Capital Coahuila
WWW.CAPITALCOAHUILA.COM.MX
Martes 16 de Abril 2024
UnidadInvestigación
| | |

Olvidan a abuelitos y discapacitados en el Tribunal Superior de Justicia

Foto Especial

Foto Especial

11 de Junio 2019

Saltillo, Coahuila / 11 de Junio de 2019

Por: David González

A casi una semana de que se presentara fallas el elevador ubicado en los juzgados familiares y civiles del Tribunal Superior de Justicia no hay para cuando pueda ser reparado, lo que complica el acceso a los adultos mayores y personas con alguna discapacidad.

De acuerdo con el administrador del edificio, Lucas Salas, el elevador dejó de funcionar el pasado 5 de junio y debido a la antigüedad de la estructura así como la dificultad para conseguir las piezas, no se sabe para cuando volverá a operar en su normalidad.

Este edificio alberga en su planta alta cinco oficinas: el juzgado primero, segundo y tercero Civl, el tercero familiar e informática, en donde se reciben hasta 300 personas diarias que buscan realizar alguna trámite.

Con ello, queda evidenciada la falla en el Poder Judicial hacia la inclusión, pues el único acceso son las escaleras y el elevador que tiene 40 años de historia que incluso fue reciclado para este edificio no tiene para cuando funcionar.

Por otra parte, el encargado de mantenimiento de este inmueble, reconoció que pese a que se hizo la orden de compostura, el proveedor de Monterrey no ha concluido la entrega de la misma pues faltan algunas piezas.

A su vez, Salas explicó que el Poder Judicial tiene ya en licitación una silla de ruedas mecánica que se colocará en las escaleras para que adultos mayores o con alguna discapacidad puedan trasladarse a la segunda planta.

Las reacciones no se hicieron esperar. La abogada Juanita González recriminó la situación al comentar que “no se vale que se tenga sólo un método de acceso a la planta superior de los juzgados, ya que hay gente con discapacidad  que no puede andar en escaleras. Por ejemplo yo, tengo que subir varias veces al día a realizar mis diligencias y ya estoy grande y me cuesta trabajo”.

En tanto, la señora Nora, acompañada por su madre, pidió a los encargados del Poder Judicial el arreglo del elevador. “Batallamos con mucho esfuerzo el poder subir, por lo que pedimos que lo arreglen porque no todos tenemos saludables las piernas”, indicó.