Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Sábado 02 de Marzo 2024
UnidadInvestigación
| | |

Santo Cristo de la Capilla: 413 años de fe y devoción

Los caballeros de Cristo son voluntarios encargados del ascenso, traslado y ascenso del Santo Cristo.

Los caballeros de Cristo son voluntarios encargados del ascenso, traslado y ascenso del Santo Cristo.

06 de Agosto 2021

Al “Señor de las Ánimas” se le atribuyen más de 400 mil milagros, además de diversos datos curiosos que lo envuelven en misticismo. 

LESLIE DELGADO

Cada 6 de agosto se venera a la imagen del Santo Cristo de la Capilla, quien este 2021 cumple 413 años de haber llegado solo en el lomo de una mula. A lo largo de 413 años, al “Señor de las Ánimas” se le atribuyen más de 400 mil milagros, además de diversos datos curiosos que lo envuelven en misticismo. 

Según la versión más aceptada, la imagen del Santo Cristo crucificado fue traída a Saltillo en marzo de 1608 por el comerciante Santos Rojo, de la feria de Jalapa, Veracruz, presuntamente para promover la fe cristiana en la nueva colonia, sin embargo, en 2003, cuando se cumplieron cuatro siglos de su arribo se comprobó que su manufactura se realizó con técnicas prehispánicas, así lo ha descrito la profesora y columnista Esperanza Dávila Sota.

El Santo Cristo llegó a Saltillo hace 413 y según la versión más aceptada, la imagen fue traída por el comerciante Santos Rojo, de la feria de Jalapa, Veracruz.

“Muchos años se creyó que la imagen era de las que mandaba a fabricar la Corona para promover su devoción en la América española. La afortunada intervención en 2003 de un especialista restaurador de obras de arte, el maestro René Rangel Torres, para reparar daños en su estructura y su acabado, provocados por las maniobras de la imagen, las condiciones ambientales y su propia antigüedad a punto de cumplir los cuatro siglos, vino a confirmar que el material de su manufactura es pasta de maíz, una técnica prehispánica que sólo era trabajada en México”, expuso en uno de sus textos.

Cabe señalar que, en una pequeña capilla llamada de las ánimas, el Santísimo fue colocado. La devoción al Santo Cristo creció rápidamente por los muchos milagros concedidos a los creyentes, y por los prodigios ocurridos en la primera mitad del siglo 18, cuando, según la tradición, la sagrada imagen sudó en tres ocasiones, su cuerpo se hizo flexible y su carne blanda y tibia, como si estuviera vivo.

La imagen fue trasladada en 1762 a la actual Capilla del Santo Cristo, construida con donaciones particulares y de los mineros de La Iguana, que cedían toda la plata extraída los sábados. En octubre de 1745, contiguo a la Capilla del Santo Cristo, se inició la construcción del templo que sería la catedral.

 

El día que el Santo Cristo fue apedreado

De acuerdo al libro “Saltillo Insólito” escrito por el doctor, Jorge Fuentes Aguirre, el 30 de agosto de 1937 se detectó en el frente de la urna de cristales que protege al Santísimo una abertura de 30 a 40 centímetros en forma circular, e innumerables cuarteaduras y rupturas desde la parte superior a la inferior ocasionadas por una piedra de 365 gramos de peso, la imagen presentó un daño en la rodilla derecha.

Daños
De acuerdo al libro “Saltillo Insólito”, en 1937 el Santo Cristo fue apedreado y la roca dañó la rodilla derecha.

Se dedujo que la piedra que ocasionó el incidente fue arrojada desde la puerta derecha de la Capilla que comunica con la Catedral, quebró el cristal y descarapeló a la imagen, tras el fatídico suceso, Monseñor Jesús María Echavarría dispuso clausurar temporalmente la Capilla para evitar que los curiosos enterados por los rumores comprobaran tal sacrilegio.

 

Una tradición que persiste

Don Víctor Manuel Castillo ha sido caballero de Cristo por más de 50 años, él manifiesta que esta tradición es herencia de su abuelo y su padre, por lo que cada año no ha fallado al descenso, traslado y ascenso del Santísimo.

“Esto ha sido precisamente la herencia misma de muchos que me han antecedido en la parte medular de los que eran voluntarios y que esta agrupación y la misma Catedral se nos ha encomendado, todo tiene que ser entrenado previamente, a mi nunca me ha pasado nada ante la imagen y nunca la he tocado”, expresó.

En este 2021 se le permitió a la feligresía visitar al Señor de las Ánimas, luego que el año pasado la Catedral permaneció cerrada y los devotos no tuvieron la oportunidad de convivir con el Santo Patrono que ha auxiliado a los saltillenses en momentos de desesperación.

“Fue mucha tristeza que el año pasado no se haya podido hacer esto, pero ahora se siente muy hermoso y es muy llenador espiritualmente y le pedimos a nuestro Padre bendito que nos siga ayudando en esta pandemia, que sea su voluntad, en la actualidad hay mucho sacrilegio contra la eucaristía”, dijo la señora María Alvarado.

Por segundo año consecutivo no se hará la tradicional verbena popular alrededor de la Catedral, pero sin duda, la devoción y la adaptación a las plataformas digitales permite que el Santo Cristo siga presente entre los saltillenses.