Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Miércoles 06 de Julio 2022
UnidadInvestigación
| | |

¿Súper papá o normalización de la paternidad?

Foto: Leslie Delgado,Foto: Leslie Delgado

Foto: Leslie Delgado,Foto: Leslie Delgado

17 de Junio 2022

De acuerdo al Inegi, en el país 21.2 millones de hombres dijo ser papá, sin embargo, dichas cifras no reflejan cuántos de ellos se involucran activamente en la crianza de los menores. La ley es clara, la ley no hace esas distinciones, los padres tienen los mismos derechos y obligaciones que las madres. 

LESLIE DELGADO

Culturalmente la figura paterna en las familias se ha visto más como una opción que como una obligación, y es que mientras la responsabilidad total recae en las madres, los papás pueden “eximirse” de esta desde la etapa del embarazo.

Con base al Censo de Vivienda y Población del INEGI, 21.2 millones de hombres de 15 y más años se identificaron como padres de al menos un residente en la vivienda, es decir, 46.9 por ciento del total de hombres de ese grupo de edad.

Entre los padres que residen con alguna hija o hijo, 18.4 millones pertenecen a la Población Económicamente Activa (PEA). De ellos, 97.4 por ciento se encuentran ocupados en alguna actividad económica, mientras que 2.6 por ciento han buscado trabajo. En 2020, 93.5 por ciento de los padres de familia identificados en la vivienda se encuentran casados o en unión libre, 5.9 por ciento declararon haber estado alguna vez unidos, pero en la actualidad están separados, divorciados o viudos; mientras que sólo 0.5 por ciento son padres solteros.

Sin embargo, dichas cifras no reflejan cuántos de esos padres se involucran activamente en la crianza de los menores, algunos expertos señalan que a raíz de la pandemia por Covid-19, la paternidad responsable se incrementó sustancialmente, pero los estigmas sociales y las construcciones de la misma no han permitido que se normalice y sobre todo que equilibren las tareas que se desempeñan en el núcleo familiar sin tener que celebrar el hecho de que únicamente está cumpliendo con el rol que le corresponde.

Si se habla desde la parte legal, no hay una distinción de género como tal, al respecto habló el abogado familiar, Héctor Palafox; “la ley no hace distinciones en cuanto a las obligaciones de papá y mamá, realmente aplica igual, claro que hay ciertas diferencias específicas en cuanto a la biología, por ejemplo el hecho de que los niños en cierta etapa, como la lactancia, por naturaleza corresponde que estén con mamá, fuera de ahí, la ley no hace esas distinciones, los padres tienen los mismos derechos y obligaciones”, subrayó.

En este sentido, enlistó la serie de obligaciones que las personas adquieren al convertirse en padres las cuales son: proporcionar alimentos, entendiéndose que los alimentos van más allá de la comida, vestimenta, recreación, salud, todo aquello que les ayude a los menores a tener un desarrollo integral para su vida.

“A mamá le toca todo el tema de la disciplina, de lunes a viernes tienen que estar llevándolos a la escuela, tienen que encargarse de todas las obligaciones que a veces resultan aburridas y llega el fin de semana se lo lleva el papá hacen actividades recreativas y él es el divertido por eso es muy importante que se pueda entender que las convivencias son derecho de los niños y no de los papás”, indicó. 

Tomando esto como referencia, el abogado puntualizó que el no consolidar un arreglo tras un divorcio, podría tener consecuencias no solo económicas sino afectivas lo cual, desde su opinión, repercute en la vida adulta de los niños.

“Por lo general pasa muchas veces cuando los padres se discuten en juicio la guardia y custodia del menor o las convivencias, muchas veces pasa que como castigo inhiben a los papás de no ver al hijo por que no les dan pensión y eso es un error muy importante porque al hacer eso le quitas el derecho al niño de convivir con él y al papá le estas quitando la carga de hacerse cargo de esa convivencia. Por costumbre se maneja que la mamá tiene la custodia y papá otorga la pensión y tiene convivencias aunque no necesariamente por el simple hecho del género de los papás es un factor decisivo”, expuso. 

