causante de la expansión demográfica de algunas ciudades como en el caso de la región sureste de Coahuila.

De acuerdo al Consejo Nacional de Población (Conapo), la migración interna en México ha sido motivo de grandes transformaciones en la distribución geográfica de la población, no sólo por la manera en cómo las personas cambian su lugar de residencia, sino también por los efectos que este movimiento conlleva, debido a los cambios que representa tanto en los lugares de origen como de destino.

Maribel, siete años viviendo en Ramos Arizpe

A 15 minutos del centro de Ramos Arizpe, se encuentra la zona poniente que comprende las colonias Analco I, II, Cactus, El Escorial, Valle Poniente, Villa Sol y Urbivilla. Internado entre cerros, se asoman cientos de viviendas de interés social algunas abandonadas, otras habitadas o incluso invadidas; “si he visto que gente del sur vive aquí, pero es porque vienen a trabajar”, dice una vecina de la calle Ahahulco que ha residido por 20 años en este sector.

Para los pobladores de este territorio, “los sureños” como coloquialmente se refieren a las personas que migran internamente por el país, buscan oportunidades laborales, y contrario a lo que supondrían, no han tenido conflictos con ellos; “los respetamos porque no vemos nada malo vienen a salir adelante como todos”, agrega a su declaración en el exterior de su domicilio mientras de fondo se escucha un “corrido tumbado”.

Recorriendo las calles con algunos baches en el pavimento que dejaron las recientes lluvias que se presentaron en la Región, una mujer camina sobre la avenida Federalismo, de la mano sostiene a su nieto de un año y medio, al preguntarle sobre la situación de los migrantes internos, expresamente responde “yo soy de Chiapas, vivo en Ramos desde hace siete años”.

¿Cómo la ha tratado la gente de Ramos Arizpe?

“Muy bien a pesar de que cuando me vine a vivir a esta colonia había gente que me decía que era una colonia muy mala, que mataban gratis y hasta ahora gracias a Dios no me ha pasado nada. Pero si le haces maldades a la gente pues van a responder como todos”.

Maribel, 42 años dejó atrás su estado natal con sus cuatro hijos, buscando una mejor vida. Ella recuerda que uno de ellos cursaba el tercer grado de secundaria cuando decidió salir de Chiapas; coincidentemente fue inscrito a la escuela número 01 “Rubén Humberto Moreira Flores”, el centro educativo que fue marcado por el ataque hacia una docente.

En su testimonio menciona que el joven tuvo un incidente con uno de sus compañeros el primer día que acudió a clases; “la directora me citó, no sé si todavía sea la misma, y quiso expulsarlo, me dijo que porque mi hijo era agresivo, porque era de Oaxaca lo habían expulsado, yo le respondí que él se vino conmigo porque no tenía porqué quedarse solo”, señaló.

Sin embargo, relata que esa fue la única situación desagradable que vivió durante este tiempo, ella siempre alude a que no se mete con nadie, solo sale de su hogar para ayudarle a sus hijos y a su pareja, “trato de ser buena vecina”, afirmó.

Pocas denuncias por discriminación

Luego que se le solicitara a la Dirección para Promover la Igualdad y Prevenir la Discriminación las quejas que han recibido por parte de connacionales, la dependencia estatal informó que desde el 2018 hasta este 2023 recibieron cuatro casos, sin embargo la titular no especificó la justificación de la denuncia y si hubo una resolución conciliatoria o multaron a quien discriminó a las personas afectadas.

Por su parte, la asociación de Derechos Humanos Integrales en Acción, movimiento que se dedica a trabajar en pro de la igualdad y la no discriminación de las personas en contexto de movilidad y población LGBTIQ+, refirieron que no documentan casos de migrantes internos, es decir, que se trasladan desde su estado de origen a otra entidad. De igual manera La Casa del Migrante, puntualizó que ellos únicamente atienden a extranjeros, por lo que las únicas instancias a las que pueden acudir los residentes que provienen de otros estados de la república es al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) o a la referida institución estatal.

Precisamente la Conapred expone que la discriminación y la pobreza son dos aspectos que generalmente dan la bienvenida a los migrantes internos. El primer caso ocurre porque se maneja el discurso exagerado y no justificado de que la llegada de migrantes a las ciudades genera violencia e inseguridad; el segundo, porque generalmente las personas que se movilizan son de escasos recursos y son doblemente vulnerables a la pobreza urbana que llega a ser más agresiva que la rural. Aunque gracias a las redes sociales los migrantes internos logran soportar los cambios.

Por su parte, el Obispo de Saltillo, monseñor Hilario González sostiene en su discurso que “todos somos migrantes”, por lo que descalifica los actos de discriminación y xenofobia.

“La xenofobia no es buena, pero que sea un rasgo de esta sociedad no me ha tocado experimentarlo que alguien se exprese mal de los foráneos, al contrario, hay esta sensibilidad, si lo vemos con los ojos del caso de los migrantes ha habido una evolución positiva de acogida, protección. Creo que hay una ayuda, e invito a los saltillenses como los norestenses que somos muy receptivos porque todos somos migrantes”, expresó.

Finalmente, de acuerdo al texto “Migración interna reciente de retorno en México”, las variaciones en las tasas de emigración estuvieron más asociadas con variables del mercado de trabajo. La población tendió a emigrar principalmente desde territorios con menor salario relativo, menor tasa de ocupación, menor participación de la industria manufacturera en la estructura ocupacional y mayor desigualdad en la distribución del ingreso. En otras palabras, a menores oportunidades en los mercados locales de trabajo, mayor inclinación para migrar hacia lugares con mejores expectativas laborales.