Foto: Leslie Delgado

 

Papás más viejos y con mayor escolaridad 

La demografía de los padres mexicanos ha cambiado de manera importante, pues la edad a la hora de paternidad se ha movido más hacia los finales de los 20 y principios de los 30, además de que la escolaridad más común es ahora la secundaria o preparatoria terminada.

Incluso el conferencista Gabriel Magaña, quien ha impartido talleres y conferencias dirigido a padres de familia con el propósito de brindarles herramientas para que puedan ejercer una paternidad sana y una crianza cercana a sus hijos, con base a su experiencia, mencionó que actualmente hay mayor preocupación por parte de los padres de familia por involucrarse en todos los aspectos, sobre todo, menciona por los tiempos que se están viviendo. 

“Hablar de la responsabilidad de los padres la primera cosa sería el cuidado y protección desde que nace el niño, yo como padre soy el responsable de cuidarlo, de protegerlo, alimentarlo, ver el hogar que le voy a proporcionar, la seguridad (…) y también hay que disfrutar a tu hijo, convivir, platicar, etc.”, expresó.

“Existe una preocupación muy grande por los padres de familia por todo lo que se está viendo y sobre todo de acercarse a ellos, saber qué piensan, qué quieren, qué sienten, con quién se juntan, cuáles son sus sueños, qué anhelan y comienzan los padres a involucrarse un poco más, sobre todo a romper un patrón, anteriormente el papá era muy seco, no había esa comunicación y es sumamente importante porque el padre es el líder del hogar, lo que el hijo vea son las actitudes que el hijo va a copiar”, agregó el coach.

 

“Hay un desequilibrio para ejercer la maternidad y paternidad”, Cynthia Moncada activista feminista

Por su parte la activista feminista, Cynthia Moncada contrasta esta versión de que los hombres participan activamente en los roles de un núcleo familiar, donde la estigmatización social permea.

“Hay un desequilibrio para ejercer la maternidad y paternidad” haciendo referencia a que social y culturalmente las mujeres deben de hacerse cargo de sus hijos dejando de lado su profesión.

“Se tendría que normalizar el derecho de decidir de traer un hijo al mundo y asumir las responsabilidades que implica porque biológicamente una mujer cuando decide continuar con su embarazo tiene al producto en su cuerpo entonces no puede desentenderse como puede hacerlo un hombre con mucha más facilidad, es decir, la mujer debería de tener la posibilidad de decidir y poder interrumpir su embarazo, nosotros decimos que los hombres abortan cuando deciden no hacerse responsables de su paternidad”, puntualizó.

“Ya se ha alzado la voz de que las tareas de los cuidados son de todos y no es una ayuda para las mujeres, es responsabilidad de ambos y se tienen que dividir. Este tema que también está muy arraigado de decir que las mujeres tienen por instinto la responsabilidad de los cuidados por el hecho de ser mujeres es una teoría que ya es obsoleta, los padres también pueden cuidar y maternar si usamos ese término, también pueden ejercer el apego con sus hijos y desarrollar una relación estrecha, emocional, pero lo que lo impide son las construcciones sociales, los tabúes y estereotipos que se nos han impuesto por tanto tiempo”, añadió.

Finalmente, la columnista Gabriella Serrato menciona en un artículo que: “el día del padre, es útil para revisar la importancia de generar conciencia en las masculinidades no hegemónicas, en romper los estereotipos que han lastimado tanto a mujeres y a hombres, que repercuten en abrir más aún la brecha de desigualdad. Celebremos el día del padre con el propósito de que sean más hombres los implicados en la crianza de sus hijas e hijos, vivan o no en pareja. Con tiempo de convivencia de calidad, de interés genuino de participar en las actividades que hacen en los diferentes ámbitos en los que se desenvuelven como son académico, de diversiones, de amistades, etc. Es decir una paternidad involucrada”.